¿Qué hace un concierto así, en un lugar cómo este?

Son muchos los carteles que aparecen en el Facebook anunciando algún evento musical en Benalup-Casas Viejas. Para la gran mayoría de usuarios pasan desapercibidos. Hoy quiero llamar la atención sobre uno que se celebra esta noche en el café pub Tato denominado Noche de Blues. Desde Shangai hasta Casas Viejas. La primera pregunta que me aborda es ¿qué hace un concierto como este en un pueblo como Benalup-Casas Viejas?
Y me viene a la memoria una anécdota que si no contesta a la pregunta al menos la contextualiza. Una noche de los años setenta estaban Alfonso Vela, Tato, y Antonio Fernández, Nono, escuchando en el bar del primero un disco que  su amigo Patalo les había facilitado. Era Charles Mingus y el tema se llama There o four chades blues. En un momento determinado entró Jerome Mintz tan curioso e inquieto como siempre,  quedándose de piedra al comprobar que en el Benalup de Sidonia de las chozas y de las chumberas se escuchaba una música como el blues que tanto le gustaba.


La segunda parte del cartel está compuesta por un collage donde aparecen los músicos que actúan está noche. En los flancos Tato Vela y Balbino Barberán, dos de los mejores músicos de la localidad, de la amplia lista que hay. Ambos están dedicados a la música y a ambos les sostiene una amplia tradición familiar en la materia. En el centro Tito Alcedo y Booguie Boy. Tito Alcedo es un guitarrista de jazz y flamenco nacido en Barbate que da conciertos en todo el mundo y entre otras muchas colaboraciones participó en la banda sonora de La mala educación de Pedro Almodovar. Posiblemente se explica que un artista de la talla internacional de Tito Alcedo participe en un evento como este, en la legendaria amistad que tiene con Alfonso Vela, el dueño y alma, con permiso de Loli,  del local. Pero el gran artista invitado es Booguie Boy, como aparece arriba y abajo del collage. Booguie Boy es un músico judío de nacionalidad belga de fama internacional. Pertenece a la estirpe de judíos que se han dedicado a la música como Leonard Cohen, Loud Reed, Billy Joel, David Guetta, Bob Dylan, Simón&Garfunkel, Neil Daimond o Barbara Streisand. Inició su carrera musical como productor trabajando con gente tan importante con Michael Jackson o Leonard Cohen. Sus hijos han continuado sus empresas, mientras que él sigue dedicado a este mundo que tanto le gusta, bien sea participando en concursos musicales como jurado, en Bélgica; o en giras mundiales. De hecho, este tributo a Ray Charles que ofrecerá esta noche en B-CV, la noche pasada lo hizo en Shangai, por eso el título del concierto de Shangai a Casas Viejas. La pregunta de cómo puede actuar un artista de este calibre en el pub Tato se puede explicar sabiendo que Booguie es amigo de Bernard Devord, que compró un chalet en el campo de golf, que visita frecuentemente, habiéndose integrado con con toda naturalidad en B-CV. De hecho es bastante amigo de la también familia judía Mintz, cuyo encuentro inicial tuve la suerte de ser testigo presencial. 


La última parte del cartel se reserva para los datos identificativos, lugar y hora del evento. Tan importante es lo que se pone en un panel informativo, como lo que no se hace. Ni aparece el precio, es gratis, no hay colaboradores ni patrocinador, es Tato el que de forma altruista y basándose en amistades, quien lo organiza. Por las buenas, es como se han hecho tradicionalmente las cosas en este lugar, que lleva siendo lugar central espacial y temporal de este pueblo desde que se abrió en 1876. 
Seguro que hay mucha gente que le hubiera gustado asistir a este espectacular concierto esta noche. Tanto los que faltemos como los que asistan, en el fondo nos corroerá la duda de cómo se celebra un evento de este tipo en Casas Viejas. Es verdad que este es un pueblo mediático, de llegadas y venidas, que quien se queda atrapado en la madeja, tiene muchas dificultades para salir o que a fuerza de ejemplos y ejemplos casi nos estamos acostumbrando. Pero las dudas, como las meigas, haylas.


Sé de tres que su ausencia es significativa. Uno es Jerome Mintz (Tato Vela Jr puso música a una presentación de las chozas de la Janda con temas de Jazz en honor a él). Y dos somos Nono y yo. Pero no pasa nada, seguro que Tato se toma sendos cubatas por nosotros, uno simbólico y otro testimonial.

Comentarios

Entradas más vistas

Con perdón

Alexis Pérez Fargallo, un casaviejeño en Chile

Remodelación en el Monasterio del Cuervo. 1

Carta abierta a la Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico

Una ráfaga de nuestra historia. Por Gonzalo Márquez Márquez

Las redes sociales y las campañas electorales. La relación con Benalup-Casas Viejas

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Carnaval. Mateo Aguilar, Reputo y Santitos.