Raíces y alas. El documental Casas Viejas 1933

Una vez me dijo mi Ángel de la guarda que en este blog tenía que escribir lo que quisiera, lo que me apeteciera, lo que tuviera que decir, lo que me pidiera el cuerpo... Y hoy quiero, me apetece, tengo que decir  y me pide el cuerpo escribir sobre el estreno ayer del documental de Toma 2 de Casas Viejas 1933.
Lo primero que se me viene a la mente es que José Monroy Romero, el secretario general del sindicato de oficios de Los Invencibles de Casas Viejas estaba totalmente en contra de la declaración del comunismo libertario para el 11 de enero de 1933. Sin embargo, coordino y lidero el movimiento, porque la mayoría de sus compañeros así lo habían decidido. 


Estaba claro que la cuestión colectiva estaba por encima de lo individual. La mentalidad americana nos está imponiendo muchas cosas (el ejemplo que puso ayuer Pepelu sobre las mascotas y la perdida de libertad es buenísimo) y entre ellas ese culto al individualismo. 


Yo creo que está muy claro que el proceso de recuperación de la memoria de este pueblo en el que este documental representa un hito significativo ha sido, es y será una cuestión coral, grupal y colectiva. Entrar en el individualismo es caer en una trampa en la que de nuevo saldremos perdiendo todos.


Son muchas los elogios y las felicitaciones que he escuchado y leído sobre el documental, pero hay algunos de los familiares de las víctimas que son especialmente significativos. 


Este mundo es muy complicado, todavía hay muchas reticencias (José Luis Hernández no ha conseguido que participaran todos los familiares que él quería), han sufrido mucho y en parte es lógica la desconfianza y el recelo que demuestran. 


Por ello que expresen especificamente la alegría y la satisfacción que les produce este documental me parece un hecho digno de destacar y celebrar. Durante mucho tiempo la represión a la que fueron sometidas las familias de las víctimas consiguieron esa división entre ellas, esa desconfianza, ese recelo y rechazo a todo a lo que se acercaba a este mundo. Este documental es otro hito más en ese proceso paulatino colectivo de derrumbamiento de muros.



En tercer lugar os quiero contar que han sido tres veces las que ayer se visionó el documental superando las 900 personas las que lo vieron. Especial importancia tuvo para mí la de la mañana donde más de 300 alumnos del IES Casas Viejas de 15 a 18 años llenaron el hemiciclo. 


Estábamos bastantes profesores, y a todos, (especialmente a los curtidos en estos eventos) nos sorprendió el silencio sepulcral en el que transcurrió la sesión, hasta tal punto que todos y cada uno de los profesores que tuvimos en el acto comentamos el hecho con nuestros compañeros. La potestad es una cuestión y la autoridad es otra. Si  este grupo de adolescente están en una actitud tan positiva, si atienden el desarrollo del documental de una forma tan intensiva, si muestran tanto interés en lo que se narra allí es porque no es nada forzado y es algo suyo, algo que no quieren perder, algo que consideran digno de conocer. 


Dicen que más vale una imagen que mil palabras y en este caso yo creo que este documental les va a servir más que un millón de ellas. En lo sucesivo, muchas veces cuando se encuentren fueran del pueblo y digan que son de Casas Viejas le preguntaran por los sucesos, en su respuesta inconscientemente participará el documental de ayer. Lo de ayer fue un verdadero ejercicio de sembrar raíces y poner alas y ellos eran totalmente consciente de eso, por ello se lo tomaron tan a pecho.  La verdad es que me llegó al alma y me acordé de mis "queridos" Jerome Mintz, Pepe Pareja, Andrés Candón (ya no es anónimo), Pepe Pilar, José Monroy, Juan Moreno... y tantos que tanto sufrieron y soportaron para que esta historia no se perdiera en el olvido. 


Se me ocurre mandarles un mensaje en el que diga: "No hemos perdido del todo. Seguimos en la lucha, compañeros, somos invencibles. Sabemos que el mal está en la raíz"

Comentarios

Entradas más vistas

Hasta que no encuentre el jato, los huevos te ato, Pilato.

Casas Viejas en el festival de cine de Málaga

Intervención con motivo de la concesión de la medalla honorífica de Benalup- Casas Viejas. José González Benítez. 3

Discursos institucionales medalla honorófica 2020. Por un pueblo mejor. José Luis Pérez Ruiz. 2

Discurso de aceptación de la medalla. EL BUCLE DEL TIEMPO. Salustiano Gutiérrez Baena. Y 4

Federación de Comunidades de Campesinos de la provincia de Cádiz

Siempre sirviendo