Patrimonio cultural familiar de B-CV. La caza. El Furtivismo y Francisco Aragón. 26

Las fotos son de Mintz, salvo la inferior derecha

Al igual que ha habido en la historia de Benalup-Casas Viejas una gran conflictividad laboral motivada por la estructura latifundista clásica y tradicional de la propiedad de la tierra, ha existido una gran conflictividad en torno a la caza. El furtivo es un personaje típico de la zona. Para que haya furtivos tiene que haber una gran oferta y una demanda desigualmente repartida. La caza siempre ha sido muy importante en esta zona porque la han practicado grandes personalidades para satisfacer sus instintos deportivos o/y militares y por el pueblo llano para atender  sus necesidades básicas de alimentación.

Para entender el origen del furtivismo y la lucha en torno al derecho a caza recurriremos a lo que decía Luis Berenguer en boca de Juan Lobón “La ley nueva la pusieron contra nosotros, los cazadores. Por eso tenemos que cazar sin ley, porque la ley es mala”. Efectivamente, en esta zona predominaban las tierras comunales en las que uno de los principales aprovechamientos para las gentes que las habitaba era la caza. Esta se convierte en ilegal o furtivismo cuando en el siglo XIX la propiedad se hace privada con la desamortización. Por eso los conflictos en torno al furtivismo hay que contextualizarlo en una zona donde arrasaba el latifundismo clásico.


Un ejemplo típico de esta práctica lo vemos en el trabajo que realizaron Francisco Javier Sena Aragón, Nuria Aguilera Candón, Erika Ramirez Montes de Oca, Mónica Román Jiménez.
FRANCISCO ARAGÓN
“Francisco salía por la mañana en su movilete a poner los lazos al ``Monte Bajo´´, al día siguiente iba a recoger los lazos, cuándo un guarda de la zona lo vio y aviso a la Guardia Civil de Alcalá de los Gazules, cuando Francisco se dirigía a su moto le esperaba allí la Guardia Civil, esta le pidió la documentación personal y le preguntaron que hacía en la zona, a lo que él respondió que estaba quitando los lazos del día anterior. La Guardia Civil precedió a requisarle los tres conejos que había cazado para alimentar a su familia, le dieron una citación para que se presentara en el Cuartel de Casas Viejas. Francisco fue llamado a declarar a Medina Sidonia. Le impusieron una multa de 30 pesetas, la cual pagó en el acto. Fue la única vez que lo pillaron practicando la caza furtiva, también se dedicaba de manera ilegal a cazar zorzales con su compadre ``Chisparrita´´ en los alrededores de Valle Hermoso y la Caña del Valle donde no era coto privado, esto lo hacía en noches de lluvia y viento como nos ha contado Francisco iban con su luz carburo y un palo con una tablilla para golpear y matar al zorzal. Se llevaban cazando hasta las 2 o las 3 de la mañana y volvían a sus casas y con la ayuda de su mujer y su hija lo pelaban y lo llevaban a Casas-Viejas para venderlos. La caza furtiva era una forma de caza para sobrevivir única de los pobres, especialmente durante los tiempos en donde cazar era un privilegio reservado a los dueños de la tierra. Los animales pequeños típicamente cazado por los pobres, eran conejos o pajaritos como bien nos cuenta Francisco Aragón  usando lazos, tablillas y trampas.  La caza furtiva ha sido vista como un acto de defender los derechos del pobre y no como un problema con el ecosistema”. 

Comentarios

Entradas más vistas

Los olores de la infancia

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana.Las migraciones. 8

Casas Viejas y yo. Agradecida. Por Morgane Huget

La ley de términos municipales

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana. El día a día dentro de las casas. 4

Casa Rural Hugana y la puerta natural del parque de los Alcornocales

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana. De las chozas al piso. 3

Casas Viejas en 1782. Y 3