Entradas

Mostrando entradas de julio 1, 2018

Los últimos 40 años

Imagen
Mi santa madre nunca me dijo que tuviera cuidado con las malas compañías, pero si millones de veces que si fuera mujer sería prostituta, porque no sabía decir que no. De esas dos cosas me acordé yo cuando el concejal, y pese a eso amigo mío, José Martínez Gracia me llamo para pedirme que hiciera una exposición con carteles de año en año, desde 1979 a 2018 con lo que había ocurrido en el pueblo con motivo del cuarenta aniversario del maratón.

Modo maratón

Imagen
Ayer empezó el cuarenta maratón de Benalup-Casas Viejas, estuve casi todo el día por el centro del pueblo "combebiendo" y charlando con los amigos. Entre otras cosas, y sobre todo, del mismo maratón. Es una de las formas que se ha denominado modo maratón, que empieza el jueves y termina el domingo.

Ramón J. Sender y los exilios de Casas Viejas. 2. Por José Luis Gutiérrez Molina Grupo de Estudios Historia Actual

Imagen
1. El contexto que no se debe olvidar Las expectativas que despertó la proclamación de la Segunda República no podían quedarse en el mero cambio nominal de régimen. La burguesía liberal se encontraba demasiado encorsetada en el marco sociopolítico de la Restauración y de la Dictadura de Primo de Rivera. Las clases populares, en especial el mundo obrero que se había hecho presente de forma masiva con su fuerte sindicalización desde finales de la década de los diez, aspiraban a cambios económicos y sociales de más largo alcance. Muchos de ellos suponían una auténtica revolución para industriales y grandes propietarios agrícolas. Otros eran difíciles de aceptar para poderosos grupos de presión como la Iglesia. La institución que, durante décadas, había sido guardiana de los valores morales de la nación y monopolizado el campo educativo.

El pregón de José Romero Bohollo. Introducción. 1

Imagen
He publicado  el pregón de Eugenio Espinosa en las primeras fiestas de la independencia en el año 1992. Ahora le toca el turno al de Jose Romero el 19 de marzo de 1993 en la celebración de las segundas. Son pregones distintos.

Las tradiciones se rebelan. Las comidas. 70

Imagen
La comida en la sociedad tradicional y en la actual es uno de los elementos antropológicos básicos pues asegura la supervivencia. Pero debido a las especiales circunstancias de las sociedad tradicional está tenía un papel más importante si cabe que en la actualidad. Hay una serie de costumbres en torno a ella que reflejan este tipo de sociedad.

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Las guarderías. 24

Imagen
Una de las novedades más interesantes durante el segundo franquismo fue la aparición de las guarderías para los niños y las niñas. En Benalup de Sidonia se denominaron migas. Las «migas» tienen su origen en escuelas para niñas: las «amigas», que pronto se conocerían en la zona como las «migas». En ellas las mujeres de las clases populares no reciben más instrucción que la que puedan alcanzar aprendiendo a hacer calceta o rezar. Durante el franquismo se establecen dos escuelas para las niñas y estas «migas» evolucionarían hasta escuelas de párvulos, parecidas a las guarderías actuales, para que los niños no estuvieran todo el día en medio de la calle. La mujer los hacía cantar, les contaba cuentos y ellos debían llevar una pizarra, un pizarrín y un trapo atado al marco de la pizarra para borrar. Un ejemplo es la «miga» de Mercedes Lara o la de Pilar Sánchez.

Ramón J. Sender y los exilios de Casas Viejas. 1. Por José Luis Gutiérrez Molina Grupo de Estudios Historia Actual

Imagen
En el 2012 la revista gaditana de historia Ubi Sunt le dedicó un especial a Ramón J. Sender y dentro de ella publicó un magnífico artículo de José Luis Gutiérrez Molina sobre Sender y Casas Viejas. Ahora he creído oportuno publicarlo en diez entregas. Me parece que su temática y su contenido es de gran vigencia e imprescindible para comprender el estado de los Sucesos en la actualidad. Exilio, DRAE “Separación de una persona de la tierra en que vive” Para muchos estudiosos, historiadores y literatos, el nombre de Casas Viejas va unido al del escritor Ramón J. Sender. Sus artículos en el diario madrileño La Libertad, y posteriores reelaboraciones como libros, le han aupado como referencia ineludible para todo aquel que quiera acercarse a los sucesos que conmocionaron al país en 1933, marcaron el devenir socio político de la Segunda República española y, todavía hoy, continúan presente.