Entradas

Mostrando entradas de enero 21, 2018

"La fregona mágica" en A vivir que son dos días.

Imagen
Está siendo noticia la empresa Sprinsol de Jesús Barberá. Bajo el titular la fregona mágica gaditana ha salido en el Diario de Cádiz, en el Ideal de Granada, en Antena 3, la Verdad, entre otros muchos. Hasta el facebook oficial del Ayuntamiento de Benalup-Casas Viejas ha compartido la noticia.  Esta mañana, sobre las diez,  escuchando mi programa favorito de la radio; A vivir que son dos días, me sorprendió que en la sección Prensa Ibérica, que conduce Iñigo Domínguez y que junto a Javier del Pino repasan los los periódicos de la geografía española la dedicaran a la "fregona mágica" de Benalup-Casas Viejas, concretamente al titular de Diario de Cádiz; "la fregona mágica es de Benalup".

El Gallo Blanco. Vivencias de aquellos años en la Alameda 1.A. Por Francisco J. Martínez Guerra

Imagen
Nota: El presente escrito está basado en el recuerdo de algunas vivencias y pequeños hechos de entonces, años cincuenta del pasado siglo, más o menos reales; en algunos casos, simples ocurrencias frutos de la imaginación de quien escribe recordando con afecto a unos amigos de infancia, aquellos niños de la Alameda, hoy abuelos como yo, algunos fallecidos. El último capítulo trata sobre la ayuda al desarrollo de los pueblos pobres.

Las tradiciones se rebelan. La escarda. 48

Imagen
En primavera se escardaban las siembras o se eliminaban las malas hierbas que habían nacido junto a los frutos. Aquí las primeras escardas se hacen con gradas y arados y luego con almocafres y escardillos, a mano naturalmente. También era necesario entresacar algunas plantas sembradas que sobraban. Para entresacar el cereal se utilizan rastras si la siembra se hizo a voleo, y el escardillo si se hizo a chorro. Otros cultivos, como el maíz, la remolacha o el algodón utilizan distintos tipos de almocafres para esta labor de entresacado.

Los benalupenses de a pie bajo el primer franquismo. Las humillaciones de la miseria. 11

Imagen
Vimos en la anterior entrada que los años del hambre también afectaron de manera importante a Benalup de Sidonia. El franquismo justificó la situación con la  retórica grandilocuente y kitsch que le caracteriza, los sustantivos son utilizados con adjetivos rimbombantes. Una conspiración contra el régimen parecía poca cosa si no se precisaba que era nada menos que judeomasónica y comunista. Y la sequía, culpable de la escasez, era pertinaz.

Las tradiciones se rebelan. Sembrar. 47

Imagen
La siembra se hacía en las besanas o surcos. Después se entierra la semilla con el arado o grada. Esta operación evita además que el grano se seque o sea comido por los pájaros. Tradicionalmente la siembra se hacía a voleo. Para sembrar se araba la tierra con una yunta de mulos o de vacas con un arado de palo, después se lanzaba el trigo a puño abierto y se vuelve a arar para enterrarlo.

El habla de Benalup-Casas Viejas. Usos agrarios. Herramientas agrícolas. 26

Imagen
En un lugar donde las tareas agrícolas han sido la base de la economía hasta hace muy poco el nombre de las herramientas que se utilizan en estas faenas ha tomado características peculiares en la zona y, sobre todo, los cambios actuales han hecho que estos términos no se conozcan por la mayoría de la población y estén en trance de desaparición. Por eso las traigo a esta sección.

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. La represión social. Los años del hambre. 10

Imagen
En anteriores entradas hable de la represión política, hoy le toca a la represión social. Los años del hambre no se pueden separar de la tremenda represión política que pasaron los españoles en la postguerra. Y al igual que esta, la represión social, buscaba y consiguió la definitiva derrota de los perdedores de la guerra.

Las tradiciones se rebelan. El arado. 46

Imagen
Las labores tradicionales en el campo las vamos a dividir en tres fases; las iniciales; el arado y la siembra, las intermedias; la escarda y las finales; la siega y la trilla. El post de hoy se lo vamos a dedicar al arado. El arado quizá sea la tarea más típica de la agricultura tradicional de secano. El arado se realiza en dos fases también. La primera faena del arar es alzar o barbechar; tiene lugar en el otoño, para que durante el invierno se pudra todo el rastrojo; la segunda, en primavera: binar; al terciar, no muy lejos de la sementera, se ha de echar el abono, para que lo cubra la tierra, por eso al terciar se debe arar hondo para mezclar bien la tierra y el abono.