Las aguas del Monasterio del Cuervo. 2

El tercer capítulo del panfleto está dedicado a las fuentes. “En el mencionado Sitio se hallan las Fuentes minerales, que sirven de asunto a esta Dissertacion, y de conocido provecho para aquellos males, que abajo diré. Son todas las Fuentes unas cincuenta, que con sus corrientes forman un Riachuelo, que hace andar un Molino de pan de una piedra, abundantemente. De las expresada Fuentes, solamente dire a cerca de siete, que están en uso, porque las demás carecen de nombres, y se hallan situdas de modo, que con mucho trabajo se puede lleagar a ellas, estando sucias, y nada corrientes: Se puede pasar sin ellas, porque sus qualidades son al parecer, las mismas que las que se dirán de aquellas que siempre han usado los pacientes”.
Aunque Miravete dice que son unas cincuenta, se centra en siete, que luego veremos que son aquellas que salvo una,  coinciden con las ermitas. 



Las Fuentes minerales del Cuervo, como las habitan, y frecuentan Christianos ilustrados con la soberana luz del verdadero culto, por un efecto de este, y en gratitud a los beneficios que producen se hallan condecoradas con justo motivo, con nombre de santos, que la devoción les ha aplicado. La una, con el de María Santissima. Otra, con el de San Joseph: Otra, con el de San Agustín: Otra, con el de San Elías: Otra, de Santa Teresa: Otra, de San Juan de la Cruz: y otra, de los Santos Martires. A cerca del Sitio, Minerales, de que constan virtudes medicinales, que tienen, y método de usarla va dirigida esta Disertacion, para que los Medicos se enteren de sus qualidades, y pueden disponer la remission, y dirección de sus enfermos, que puedan necesitarlos”. 



Pero como apunta Rosario Fresnadillo en su libro sobre el Monasterio del Cuervo, además de la finalidad científica, parece claro que la propaganda y la atracción de visitantes es otra de la intencionalidades del libro, aunque no se especifique. El nombre de las fuentes nos da muchas pistas de ello. 




No es casualidad, que salvo la de San Agustín que todavía no se conoce su ubicación, todas coincidan con ermitas con el mismo nombre. Es muy significativo que la fuente de Santa María este al lado de la ermita del mismo nombre , próxima a la celda de penitencias. Las ermitas de los Santos Mártires, San Elías y San Juan de la Cruz, tienen sendas fuentes con el mismo nombre. Era requisito imprescindible para fundar una ermita bendecir la fuente inmediata. Como dice Rosario Fresnadillo: “Es decir, con la sola excepción de la de San Agustín, sobre la cual hasta el momento no tenemos más noticias que las ddas por Miravete, el resto de las principales fuentes en uso parecen estar directamente vinculadas, ya en ubicación ya en financiación, con las construcciones diseñadas teóricamente para uso exclusivo del yermo. Con estas premisas, tampoco sería de extrañar que las instalaciones proyectadas para el retiro y aislamiento eremítico (jardín, banco, oratorio), resultaran a la postre recicladas como puntos de recuperación para el descanso y solaz de los huéspedes y enfermos que se esforzaran en cumplir los tortuosos tratamientos recomendados”

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

El patrimonio inmueble de Benalup-Casas Viejas. La casa de los Espina. 4

Las tradiciones se rebelan. Las huertas. 58

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. Cambios sociales. Paseos y fiestas. 16

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Los bares 17

La escalera el culo. 1