El origen de las palabras. El carácter. 10

En torno a la palabra carácter hay una vieja polémica sobre la formación de las personas a lo largo de la vida. Sabemos que el niño llora intuitivamente al nacer y posteriormente aprende hablar. A lo largo de su vida; ¿se hace, es cultural o es genética y se hereda? Un viejo chiste dice que si el niño se parece al padre es genética, si lo hace al padre es medioambiente. Como otras muchas polémicas esta disputa política enfrenta dos posiciones ideológicas distintas. Creo que casi todos tenemos clara la famosa gama cromática de grises, diferimos en la paleta concreta. 

La palabra carácter viene del “Kharakter” griego que denomina el hierro para marcar el ganado. Me gusta esa metáfora que produce la marca marcada al hierro incandescente sobre el becerro. Dice Enrique Carabaza: “Durante el herradero del ganado bravo se emplean diversos hierros: La marca de la ganadería y ocho hierros, con otros tantos números desde el cero al nueve. No existe un hierro para el seis, que es un nueve invertido, ni para el ocho, que se hace empleando dos veces el número tres. Los hierros de marcar se mantienen al rojo vivo, en una candela hecha con leña y con boñiga de vaca (heces fecales secas) que tiene un gran poder calorífico. Cuando se hierra al becerro, se aprovecha para someterlo a tratamientos antiparasitarios. También se le manipula la parte terminal de la cola, el borlón, para que le crezca más, hasta que roce el suelo”.

 Con la aparición del Renacimiento y la imprenta tomo el nombre de cada una de las letras y signos que servía para escribir. Más tarde la RAE lo extendió al “Conjunto de calidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad que los distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás”.

Ha perdido su carácter colectivo y de esfuerzo y lo está tomando el cualitativo y el individual. Los herraderos por ejemplo han perdido el sudor, el ajetreo y el esfuerzo necesario y se pone más la atención en otras cuestiones estilísticas de los productos. No obstante, hay señas de identidad, de carácter que se forman durante mucho tiempo y crean la idiosincrasia de un pueblo. Benalup-Casas Viejas es uno que se formó luchando por la senda de la libertad, por una serie de migrantes que iban y venían, de sopacas, de trabajadores temporales, de oficios tradicionales que nos han marcado a fuego las miserables condiciones de vida que le tocaron vivir.

De todas las acepciones actuales de la palabra que más me agrada es la que aúna el carácter fuerte con la resiliencia. Se trata de juntar personalidades fuertes y resistentes ante la adversidad, con propósitos y firmes claros pero a su vez demostrando unas grandes cotas de sensibilidad. En este pueblo tenemos todas las mimbres para que este coctel se pueda hacer necesarios en este pueblo. En unas condiciones tan complicadas como las que estamos relatando, nuestros antepasados aguantaron carros y carretas, ya se sabe aquello que decían que “lo que hace falta es que Dios no nos manden lo que no somos capaces de aguantar”. Dentro de menos de un año vamos a celebrar el 200 aniversario del primer proyecto estable de creación de pueblo estable de ente administrativo. El carbón sometido a grandes presiones es capaz de crear diamante.


Comentarios

Entradas más vistas

Hasta que no encuentre el jato, los huevos te ato, Pilato.

Leer y viajar: antídoto contra el fatalismo. Tradiciones y leyendas. Sacra basílica del Palmar de Troya. 6

El origen de las palabras. Cementerio.- 11

Casas Viejas en la hemoroteca digital de la Biblioteca Nacional.Las elecciones de febrero de 1936

UNIDADES DIDÁCTICAS. Casas Viejas. La lucha por la libertad y la verdad. 17. El círculo mediático

Gracias