Leer y viajar antídoto contra el fatalismo. Fiestas. Corpus Christi. 2

Foto Mintz
Para saber si perteneces a mi generación o a la posterior sólo tienes que saber si te suena este refrán. “Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión” Esos tres jueves son fechas movibles ligadas a la Pascua, respectivamente, 3 días antes, 60 y 40 días después de esa fecha. En el Corpus Christi  procesionaban todos los niños y niñas que habían hecho la comunión ese año. Para comentar el Corpus, una fiesta tan señalada antiguamente se me ha ocurrido ilustrar la entrada con esta doble foto. Es un reflejo de aquellas comuniones de los años sesenta, en las que los niños salían procesionando en el Corpus Christi.
Foto Mintz

Jerome Mintz, desde la terraza de la pensión Alfonsito el de Pérez los fotografía a su paso por la calle San Juan. Los adoquines nos indican que estamos ante una de las calles más importantes del pueblo.. Entre todos los niños que hemos podido reconocer aparecen Pasión Orellana, Ana (“Gallinita”), Andrés (de Mª Silencio), Elías, Juan Escámez, Antonia, Maripe Hernández Cruz, Ana Candón, Lourdes Fernández Barberán… todos ellos tenían 8 años, que era la edad con la que se hacía la comunión. También aparece Carla Mintz encabezando el grupo de las niñas.
Foto Jerome Mintz


Juan Eslava Galán tiene en su libro "1000 lugares de España que visitar al menos una vez en la vida" tiene dos referencias al Corpus. Un a de ellas al de Toledo: 
"CORPUS CHRISTI EN TOLEDO
El día grande de Toledo es el Corpus Christi, la fiesta pagana del trigo convertida en celebración eucarística cristiana que desde 1595 se celebra el jueves siguiente al octavo domingo después del Domingo de Pascua. En esta solemnísima procesión se recorren algunas calles de Toledo con el paso de la magnífica custodia de la catedral, obra maestra del orfebre Enrique de Arfe (1515).
Unos días antes de la fiesta el Ayuntamiento y los vecinos engalanan los lugares por donde discurrirá la procesión con toldos (tradicional aportación de los antiguos gremios de tejedores y sederos), y cuelgan de mástiles y balcones tapices, colchas y mantones… La procesión discurre sobre un verde manto de cantueso, tomillo, espliego y otras hierbas aromáticas que aplastadas por los pies de los participantes despiden su perfume de monte y perfuman del paso del Santísimo. 
Foto Jerome Mintz



El solemne día se anuncia, muy de mañana, con toque de dianas, estallido de cohetes y recorrido de las calles de la ciudad por la charanga de la Tarasca, un grupo de gigantes y cabezudos que representa a los continentes y escoltan a un dragón alegórico del Demonio (la tarasca propiamente dicha) montado por una mujer popularmente conocida como Ana Bolena. Dicho monstruo estuvo algunos años sin aparecer por las veleidades del Vaticano II, aunque su ausencia se achacó al deficiente estado en que se encontraba. Hoy afortunadamente, vuelve a gozar de buena salud. 
La procesión del Corpus se había celebrado el jueves de toda la vida de Dios, pero en 1991 la aprobación del nuevo calendario laboral la trasladó al domingo siguiente (excepto en Sevilla y Granada, donde se mantuvo el jueves, con un par). Toledo no podía ser menos, protestó y consiguió que en 2004 el Ayuntamiento declarara el jueves fiesta local, con lo que ahora ha salido ganado, pues la procesión sale dos veces, el jueves y el domingo".
Foto Jerome Mintz


Para relacionarlo con el Benalup de Sidonia de los sesenta voy a utilizar un fragmento de lo que escribió sobre esta fiesta Francisco J. Martínez Guerra: "Y aquel jueves de Corpus en el que la gente, sobre todo las chicas jóvenes, solían estrenar lacitos, zapatos y vestidos nuevos, aunque yo no pude lucir pantalones de hombre, fue una vez más fiesta grande en el pueblo y en nuestra casa lo celebramos, como otros años, con una comida festiva. Y ese año le tocó al gallo Sultán, “tal le fuese prometido / el día de su emplazamiento”, quien sacrificado el día anterior sería el plato principal de aquel banquete de Corpus. Y así lo cuenta la letrilla: 
Foto Mintz

         Día de Corpus

Pasó abril y pasó mayo,
Con sus cruces y sus flores,
Y el primer jueves de junio
El Corpus Cristi llegó.
No hay gallinas en la calle,
Que es fiesta de procesión,
Y además están de luto
Que el plazo ya se cumplió,
Que ayer Sultán cumplió pena
En medio de gran dolor.

Está el pueblo engalanado,
Las casas bien encaladas,
Colchas grandes de colores
Colgando de las ventanas.
Altares en las esquinas,
Con santos, flores y velas,
Y el recorrido bien limpio,
Cubierto de verde juncia,
Para el paso del Señor.
¡Ya repican las campanas!
¡Ya reluciendo está el sol!
¡Ya huele a incienso y a cera!
¡Ya empezó la procesión! 

Saliendo está de la Iglesia,
Recogido en oración,
Bajo palio de varales,
Estola y capa pluvial,
El cura con la Custodia
Y en ella el cuerpo de Dios.
Foto Mintz

Los hombres se arremolinan
Para ponerse detrás.
Por delante, tras la cruz,
Van y vienen monaguillos
Con incienso y pebetero,
Y cofrades y maestrales
Con sus varas y estandartes.

Mujeres de manga larga,
Medias y velo de iglesia, 
Con las velas encendidas,
Entonan con devoción
“Alabado sea el Santísimo 
Sacramento del altar...”
Y en ese momento todos
Prosiguen con el cantar.
En grupo, con sus maestros, 
Los chiquillos de la escuela: 
Van de gala los que hicieron
La primera comunión.
En su camisita blanca,
Un niño que marcha serio,
Lleva prendido en la manga,
Un lazo azul con el texto
“Jesús, Hombre, Salvador”,
Y en su cuello, un humilde
Cordoncito con su cruz.
Otro a su lado va ufano,
De blanco azul marinero,
Con crucifijo, rosario,
Y hasta libro de oración.

Se para la procesión
En el altar de una esquina.
Descansa ya la Custodia
En corporales de hilo, 
El sacerdote se inclina
Echando incienso al altar 
Y se canta el “pange lingüe” 
Con la gente arrodillada 
En las piedras de la calle.
Con las dos manos envueltas,
En la seda de la estola,
Iza el cura la Custodia 
Y hace con ella la Cruz.

Entró el palio por la Iglesia,
La procesión se acabó.
Las señoras sudorosas,
Dan aire a los abanicos,
Retirándose a sus casas.
Foto Mintz

Bajan de las callejuelas,
Y por la calle Medina,
Los jornaleros del campo
Que a la iglesia nunca van;
Con sus ropas de domingo
Llegan con ganas de fiesta.
La calle San Juan se anima:
Desde el bar de Diego Peña
Hasta el de Manolo el Cojo
Se han llenado las tabernas.
Rueda el vino de Chiclana
Refrescando las gargantas
Y se oye un cante en el Flor,
Un canto por petenera 
Que lo llora un cantaor
Al compás solo del vino.

Niños tocando pititos
Con ropas de comunión,
Y hasta la gente festera
Que tomaba las cervezas
En las mesas de Ricardo,
Se marchan para almorzar.



En esta preciosa foto aparece  una celebración del Corpus a principio de los setenta. El cura párroco Jesús Barberá preside la celebración. La Alameda se llena de niños de primera comunión, de familiares y amigos, de la banda de música, y de las autoridades y élites locales. Al fondo la cruz de los caídos por el bando Nacional o golpista que estuvo en ese lugar durante todo el franquismo. Es inevitable comparar esta situación con la actual y sobre todo con la que está cayendo estos días. Se me ocurre terminar con dos frases. Cualquier tiempo pasado no fue peor, ni mejor, sino anterior. Y somos más hijos de nuestro tiempo que de nuestros padres y madres.

Comentarios

Entradas más vistas

El poder de lo simbólico

Todo el mundo publica libros

La resaca electoral

Benalup Walls

Hay caracoles

Puertas de Benalup-Casas Viejas 15. Puerta de la familia Espina

Grandes conciertos musicales en Benalup-Casas Viejas