Las puertas de Benalup-Casas Viejas. 4. Puerta lateral de la casa de José Romero Bohollo

Fotografía Isabel Mateos y Andrés Barberán
Los Vela no sólo van a ser los grandes propietarios de fincas rústicas del pueblo hasta los años sesenta, sino que también adquirieron las fincas urbanas y detentaban el poder político.

Francisco Vela López va a ser el patriarca de los Vela, los cuales en la segunda mitad del siglo XIX va ir comprando tierras al hilo del proceso desamortizador. Él y sus hijos van a tener la vivienda principal en Medina, pero en “la aldea” van a construir una especie de casas de campo o “cortijos”. El solar que va desde la derecha de la actual calle San Francisco hasta la derecha de la calle San Elías y que por el sur llegan hasta la calle Clavel era de Francisco Vela López. La parcela  de  la derecha se la regaló a su hija Nicolasa y la de la izquierda a su hijo Antonio Vela Pérez-Blanco, que luego pasaría a la hija de este, Nicolasa Vela Morales. En la parcela por encima de la de su hijo Antonio y que daba directamente a la Alameda estableció una especie de oficina que era utilizada cuando tenía que despachar en “la aldea”. Alguna habitación la utilizará como cárcel o deposito municipal, ya que siendo él alcalde pedáneo no había equipamiento de este tipo en el pueblo. Con el tiempo se iba a convertir en el solar más importante del pueblo, donde se construirían muchas casas las distintas ramas de la familia Vela. De hecho de las cincuenta puertas de esta exposición, catorce corresponde a este solar. 


En esa parcela, Antonio Barberán Romero regentó una tienda de bebidas en los años treinta; utilizó el local existente y un sombrajo. Allí se estableció también el casino de labradores, el lugar más señorial del pueblo en tiempos de la Restauración. Vimos en la anterior entrada que a principios de los setenta, el veterinario y alcalde pedáneo José Romero Bohollo compró la casa. 


Esta fotografía corresponde a la entrada lateral, secundaria o puerta falsa de la vivienda. Las grandes casas de los pueblos suelen tener una puerta con menos importancia que la principal, por ella entraba el ganado a los corrales. En el caso que nos ocupa no es esa su funcionalidad pues aunque la fachada es muy larga, el solar es muy estrecho, por lo que se supone que esta entrada lateral servía para que el servicio doméstico tuviera acceso a la vivienda y no tuviera que utilizar la principal. 
Foto Serrano. Febrero de 1933. Viaje de la Comisión Extraoficial parlamentaria


El acceso tiene una sola hoja formada por tres tablas. En la parte de arriba hay una gran moldura hexagonal y en la de abajo, dos de igual forma aunque más estrechas. Su aspecto responde al mismo modelo que el de la puerta principal, pero con menos majestuosidad y calidad. Se sitúa en el recodo que hace la calle San Elías, esta paralela a la Alameda se convierte en perpendicular hasta la casa de María Camacho. Se sitúan en el último desnivel que supera el relieve en cuesta existente entre la mesa y la vega, ello explica la existencia de los tres escalones que dan acceso a la vivienda. Al encontrarse muy próxima la centralidad de la plaza estas viviendas tienen más prestancia que las que se extienden más lejos de ella. 


Calle San Elías, s/n

Comentarios

Entradas más vistas

Los olores de la infancia

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana.Las migraciones. 8

Casas Viejas y yo. Agradecida. Por Morgane Huget

La ley de términos municipales

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana. El día a día dentro de las casas. 4

Casa Rural Hugana y la puerta natural del parque de los Alcornocales

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana. De las chozas al piso. 3

Casas Viejas en 1782. Y 3