Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. La familia Fernández Domínguez. 11



En base al trabajo de Iván Basallote vamos a ver el caso de la familia Fernández Domínguez. Como se sabe el pueblo nació en el siglo XIX cuando la propiedad de la tierra dejó de estar amortizada y pasó a capitalista. Los grandes latifundios clásicos que aparecieron y la sustracción de las tierras comunales a los antiguos campesinos provocaron que los jornaleros vivieran muy mal, que el atraso económico fuera muy importante, así como la inestabilidad social y política. Fueron muchos los intentos de solucionar este problema, el primero  una especie de cooperativa socialista en el Torno de la Madera, en Cucarrete. Suárez Orellana fue su impulsor en 1932.  Pese a la oposición de Eduardo Butrón, alcalde radical asidonense se consolidó trabajosamente y los colonos se convertirán en propietarios de estas antiguas parcelas comunales que forman parte de un abrevadero, previo pago de la tasación oficial correspondiente. Dice así un escrito del alcalde de Medina al pedáneo de Benalup: “Comunique se presente en este Ayuntamiento con toda urgencia para notificarles las adjudicaciones del Torno de la Madera a Dª Josefa Aragón García, D. Antonio Navarro Melero, D. Francisco Rocha Cañestro, D. Manuel Fernández Gutiérrez y D. Antonio Barberán Jiménez, debiendo venir previstos de su importe para hacer el ingreso correspondiente”. ¿Qué había ocurrido para llegar a esta entente cordial? “Con fecha 9 de Octubre de 1942 esta Dirección General de Ganadería ha acordado lo siguiente: “Aprobado el Proyecto de Clasificación de las Vías Pecuarias del término Municipal de Medina Sidonia. La Dirección General de Ganadería por orden de 19 de junio dispuso se procediera al deslinde, parcelación y valoración de las Vías pecuarias tituladas Descansadero-Abrevadero de Espartinas o Torno de la Madera, clasificada y aprobada como innecesaria y la Colada de Espartinas al Torno de la Madera, clasificada como Necesaria con sobrante enajenable"


A los cinco colonos se les concedió lo que pedían :” Declarar el derecho preferente para adquirí las parcelas que solicitan en el precio de tasación”. A los grandes propietarios el resto de lo que pedían, mucho más terreno, aquello calificado como “sobrante enajenable”. De esta forma se usurpa suelo público, de vías pecuarias y se convierte en privado. El torno de la Madera es un ejemplo de ese proceso de apropiación de propiedad comunal que en estas tierras es más tardío que en el resto de España.  En los años sesenta estos cinco colonos fueron vendiendo sus tierras a la empresa de las Lomas, el último que lo hizo fue Manolín el del Torno. La expansión de las dos grandes fincas próxima impedía la explotación ganadera del entorno y  los cambios producidos por la crisis de la agricultura tradicional fomentaban el éxodo rural al mundo urbano. Así terminaba la historia de aquel descansadero abrevadero de ganado de Espartinas o Torno de Madera que fue ocupado durante la segunda república por jornaleros sin tierra mediante la instalación de una choza y que después de muchos trámites legales (incluido un día de cárcel) consiguieron su legalización en 1942, al mismo tiempo que los grandes propietarios vecinos también usurpaban una gran cantidad de tierras de la colada.



Fueron cinco los primitivos colonos;  Josefa Aragón García,  Antonio Navarro Melero,  Francisco Rocha Cañestro, Manuel Fernández Gutiérrez y Antonio Barberán Jiménez. Su biznieto dice: “Manuel Fernández Gutiérrez (Manolín el del Torno), se vino con su esposa Ramona Rodríguez Estudillo a trabajar y cultivar unas tierras que el estado había dado… Mi abuelo cultivaba esas tierras con sus hijos y venía con un burro a vender las hortalizas y frutas al pueblo, luego más tarde le puso a la hija Sebastiana un puesto de fruta en la antigua Plaza de Abastos del pueblo. El que más tiempo estuvo en el torno fue mi abuelo José Fernández Rodríguez por ser el más pequeño y sus padres más mayores se vinieron a vivir a Benalup, donde mi abuelo (Pepito Manolín) primero hizo la mili en Madrie y luego emigró a trabajar a Alemania donde trabajó haciendo túneles para el metro. Luego volvió y se casó con mi abuela Francisca Domínguez Martínez". En las fotografías Manolín el del Torno, su hijo “Pepito Manolín”, en la construcción y Alemania y una boda familiar en lo del bar Ricardo.


Comentarios

Entradas más vistas

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito privado. En la puerta de las casas. 13

Remodelación en el Monasterio del Cuervo. 1

Carta abierta a la Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito privado. Las corraletas y las parras

Los lugares emblemáticos de Jerome Mintz. El ámbito privado. Tareas de mujeres

Homenaje a Miguel Sánchez en la casa del pueblo hoy a las 13,00 h.

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito público. La calle San Elías.

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. Pedro Moya Paredes. 10

La restitución del monolito de los sucesos a la Alameda