Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito privado. En la puerta de las casas. 13

Exposición IES Casas Viejas 2019. El legado de Mintz
Otros de los lugares emblemáticos de Mintz son las puertas de las casas de la gente de finales de los sesenta y principio de los setenta. En la entrada anterior me fijaba en las corraletas y en los emparrados, en el de hoy algo parecido; las puertas de las casas. En su continuo deambular por todo el pueblo, se encontraba mucha gente descansando o charlando en la puerta de su casa. Mintz tras el oportuno permiso le hacía la fotografía. Aunque la mayoría son retratos, como siempre el fondo contextualiza y enriquece la foto. En su conjunto, vemos como el hombre descansa en la puerta de casa, la mujer cuida de los hijos y los niños juegan. 

Francisco Aragón Brenes, el Noventa

El Noventa nació en Vejer de la Frontera y murió con ochenta y seis años. Su oficio era porquero. Se casó con Dolores Torrejón Moya, teniendo cuatro hijos. Esta familia vivía en la finca del Aguijón. El mote de los noventa le viene, según nos contó su hijo, por la afición que tenía a jugar lotería que llevaba ese nombre. El primer plano de esta impresionante fotografía está constituido por el Noventa sentado en una silla,  con un paquete de tabaco en las manos, ya que se dispone a fumarse un cigarro. A esta posición de descanso contribuye el hecho de que la gorra la tenga sobre la rodilla. La vestimenta se completa con una botas, unos pantalones mil rayas y una camisa sin cuello abrochada hasta el cuello. Pero si el primer plano es interesante no lo es menos el segundo. Se trata del fondo del casarón de la familia situado en el barrio del Tajo. Se observa que la vivienda esta constituida por una sola nave, que los muros son de barro y piedra y el techo de castañuela. La decoración austera. 
Carmen Moreno: "Pues si mi abuela Isabel Vidal. Haciendo crochet como siempre que la recuerdo
Manuel Orellana Ortiz: " La mujer de la izqwierda es Francisca Buendia Velázquez, mi abuela
Isabel Vidal Quirós era madre de Juan Moreno Vidal, el primer informante de Mintz y un gran amigo suyo. La madre también le dio mucha información. con esa complicidad le hace esta foto en la puerta de su casa, en un murete. Isabel mira directamente a la cámara, Francisca de reojo, de soslayo. Las dos están ocupadas. Francisca tiene en sus manos dos escobillas e Isabel hace punto. La mujer nunca estaba quieta, siempre estaba haciendo algo, una hiperactividad que le generaba la responsabilidad absoluta de todo el ámbito privado. ¡Y hay quien sigue pensando que la mujer ama de casa no trabaja!
Carmen Montes De Oca Fernández:"Yo creo que estos somos puro y Antonio Cruz Guerrero y yo" 

Esta foto siempre ha sido una de las que más me ha gustado. Se trata de una choza en el entorno de la calle Grullas, en la transición entre la calle Nueva y la Mesa, donde están ahora las pistas verdes. Unos niños juegan en la puerta de la choza. Los juguetes no son artilugios tecnológicos, sino materiales deshechados. Los pavos, el cubo, la palangana, la cubierta, las latas hacen de macetero, la choza... Todo es reciclado. La foto es la antisociedad de consumo. A veces se le acusa, por fotos como esta, a Mintz de fotografiar sólo la pobreza, el tópico, de cebarse con la miseria.... Yo no estoy de acuerdo. Por un lado es lo que había. Por otro, me consta por fuentes familiares que le gustaba más la gente de Benalup que la de América, admiraba la alegría y el humor con que afrontaban las condiciones difíciles de la vida. Ese optimismo y entusiasmo con el que viven en medio de unas condiciones difíciles es lo que intenta reflejar Mintz con esta preciosa foto. Con esta foto me pasa como con el fuego y con la historia de Casas Viejas la miro, la remiro y no puedo dejar de mirarla. Me atrapa como una tela de araña.

En la fotografía María Martínez, Josefa “la Guareña” y María Márquez, en una fotografía de Julio de 1971
Las tres mujeres vestidas de riguroso luto departen en la calle la Torre, que era donde vivían las tres. María Martínez tiene una sartén en la mano y María Márquez tiene el cesto de tela de la compra en el brazo. La Guareña se le ve de pérfil, el mote le viene porque su familia provenía de ese pueblo del valle del Genal, posiblemente sopacas que vinieron a trabajar la temporada estival de siega y se quedaron asentados en Casas Viejas.
Hombre sentado en la puerta de su casa. La gente del facebook no se ha puesto de acuerdo sobre su identidad. 
Alejandra Cabeza Ortega:" Hola José ortega no es mi madre dice que es Juan Candón"
Jesica Candón: "No es José es Juan Candón" Mari Guillén: " No es ninguno de los que decís, es Antonio Domínguez. Vivía en el tajo, yo lo conocía haciendo tonizas de palma, escobas de barrer..."

Agustín Estudillo en la puerta de su casarón en la calle Clavel

Agustín Estudillo, más conocido como “Quinquelito” estaba en la puerta de su choza descansando después de venir de trabajar, cuando Jerome R. Mintz le pidió permiso para fotografiarlo. Eran bastante amigos y posiblemente estuvo charlando con él en la silla que aparece vacía en la foto. Agustín trabajó en diversas ocupaciones a lo largo de su vida. Fue por ejemplo vaquero de los Espina, en la finca del Cachón, al lado del río Barbate, también segó pasto y castañuela en la laguna de la Janda o hizo carbón en la sierra. A Agustín le gustaba mucho hacer pleita o tonisas (asientos de sillas de mimbre). Posiblemente las dos sillas que aparecen en la foto las había realizado él. Como se puede observar en la foto vivía en un casarón, con las paredes de piedra y el techo de castañuela. La vivienda la tenía en el centro del pueblo, un poco más abajo del bar “Balilla”. Era soltero, muy alto, corpulento y delgado. En la fotografía aparece con unas polainas, vestimenta que se ponían encima del pantalón para no pincharse con los cardos en el campo. Completa la vestimenta la camisa, el chaleco y la gorra, que siempre la llevaba puesta. La foto está realizada en el patio del casarón. En él se observa el empedrado del patio y las macetas con flores que lo adornaban. Aunque no se ve, posiblemente, hubiera una parra en el patio que aportaba sombra y uvas en otoño. 


Mujer de riguroso luto, como casi todas las de su edad por aquella época, en la puerta de su choza. Se intuye la típica parra. No he conseguido saber nunca de quién se trata si alguien lo sabe se agradecerá información

Aparece Paqui, Pepe, la madre, Mari Carmen Morales y Maribel Cortijo González.
La familia Cortijo González se encuentra en la puerta de su casa en la calle Benalup. El americano, que posiblemente viniera de visitar a su amigo Pepe Pareja, pide permiso y realiza la foto. Estamos en pleno baby boom, a finales de los sesenta, principio de los setenta. Las familias son numerosas. El padre trabaja fuera o está en el bar, la madre se encarga del cuidado de los hijos. Mintz sugería a sus fotografiados que no miraran a la cámara para conseguir naturalidad en los retratos. En este caso sólo el niño Pepe Cortijo no sigue sus instrucciones


Antonia Mora Romero, Ana Sánchez Romero, en el centro Isabel y abajo Javier  Cantero Mora
Si vamos con las prisas propias de internet la foto tiene poco que comentar. Tres mujeres y un niño en la puerta de su casa. Pero si nos paramos, nos fijamos y reflexionamos seguro que nos gusta más. Os doy algunas pistas, el peto de Javier es azul, el vestido de Isabel es rosa. Antonia está en su casa tiene delantal y una espumadera en la mano. Ana tiene un plato de duralex, seguro que ha ido a traer o llevar algo. Las adultas hacen cosas, la niña y el niño juegan. El fondo está constituido por un porche techado de uralita y una jaula que contiene un pájaro. Los ladrillos nos dicen que ha habido obras reciente y el negro contador de la luz nos recuerda a los que había no hace mucho en todas las casas. Una olla vieja es reciclada para hacer de macetero. ¿Estáis de acuerdo conmigo en que las cosas a fuego lento saben mejor?

No he podido averiguar quien son estos dos hombres sentados plácidamente en sendas sillas en la puerta de su casa. El de la izquierda tocado con mascota no tiene nada en las manos, el de la derecha con boina un cigarro  en la mano. El perro delante y el gato detrás conviven armoniosamente, al contrario de lo que dice el refrán. Detrás la choza, junto a ella dos cántaros para traer el agua, pues no la había potable. Y luego la mano de las mujeres. Las rosas, las macetas en latas y los arriates llenos de plantas. 

María Rodríguez Domínguez y Rafael Cruz Castro. En la puerta de su choza en el Tesorillo. Otra versión familiar sostiene que se trata de  Manuela Gutiérrez Jiménez y su hijo Juan González Gutiérrez

Hemos localizado a Ignacia Bancalero Ordóñez. La del fondo es Antonia la Tejera Y la mujer del vestido celeste Pepa la de Benito


Carmina Ruiz Garcia:" Si es Rafaela Romero Cornejo"

La foto está hecha en la calle la Torre, al inicio del Tajo. Rafaela Romero posa para Mintz. Al fondo muchas cosas. La caja de madera, el barreño de Cinz, la parra, el frutal en una lata y un casarón que ha sido transformado en una casa de ladrillos y uralita. El casaron de atrás se alza majestuoso. Los muros de piedra y barro blanqueados, el techo de castañuela. Son épocas de cambio. Las chozas están desapareciendo en ese proceso acelarado que trajo la llegada de la modernidad a finales de los sesenta y principio de los setenta.

Hay algunas fotos que no he podido reconocer quien hay, otras le  falta comentario y a otras se les puede ampliar. Os animo a que aceptéis el juego al que os invito y participéis en él. Solo hace falta tiempo y ganas. Dos requisitos poco abundantes en esta época.





Comentarios

Entradas más vistas

Remodelación en el Monasterio del Cuervo. 1

Carta abierta a la Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito privado. Las corraletas y las parras

Los lugares emblemáticos de Jerome Mintz. El ámbito privado. Tareas de mujeres

Homenaje a Miguel Sánchez en la casa del pueblo hoy a las 13,00 h.

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito público. La calle San Elías.

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. Pedro Moya Paredes. 10

La restitución del monolito de los sucesos a la Alameda