Casas Viejas nació pero no nació en 1821. La lucha por la tierra, siempre la tierra. Y 9

Foto Campúa 1933
Es muy difícil y complejo buscar una fecha concreta que determine la fundación de Casas Viejas. Cuando yo llegué al pueblo en el año 1992 un compañero de Historia me dijo que este pueblo era muy joven, que no tenía nada, que se había formado a principios del siglo XIX. Me quede algo perplejo. Luego Juan Pedro Aguilera me dijo que en este pueblo era más lo que se desconocía que lo que se sabía sobre su historia. Efectivamente.
Esta demostrado poblamiento en la zona desde la prehistoria, de hecho tiene de los yacimientos arqueológicos más importantes de España, lo que ocurre es que gran parte está sin estudiar (Manolo Casas ha descubierto uno interesantísimo). Lo mismo que ocurre con las huellas romanas, musulmanas o cristianas hasta el siglo XIX. Hay una creencia falsa extendida sobre la significación del topónimo de Casas Viejas. Ese nombre no proviene "de la gran cantidad de chozas de campesinos que albergó y caracterizó la población". Hoy sabemos que antes de chozas hubo unas casas viejas.  Las primeras referencias escritas son de 1555, donde se habla del "sitio de Casas Viejas" para referirse a la existencia de una ermita y una venta en la Cañada Real que iba desde Medina a Algeciras. En la explanada una ermita, que luego se convertiría en iglesia, debajo de la cuesta, lo que hoy es la calle San Elías una Venta. La primera noticia de esta venta es de 24 años después que la de la ermita. También la encontramos en Martínez y Delgado. 



Son diversos los topónimos que se utilizan para nombrar a las entidades menores de población, aquellas que no tienen la entidad de un pueblo o aldeas, entre ellas habría que citar el hornillo (lugar donde hay hornos de pan), el lugar, el sitio, el pago, el caserío o las casas. Este último es el que más éxito tuvo en el caso que nos ocupa. El conjunto de casas que había en este lugar fueron bautizadas popularmente como viejas y la denominación tuvo tanto éxito que ha llegado hasta la actualidad. Las chozas como habitáculo con cierto carácter provisional empieza a aparecer en la primera mitad del siglo XIX en torno a lo que hoy es la calle Alta y cuyas estructura laberíntica de las calles, formando callejones y calles estrechas, sin salida denota esta huella. 



En pleno paso del Antiguo al Nuevo Régimen, en el trienio liberal, la Diputación presenta un proyecto para la creación de una población estable e independiente en junio de 1821 que dos meses después es aprobado por el gobierno de la nación. El intento de darle forma administrativa a una población que ya vivía allí coincide con la creación de una propia conciencia e identidad como pueblo. Como escribió Antonio Morillo “NO nació, pero nació en la conciencia de sus moradores…no nació, pero nació”. Este "preludio independentista" se va a encontrar con la oposición frontal del Ayuntamiento de Medina, que por un lado defiende los intereses de los grandes propietarios ganaderos que arrendaban las tierras de propios y por otro se opone a perder parte de su término municipal. El problema siempre fue el término, en 1821, en 1991 y ahora. 


El intento de los liberales ilustrados de crear en el sitio de Casas Viejas una población estable e independiente no se hace realidad por la oposición asidonense, pero la constante que se inicia en el trienio liberal continua hasta la actualidad. Como dice Antonio Luís Rodríguez Cabañas: “... la creación del pueblo se realizó en base a incontrolados asentamientos perdurados en el tiempo, debido con toda seguridad a los obstáculos puestos a una fundación organizada de la población, como pretendían ciertas instituciones”. Durante todo el siglo XIX son constantes las quejas de los pobladores de Casas Viejas y de las instituciones provinciales y nacionales sobre la marginación y el estado deplorable de infraestructuras y equipamientos de "la aldea". Este descontento siempre iba acompañado de una reclamación de independencia de una forma u otra. Ello continua durante la Restauración en el siglo XX, se hace más evidente en la II República, se soslaya en el franquismo y en la transición, en 1991, se consigue la segregación de Medina Sidonia, aquello que se inicio en junio de 1821. Aunque no con el término municipal que los benalupenses-casaviejeños consideran natural y justo.


Los avances y la intensificación en la lucha por la independencia se producen en momentos progresistas de la historia de España, como el Trienio Liberal de Fernando VII, el sexenio revolucionario, la Segunda República o la transición. Y los retrocesos en los momentos más retrógrados como el resto del periodo de Fernando VII, la Restauración o el franquismo. Pero esta lucha por la independencia política que tiene un momento álgido en agosto de 1821 hay que relacionarla para comprenderla con la pelea en la zona entre los usos ganaderos y agrícolas.

Comentarios

Entradas más vistas

Casas Viejas y yo. Volver, siempre volver. Por Rafael Castaño Rendón

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. Las actividades económicas. La ganadería. 13

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. Los recursos naturales.La artesanía. 11

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. Las actividades económicas. La agricultura. 12

Casas Viejas y yo. Mi encuentro con Benalup-Casas Viejas. Hanife y Yüksel

Rutasbenalup.es

La ley de términos municipales