La pervivencia de la literatura oral en B-CV. He nacido en el pueblo de Ureca. 17

De todos los romances quehasta ahora estudiado he encontrado información sobre ellos en la red, pero de este no hay rastro, por lo que posiblemente tuvo una difusión más restringida. El relato es una poesía donde narra la desventura de una madre soltera. Como hemos visto es una temática muy abundante en estas canciones, donde predomina el universo femenino.

He nacido en el pueblo de Ureca(1)
He nacido en el pueblo de Ureca
En una fábrica yo me crié.
Desde niña haciendo capachos
Y allí frente había un cuartel.
Un soldado moreno que había
De sus ojos negros yo me enamoré
-¿Y es qué tú no me traes a esa niña?
Que ella dice que tuya no es.
El soldado se ha ido cumplido.
Y estando en su tierra
    me mandó a llamar
Cuando yo llegué a su casa
todos me recibieron muy mal.
Se creían que yo era rica
que tenía muchísimas perras.
Cuando vio que yo era una pobre
¡Ay, Dios mío, me mandó a mi tierra!.
La una me echaba, 
la otra me empujaba
Hasta que un día
Mi suegra se enteró.
Me agarró por el brazo a la calle
¡Ay, Dios mío, de mi corazón!
-Si es que tú no quieres a tu hija
o es que tú tienes a otra más nueva.
Te vales de que soy un niña,
que no tengo razón de mujer.
Y si no te tendrías que casar
Lo ajusticiaron en lo del juez.
Yo lo he visto de entrar en la iglesia,
arrodillarse delante del altar.
Y decirle: -¡Dios mío, Dios mío,
Con ella me tendré que casar!.
-Si es que tú no quieres a tu hija
O es que tú tienes a otra más nueva.
Mas te vales de que soy una niña
que no tengo razón de mujer.
Y si no te tendrías que casar.
Lo ajusticiaron en manos del juez.
(Ana Mª Montes de Oca Barberán)
(1) Posiblemente alude al pueblo sevillano de Utrera.



Al tratarse de un relato en verso, la exposición de los hechos se puede dividir en la estructura clásica de introducción, nudo y desenlace. En los nueve primeros versos se introduce el tema, una joven de origen humilde se enamora de un soldado con el que tiene una niña. Este cuando termina el periodo de instrucción se va a su pueblo y las deja a las dos solas. El planteamiento o nudo del romance abarca del 10 al verso número 24. Nos narra como el soldado una vez en su tierra llama a la madre y a la hija, pero que una vez en su casa, al comprobar su familia que era pobre, las hermanas y la madre la expulsan de ella. Del 25 al 40 es la conclusión. Es la queja amarga de que el antiguo soldado no se haga cargo de la madre y de la hija. Los seis últimos versos se repiten, aumentado y haciendo hincapié en la queja y la crítica. Termina con un enigmático “Lo ajusticiaron delante del juez”. 



El relato está contado en primera persona. Pertenece al universo femenino y es una dura crítica a los hombres que no se casan con las mujeres que han dejado embarazadas. Nos recuerda así la temática de Gerineldo (por lo de madre soltera) o la casada en tierra extraña (por las peleas con la suegra y las cuñadas) ya comentados en esta serie. Es por tanto una queja femenina en el que le acusa de aprovecharse de ella por no ser mayor de edad. También hay una crítica social, pues empieza recordando su origen humilde y como no es aceptada por la familia de él por ser pobre. 



Hemos visto a lo largo de esta serie como el mundo del romancero es fundamentalmente femenino. Lo crean ellas, y, sobre lo difunden oralmente a través de madres a hijas. Abundan, por tanto, los temas femeninos, como en este caso. En la sociedad tradicional, tremendamente patriarcal, eran frecuentes este tipo de problemas. Socialmente estaba aceptado que cuando un hombre dejaba embarazada a una mujer se debía casar con ella, pero no siempre se hacía así. En este caso, la autora del romance acusa de desleal e injusto al antiguo soldado que se aprovecha de que es menor de edad y de origen humilde. Pero no sólo es una crítica al machismo, sino también a su familia política (otro tema muy socorrido) por no ser solidaria con ella y anteponer más las cuestiones sociales y económicas que las humanas. Es decir, estamos ante un enfrentamiento con el hombre, pero también con sus hermanas y madre. El hecho de que el relato se haga en primera persona ahonda en la solidaridad con la afectada. 



Como en la mayoría de los romances estudiados estos temas populares y femeninos no se daban en la literatura oficial, sino que se hacía en estos romances orales donde las mujeres y las clases más humildes daban riendas a sus sentimientos, quejas o reivindicaciones. En un mundo como el tradicional donde la marginación hacia la madre soltera era evidente (aún lo sigue siendo) resulta, cuanto menos, edificante esta defensa de la postura de estas mujeres. Otro dato más a favor de estos romances y otra prueba de que tenemos que contribuir a su permanencia y divulgación.

Comentarios

Entradas más vistas

Con perdón

Alexis Pérez Fargallo, un casaviejeño en Chile

Remodelación en el Monasterio del Cuervo. 1

¿Qué hace un concierto así, en un lugar cómo este?

Carta abierta a la Consejera de Cultura y Patrimonio Histórico

Una ráfaga de nuestra historia. Por Gonzalo Márquez Márquez

Las redes sociales y las campañas electorales. La relación con Benalup-Casas Viejas

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Carnaval. Mateo Aguilar, Reputo y Santitos.