Las tradiciones se rebelan. Las huertas. 57

Foto Mintz. Riego a manta en la huerta Chica
En noviembre publique una entrada de esta misma serie sobre los huertos. Hoy lo voy hacer sobre las huertas. Aunque en los dos se cultivan similares productos las diferencias son importantes. Los primeros su producción va orientada al autoconsumo y se sitúan en el relieve en cuesta entre la mesa y la vega. Los segundos son más grandes, su producción va orientado al mercado local y se sitúan en la misma vega, una vez que termina la cuesta por lo que son más llanos. 
Foto Mintz. Francisco Marín Barbosa, el que está de rodillas es Agustín Vera, al fondo también sonriendo a la cámara Miguel Cobelo Casas, luego Miguel el mudo y José Marín, el carnavalero, dueño de la huerta. 

Foto Mintz. Ricardo Marín, su mujer Isabel Mena y el hijo Juan Marín Mena son fotografiados por el americano
Los hortelanos benalupenses forman parte de un oficio tradicional, que como en el resto pasa de generación en generación, de padres a hijos, así son cuatro familias las que aparecen como hortelanas desde finales del siglo XIX. Ya en el censo de 1917 aparecían estas familias como hortelanas. Los 12 hortelanos que aparecen como tal son: Miguel Grimaldi Gallardo, Manuel Grimaldi Bernal, Cayetano Cabañas Salvador, José Bancalero Mesa, Antonio Grimaldi Gallardo, José Marín Aragon, Antonio  y Manuel Marín Sánchez, Francisco y Antonio Bancalero Gutiérrez, Sebeastian Cabañas Cornejo y Salvador Grimaldi Gallardo. Son todos pertenecientes a cuatro familias (Grimaldi, Gallinitos, Bancalero y Marín) que tienen su origen en el siglo XIX y que van a continuar con el oficio hasta que la crisis de la agricultura tradicional acaba con las huertas tradicionales. 
Foto Mintz. Huerta de Ricardito
Foto Mintz



El sistema de riego empleado es de origen árabe, acequias y tajeas, permanecen desde entonces en el pueblo. Tienen dos cosechas, una de invierno (nabos, coles, zanahorias, puerros, acelgas, espinacas, alcachofas…) y otra de verano (calabazas, berenjenas, sandías, pepinos, melones, ajos…). Las huertas principales se situaban en tres lugares fundamentalmente. En la transición entre la vega y la pendiente que conduce a la mesa por la parte meridional en primer lugar. Encontrándonos huertas como la huerta Chica de los Grimaldi, la del Baltolín, Ricardito o la Conva de los Marín. En segundo lugar en el Cañuelo, donde destaca la huerta de los Grimaldi y en tercer lugar por la Fuente del Tío Pujao. 
Teresa Grimaldi Paredes:  "La huerta de Ricardito. Huerta la Conva y Huerta Chica (Donde tiene el chalet perico Mateos; Paco Segura y la que tiene cabaña). Huerta de Grimaldi en el Cañuelo y la huerta de María Nieves por la venta pareja"
Juana María  Gómez  Benítez: "Aquí año 1955. Huerta la Comba,Benalup, donde mis padres, mi hermano y yo vivimos con Isabel Eugenia Román Cantero, hija de Juanito Román. Esto era una "era" donde tomábamos el maiz"
Foto Mintz. Familia Grimaldi y amigos en la huerta Chica


Los Grimaldi era la familia que más huertas tenían en el pueblo: Así lo cuenta Ángeles Grimaldi: "Mi padre tenía varias huertas, la de la Comba, la del Cañuelo, la del Cascarrón, se llamaba las mesas , en la que tenía vacas palurdas que podían tener alrededor de 20, otra donde está el campo de futbol, pero también se sembraban hortalizas. Mi padre tenía muchas personas que le ayudaban trabajando porque al tener tantas huertas el solo no podía. Otra huerta se llamaba la huerta Chica en la que estaban las vacas suizas de las que se obtenía la leche en las demás se sembraban remolachas, algodón, hortalizas como coles, coliflores, alcachofas, cardillos, rábanos, boniatos, patatas. También sembraban trigo, cebada, garbanzos, una parte de esto iba a los silos y otra era para la panadería, que se solía hacer el trueque. Otra parte de esta cosecha era para las tiendas de Benalup. El algodón y la remolacha normalemente iba para fuera de Benalup, y otra parte iba para los animales también". Como podemos comprabar en el testimonio de Ángeles Grimaldi, la orientación de la producción era local, el dinero como medio de cambio tenía menos importancia que ahora, había mucho trueque. En cuanto a los sistemas de cultivos eran tradicionales, los mismo que habían implantado los árabes en la Edad Media. 


Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

El patrimonio inmueble de Benalup-Casas Viejas. La casa de los Espina. 4

Las tradiciones se rebelan. Las huertas. 58

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. Cambios sociales. Paseos y fiestas. 16

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Los bares 17

La escalera el culo. 1