El pregón de D. José Romero Bohollo. La década de los sesenta. 2

El grueso de su discurso lo va a dedicar José Romero a los logros conseguidos durante sus veinte años de participación en la cosa pública. Dejando siempre muy claro, que fue una labor de equipo, de grupo, de colectivo....Comienza en la década de los sesenta con  la creación de la Asociación de Cabezas de Familias, de la cual fue presidente. Se consiguieron muchas cosas en esta época de transformación y cambios. No olvidemos que estamos en la etapa más desarrollista de la historia de España.




De todo lo conseguido José Romero se centra en su lucha por erradicar las chozas, que considera que ellos iniciaron la labor y que luego fueron los propios benalupenses los que construyeron sus casas sobre las antiguas chozas. Pero sobre todo, y su logro más querido, fue la extensión de la educación a todas las clases sociales del pueblo. Y aprovecha que el Pisuerga pasa por Valladolid, para pedir una vieja reivindicación, saldar una deuda personal, que se le haga un reconocimiento público a Pedro Valdecantos. Tampoco lo consiguió esta vez.



"En la década de los años sesenta, y en vista de la angustiosa situación por la que pasaba el pueblo, de paro, viviendas infrahumanas, como  eran las más de trescientas chozas habitadas, sin agua corriente, sin luz eléctrica, sin alcantarillado, las calles, excepto la calle San Juan y la Alameda, sin pavimentar, por las que corrían las aguas residuales, las carreteras intransitables, y viendo que el Ayuntamiento de Medina no hacía nada por resolverlo, ya que en esa época no había ni concejales de Benalup, nos reunimos un grupo de vecinos, que al estar prohibido durante la dictadura otro tipo de Asociaciones, acordamos formar la Asociación de Cabezas de Familia, única permitida en este tiempo, para lo cual, como recordaréis los mayores, nos reunimos en el Cine Román, y allí, democráticamente, se eligió la Junta Directiva, de la que formábamos parte diecisiete vecinos, y que por no alarga el tema no doy sus nombres. Si quiero recordar a los que faltan, como son Angel Guillén, “Angelín”, como cariñosamente le llamábamos, y de quien fue la idea de la Asociación, y que luchó tanto durante su vida, porque Benalup fuese independiente. No podemos olvidar a Nicolás Vela, incansable luchador por la misma causa, y Andrés Cozar, que tanto colaboró, y que no pudieron ver realizado su sueño.
La Asociación que formamos, luchó incansablemente por nuestro pueblo, consiguiéndose muchos logros, y haciendo que el Ayuntamiento de Medina se ocupase de los problemas pendientes. Conseguimos entre otras muchas cosas, los préstamos y subvenciones a fondo perdido para la mejora de la vivienda, que fue el germen para la desaparición de las chozas, completado con el esfuerzo que realizaron los trabajadores al hacerse sus viviendas, sobre todo en la llamada Barriada del Matadero, en días de descanso, formando lo que en broma se llamó Barriada de Santo Domingo, por ser en este día cuando se ayudaban unos a otros para construirse sus casas. Este ejemplo de solidaridad creo se ha dado poco en otros lugares.




Para que los jóvenes lo sepan, quiero recordar también lo que se luchó por librar a Benalup del analfabetismo y la incultura, ya que se consiguió en pocos años, que se pasase de cuatro escuelas, hasta llegar a las unidades necesarias. También, para que los jóvenes no tuviesen que desplazarse a otras poblaciones para estudiar el Bachillerato Radiofónico, y cuyos primeros monitores fueron Ángel Guillén y Eugenio Espinosa, y que hizo que muchos muchachos pudieran después seguir estudios superiores.
En lo referente a la elevación del nivel cultural del pueblo, no podemos olvidar a un hombre que tanto colaboró con nosotros, que gracias a él, se aumentaron los puestos escolares, y se realizaron las obras del Grupo Escolar Padre Muriel, casas para maestros, comedor escolar, Casa de la Cultura, los estudios del antes dicho Bachillerato Radiofónico, y muchas cosas más, me refiero, como podéis comprender los mayores, a Pedro Valdecantos, que desde sus funciones, primero en el Patronato Provincia de Extensión Cultural y posteriormente como Delegado de Educación, se volcó en ayudar a Benalup.
Hoy desempeña el cargo de Gobernador Civil de Almería, y aunque aquí le hicimos un pequeño homenaje, siendo presidente de la Asociación de Padres de Alulmnos, nuestro amigo Miguel Rodríguez, ya que Pedro no consintió otra cosa, si fuese posible y nuestro Ayuntamiento lo estima oportuno, se podía hacer algo que recordase siempre el nombre de este hombre.
Aún nos acordamos, cuando la Casa de la Cultura se empezó a hacer antes que en Medina, ya que según él, aquí hacía más falta, y se personó el Alcalde acompañado por el Secretario del Ayuntamiento, paralizando las obras y llevándose el proyecto para hacerlo en Medina. Ante este hecho, los representantes de la Asociación, llegamos hasta tratar de hablar con el entonces Jefe del Estado, cosa que nos impidió el Gobernador Civil, pero Pedro Valdecantos nos prometió otra Casa Cultural mejor, y cumplió su palabra".


Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Nuestros revolucionarios. Medina Sidonia. Por Eduardo Ángel Ruiz Butrón

Las tradiciones se rebelan. Las tunas. 81

Betty Kowalski ha muerto

Aprovechando que el Celemín pasa por Benalup-Casas Viejas