Casas Viejas en el portal de Andalucía


El portal de Andalucía es un periódico digital donde colaboran con sus artículos sobre temática andaluza diversos autores, de muy variada procedencia. Gente como Isidoro Moreno, Agustín Coca, Cecilio Gordillo, José Luis Gutiérrez, Francisco Virguera, Daniel Escalona, Felix Talego, José Chamizo, José María Manjavacas... Me invitaron a que participara y aunque me siento cola de león acepté. Curiosamente los dos que publicaron ayer trataban sobre Casas Viejas. Fue una casualidad y nada estaba previsto, créanme.
Agustín Coca con su artículo Viceversas de Andalucía, el caso de Casas Viejas y yo con el Blas Infante, los jornaleros y Casas Viejas. Aparentemente defendemos la tesis contraria, ya nos ha pasado más veces. Lo de si la botella está medio llena o medio vacía.  Agustín recalca todo lo que se ha conseguido en este pueblo en cuanto a la recuperación de la memoria histórica y yo todo lo que falta. Comienza Agustín Coca con la frase de Pérez del Álamo “este país de los viceversas, todo es posible, menos tener memoria”. Curiosamente Pérez del Álamo que terminó olvidado y después recuperado en el cementerio de Arcos de la Frontera tiene una calle en mi pueblo Íllora, pues fue el líder de una de las primeras revoluciones campesinas, la que tuvo lugar en el poniente granadino, entre otros pueblos el mío, en 1861. Seguidamente pasa a narrar como aunque con muchas dificultades se ha pasado de una situación donde era tabú hablar de los sucesos o no se conocía el legado de Mintz hoy está en el acervo cultural del pueblo con un alto grado de normalidad. Agustín escribe como los ángeles, su tesis la sentencia con frases como esta: "Hoy Benalup-Casas Viejas lejos de tener enquistada su memoria desde narrativas confusas, la convierte en parte indiscutible de su patrimonio. La iniciativa de estos hombres y mujeres lograron darle la vuelta a la tortilla y tener como referente de dignidad su propia historia social, su ayer jornalero que nutre esperanzadoramente su mañana". Estaba yo presente cuando se le ocurrió la idea de este artículo. Vino a ver al IES Casas Viejas la exposición del legado de Mintz el mes pasado y como dicen los jóvenes "alucinó en colores". Allí argumentó el grueso de lo que ahora ha reflejado tan magníficamente en este escrito. 



Por el contrario en mi artículo yo presento el hecho de que el monolito en conmemoración de los sucesos de Casas Viejas que se colocó en 1987 y que constituyó todo un precedente del descomunal movimiento memoralista que comenzó en el siglo XX se encuentra exiliado en la plaza de los jornaleros, mientras que los nombres de los propietarios que subvencionaron la construcción faraónica de la iglesia para consolidar el pueblo como tal se encuentra en placas en el interior o en las basas de las columnas abocinadas de la portada "viendo pasar el tiempo". Concluyo que la apropiación de los bienes materiales y de la historia por parte de unos pocos en beneficio son las dos caras de la misma moneda.  La idea del artículo proviene de una mañana que regresaba yo de Jandilla y vi como cerca de cien jornaleros se dirigían cansadamente al la reanudación del tajo, bajo un sol de justicia. 



Creo que aunque se  ha avanzado mucho, como acertadamente incide Agustín Coca, nos queda mucho esfuerzo que realizar para consolidar y aumentar lo logrado. Todavía hay muchos viceversas que piensan que este pueblo es muy chico y no tiene nada, que siempre ha habido pobres y ricos que hay cosas mucho más importantes que el pasado y que la M..... cuanto más se mueve más huele. 



La verdad es que profundizando un poco creo que Agustín Coca y yo no sólo no tenemos tesis distintas, sino que coincidimos. Lo que ocurre es que yo estoy en Casas Viejas y el en Alcalá de los Gazules y Sevilla. Pero a los dos nos interesa la recuperación de la memoria y de la dignidad y los dos tenemos claro que el caso de Casas Viejas, más que una insidia contra Azaña, es paradigmático de lo que ha ocurrido en los últimos ochenta y seis años en la historia de España con el olvido de los olvidados. Hay una prueba evidente de ello. Cuando decidí colaborar en este periódico de ámbito regional pensé escribir sobre Casas Viejas y me planteé si el tema no era demasiado local para una publicación andaluza. Pues el día 4 de mayo los dos artículos que publicó el Portal de Andalucía tratan sobre Casas Viejas, si no quieres caldo, pues toma dos tazas. No estaba programado, pero parece evidente que  entre todos hemos conseguido colocar el tema del patrimonio y la memoria de Casas Viejas en el lugar que tiene que estar y algunos se han empeñado en que no esté. Y para los viceversa santotomases de la vida, que "haberlos haylos" les dejo de nuevo este enlace.

Comentarios

Entradas más vistas

Los olores de la infancia

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana.Las migraciones. 8

Casas Viejas y yo. Agradecida. Por Morgane Huget

La ley de términos municipales

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana. El día a día dentro de las casas. 4

Casa Rural Hugana y la puerta natural del parque de los Alcornocales

El Benalup de Sidonia de finales de los sesenta y principio de los setenta en los outtakes de Mintz. La vida cotidiana. De las chozas al piso. 3

Casas Viejas en 1782. Y 3