La educación en el siglo XX en B/CV.2

La escuela había sido siempre un lugar para hombres, la incorporación de la la mujer española al sistema educativo se produce a principios del siglo XX y supone el primer eslabón de las conquistas femeninas necesarias para que adquiera dignidad como persona, ya que posibilita pasar de sujeto pasivo a sujeto activo, conquistar mayores cotas de libertad, autonomía y dignidad, acceder al mundo laboral retribuido y dar un gran paso hacia la emancipación femenina. A mitad del siglo XIX la ley establece que todas las niñas deben acudir a la escuela primaria, pero ya sabemos la distancia que había entre la España oficial y real, y más si cabe en poblaciones como Casas Viejas.
" Si bien durante el primer tercio del siglo XX y, particularmente, durante la II República la educación femenina experimenta un avance notable, el franquismo supuso una inflexión hasta que la Ley de Educación de 1970 y la posterior legislación educativa de la España democrática implantan la escuela mixta y la igualdad formal de oportunidades entre los sexos".
(Mª Cruz del Amo).
Creada las dos escuelas de niños en Casas Viejas, la de niñas seguiría siendo particular como nos lo demuestra un acta de 5-3-1932 “Se acordó aumentar en quince pesetas la subvención concedida a Doña María Alcantara Olmedo, Maestra particular de la escuela de niñas de la Aldea de Casas Viejas”. Estas escuelas particulares de párvulos femeninas va a ser propiedad durante los años treinta y cuarenta de la familia Alcantara, de las hijas del herrero Antonio Alcantara, gestor de José Cantalejo y una de las personas más influyentes del pueblo por su poder económico y político. El 2-12-1941 Carmen Alcantara solicita al Ayuntamiento de Medina que le siga subvencionando la escuela particular de párvulos femenina igual que lo hacía con su hermana Amparo fallecida el mes de septiembre. Este tipo de escuelas para niñas entronca con la tradición de las "amigas" que pronto se conocerían en la zona como las "migas". En ellas las mujeres de las clase populares no reciben más instrucción que la que puedan alcanzar aprendiendo a hacer calceta o rezar. Durante el franquismo se establecen dos escuela para las niñas y estas "migas" evolucionan a escuelas de párvulos, parecidas a las guarderías actuales, para que los niños no estuvieran todo el día en medio de la calle. La mujer los hacía cantar, contaba cuentos y debían llevar una pizarra, un pizarrín y un trapo atado al marco de la pizarra para borrar
. En las que incluyen ya tanto niños como niñas. Ejemplo de ellas es la "miga" de Mercedes Lara o la de Pilar Sánchez .

Comentarios

Entradas más vistas

Vídeo sobre la Segregación de B-CV

Casas Viejas y yo. UNA CRÓNICA BREVE DE DIECINUEVE AÑOS EN CASAS VIEJAS. 8. Por Juan Moncayo

En la pizzería La Fontana

La ley de términos municipales

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito público. Los niños. La calle y los juegos.

Patrimonio cultural familiar de B-CV. La caza. El Furtivismo y Francisco Aragón. 26