Las puertas de Benalup-Casas Viejas. 48. Puerta de la familia de Manuel Sánchez Sánchez

Fotografía Isabel Mateos y Andrés Barberán
La puerta de una casa es el elemento más significativo de su fachada. Se trata de «escribir en el espacio» la separación entre el ámbito público y el ámbito privado. La casa de la familia Sánchez, en el lado occidental de la plaza de la Alameda es una de las más monumentales del pueblo, sobre todo, si atendemos a la fachada.
Sobre el origen de esta casa podemos leer en el acta capitular el 16-5-73en plena Primera República. Dice así: “ Leída una instancia de Juan Viva, vecino de esta Ciudad y con residencia en la Aldea de Casas Viejas en que manifiesta que deseando labrar una casa solicita del Ayuntamiento se le concedan veinte metros de terreno contiguo a la Plaza de dicha Aldea …que tendrá una superficie de ciento cuarenta metros cuadrados y limita por norte con el camino viejo que conduce a esta Ciudad, por Sur con la Plaza y por Este con vereda pública y por Oeste también con vereda pública, y es de dictamen concederle a Juan Vivas con las condiciones que ha de dejar libre el conducto de agua que va a los Molinos; que ha de dejar de latitud al camino viejo seis metros y que la edificación ha de ser de tejas por ser unos de los sitios más frecuentados de dicha aldea. El Ayuntamiento considerando este terreno como sobrante de la vía pública y lo útil y decoroso que para el fomento de la población de la repetida aldea son estas construcciones acordó conceder al Juan Viva Pizarro el terreno mencionado con las condiciones expuestas por el Don Eduardo Romero y expandir certificación de este acuerdo al interesado para que de origen a la titulación de la finca que va a librar y que proceda a inscribirla en el Registro de la propiedad”. 



Posteriormente fue vendida al propietario más improtante de la época; Antonio Vela Pérez Blanco que se la donó a uno de sus hijos; José Vela Morales. En 1917 hay una protesta de los vecinos porque la familia se había apropiado indebidamente de la calle que comunicaba la Alameda directamente con la calle Fuentes, integrándola en su propiedad. Dice un  acta capitular de 5-2-1917: "Dada cuenta una solicitud de los vecinos de la Aldea de Casas Viejas para el Ayuntamiento resuelva sobre si son de dominio público unas pecheras abiertas hace más de cuarenta años y que don Antonio Vela Pérez-Blanco, había dejado dentro de su propiedad al cercar ésta". 


Durante los sucesos del 33 tuvo esta casa cierto protagonismo, su propietario y su familia se parapetaron en ella. Incluso hubo campesinos que afirmaron que en la madrugada del once José Vela Morales disparó desde el balcón. Después de estos hechos la tensión social existente le empujó a marcharse a Cádiz y le vendió la casa a los dos mismo que  les había vendido la fábrica de la luz anteriormente; D. Manuel Sánchez Sánchez y Juan Pérez Blanco. Ambos la partieron. El primero se quedo con el ala izquierda y continua siendo propiedad de los herederos, el segundo el ala derecha y la esquina Rafael Bernal hoy en propiedad de un empresario sevillano, tras un intento fallido de hotel rural. En la actualidad es propiedad de Ana Sánchez Guerra el ala izquierda donde está la puerta que comentamos. A principios de los setenta sufrió una gran reforma, y supuso el primer trabajo de Javier Cózar de la Flor como arquitecto.



Esta puerta de entrada cuenta con un dintel, molduras de mortero bastardo, tímpano y ménsula. Las dos hojas de madera, de color marrón, están construidas a partir de tres cuarterones; en el centro del superior, dos elegantes aldabas completan el conjunto. El carácter simbólico se impone al funcional. En la actualidad, los dueños ocupan la casa ocasionalmente, pero presenta un excelente estado de conservación. La casa número 1 de la plaza Nuestra Señora del Socorro se merece este estado de conservación, aunque haya perdido la centralidad de antaño.

Plaza Nuestra Señora del Socorro, 1

Comentarios

Entradas más vistas

Vídeo sobre la Segregación de B-CV

Casas Viejas y yo. UNA CRÓNICA BREVE DE DIECINUEVE AÑOS EN CASAS VIEJAS. 8. Por Juan Moncayo

En la pizzería La Fontana

La ley de términos municipales

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito público. Los niños. La calle y los juegos.

Patrimonio cultural familiar de B-CV. La caza. El Furtivismo y Francisco Aragón. 26