Las Lomas pasado y presente. 3

En el 2012 el ayuntamiento concedió la medalla honorífica a la empresa Las Lomas

En el año 2007 la universidad de Paris X y la Universidad de Cádiz organizaron el VII Simposio Nuestro Patrimonio Común. Incluía una visita por el problema agrario de la Janda. Desde Brezo Castañuela hicimos un libro para la ocasión. “Viaje por el problema agrario de la Janda”, dividido en varios artículos. Yo me encargué  del artículo dedicado a Las Lomas. En esta serie sobre el pasado y presente de esta finca me ha parecido oportuno traer al blog algunos fragmentos escritos, insisto, en el 2007. 
Primero reproduciré parte de la introducción: “Un puesto de control en la entrada es uno de los elementos que persiste desde hace mucho tiempo e indica que nos encontramos en propiedad privada. Dentro, una moderna y original explotación compuesta por actividades agrícolas, ganaderas, cinegéticas, forestales, plantas industriales, una escuela y un instituto de Secundaria, una iglesia, oficinas, varias viviendas, instalaciones de polo y diferentes tipologías de edificios. También podremos vislumbrar la huella de un pasado reciente que nos lleva a una realidad que ya no existe… A nosotros nos interesa más centrarnos en las dualidades existentes en su modelo evolutivo, entre una explotación con rasgos propios del siglo XXI y otros de raigambre más antigua, ya que creemos que va más en concordancia con el objeto de nuestro viaje. El segundo foco de nuestro interés se va a dirigir a la trascendencia que ha tenido en la comarca esta empresa, desde los años cuarenta hasta la década de los noventa, por la fuerte demanda de empleo y las consecuencias económicas, ya que la finca Las Lomas es la primera explotación que rompe con el uso extensivo de la tierra y de la mano de obra, un uso que era el predominante en la zona y que para muchos constituía la principal causa del estado de postración en que se encontraba la inmensa mayoría de la población”.
El colegio y el IES es el único equipamiento urbano que se mantiene activo



En el segundo aspecto que me quiero detener es en el origen de las transformación, en la trascendencia de la desecación de la laguna de La Janda, clave de todo el proceso, e hito en la modernización, con sus aspectos positivos y negativos, de la comarca: “La desecación de la laguna de la Janda va a ser la piedra angular de todo el proceso de crecimiento posterior….En la década de los sesenta asistimos a los grandes cambios en la finca las Lomas, al mismo tiempo que se estaban produciendo en el mundo urbano español. Los cambios fueron de tal calado que hubieran sido imposible realizarlos sin el consentimiento, el apoyo y la participación directa del gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas que llevó a cabo una buena parte de las obras de infraestructura necesarias. (Esta)  colaboración permitió la desecación de la Laguna de la Janda y su utilización agraria, momento clave de todo el proceso posterior. Al debate que esto podría generar nos gustaría contribuir sacando a la palestra las evidentes consecuencias positivas (económicas, sociales, demográficas...) y que las implicaciones políticas y medioambientales que trajo consigo harían imposible que se repitiera este hecho en los momentos actuales”




La tercera parte se la voy a dedicar  a la creación de los poblados y el desmantelamiento del principal: “Estos cambios generan una gran demanda de mano de obra, al contrario que otros procesos de modernización agraria, ayudando a paliar el tremendo éxodo rural que se estaba produciendo en la comarca. Tal fue la necesidad de mano de obra que se construyen dos poblados de más de cien viviendas cada…. A partir de la década de los noventa, consolidada la modernización y la tecnología punta en la explotación, comienza otro proceso de adaptación a las nuevas circunstancias. Nos referimos al traslado de la mayor parte de los campesinos fijos del poblado a otras poblaciones del entorno y la necesidad de utilizar una menor cantidad de mano de obra o/y de reconvertirla. Para afrontar estos retos se ha elegido una metodología lenta y lo menos traumática posible, no obstante, sobre todo en lo que se refiere a los expedientes de regulación de empleo, han aparecido algunas dificultades…."



Y por último la conclusión, comparando los años sesenta con la situación en la que se escribió ese artículo: “Finalizando el 2007 hay cosas que han cambiado en la finca Las Lomas y otras que no lo han hecho. Ya no es la explotación que genera tanto empleo como antaño, siendo el eje y motor de la economía de la comarca. La explotación ha seguido la evolución lógica de la empresa, que, al igual que la agricultura con respecto a la economía española, juega un papel secundario, aunque sus números absolutos siguen siendo importantes. Han desaparecido del poblado las casas destinadas a los trabajadores –continúan la de los mandos intermedios y las de la familia– y las relaciones personales como se establecieron desde la década de los sesenta a los ochenta. Continúan algunos edificios como el colegio de primaria y secundaria obligatoria, las oficinas, la iglesia..., prosigue la importancia de la ganadería autóctona (aquella originaria explotación de la finca continúa, pero sometida a una alta selección, que han convertido su ganadería Tamarón en una de las más famosas y prestigiosas de España) y de la caza, atraídos por ella sigue acudiendo una parte de la élite social española (para compatibilizarla con la agricultura son necesarios esfuerzos importantes como la no utilización de productos que pudieran resultar tóxicos o la siembra específica de parcelas para su consumo). Siguen menudeando por el interior de la finca las perdices y los faisanes. Para tareas puntuales en la recolección continúa siendo necesaria la utilización de grandes cantidades de trabajadores eventuales, aunque ahora la mayor parte son inmigrantes. Esta visita nos puede retrotraer a tiempos donde la religión y la moral católica tenían un gran peso, la función social de la tierra se llevaba también al territorio de las relaciones personales…  Tan pegada al devenir histórico, tan visceral y trascendente para la población, Las Lomas no deja a nadie indiferente, los posicionamientos a favor o en contra son abundantísimos. Es un producto de la historia de España y tener consecuencias sobre su entorno es lo que parece que buscaba aquella «mentalidad de gran capitalista impregnada de paternalismo» de José Ramón Mora Figueroa, desde que en los años cuarenta comenzara a llevar a cabo este trascendente proyecto y esta inmensa realidad”.



Alguna precisión "Las Lomas no deja a nadie indiferente, los posicionamientos a favor o en contra son abundantísimos" se escribió en 2007, antesdeayer se vio en el pequeño debate que se formó en torno a la entrada restringida en el facebook de la historia de Benalup desde las fotos, que sigue siendo cierto. Recuerdo que un amigo mío, "nacido y criado" en las Lomas, me dijo que su generación siempre había pensado que ellos  iban a vivir y a trabajar allí para toda la vida. El hecho de que no fuera así le dolía mucho. Conozco a mucha gente que ha vivido allí y sienten verdadera nostalgia, tienen recuerdos inolvidables. Los entiendo perfectamente. Pero no me gustan los debates viscerales, más los moderados, calmados y ponderados. La  cuestión que yo planteo es si es posible compatibilizar el desarrollo económico con el respeto al medio ambiente. La armonización de ambos es deseable. De ello va el cuarto y último post que publico mañana dedicado a este documental de Canal Sur y que tantas entradas le está significando a este vuestro blog. La pregunta para el post de mañana es ¿qué aporta de nuevo ese documental?


Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Esta lucha titánica.

Un secreto

La finca de Las Lomas. Pasado y presente. 1

Juan Pérez Blanco Estudillo. 1

Ramón J. Sender y los exilios de Casas Viejas. 7. Por José Luis Gutiérrez Molina Grupo de Estudios Historia Actual