La pervivencia en la literatura oral de Benalup-Casas Viejas. Las señas del esposo. 13


Volvemos a estos romances que normalmente transmiten las mujeres por tradición oral. Se basan en otros tan antiguos como en este caso en la Odisea y la vuelta de Ulises al hogar y su reencuentro con Penélope. Su carácter oral hace que abunden las versiones, pero todos parten del mismo tema el ensalzamiento de la fidelidad de la esposa. 
      Las señas del esposo

                   -Soldadito, soldadito                                  1
  ¿De qué guerra viene usted?
-Vengo de la de Melilla
            ¿Qué se le ha ofrecido a usted?
                              -Usted no ha visto a mi marido                   5
en la guerra alguna vez.
  -No señora, no lo he visto,
ni tampoco sé quién es.
-Mi marido es alto y rubio
                                 alto y rubio aragonés.                               10
y en la punta de la espada
lleva un pañuelo francés.
Se lo borde cuando niña,
cuando niña lo bordé.
                               Y otro le estoy bordando                            15
y otro que le bordaré.
          -Por las señas que usted ha dado
Su marido muerto es
lo llevaron entre cuatro
                                      a casa del coronel                                20
           siete años he estado esperando
y otros siete esperaré.
Si a los catorce no viene
monja me meteré.
                                 -Calla, calla, Isabelita                                25
Calla, calla, Isabel,
        que yo soy tu querido esposo,
y tú mi querida mujer.


El romancero de tradición oral español recupera el tema de la Odisea del marido que va a la guerra y de la espera eterna de su esposa. En la obra griega el soldado es Ulises y la mujer Penélope. En la hermana cautiva es el mismo tema pero la base es el amor fraternal, en las señas del esposo, es el amor marital. 
Busco en internet y encuentro que :"El romance conocido bajo el nombre de Las señas del marido o La Catalina, y también ligado a Mambrú y la mujer infiel, describe en metro octosílabo y con rima consonante motivos poéticos derivados de la Odisea homérica.Los temas y motivos en la Odisea son temas universales que en este escrito se relacionaron con otro género poético musical, el romance, legado desde España a América y que, según lo ejemplificado, escoge como temática central el motivo literario del marido que va a la guerra”.



Vista la temática, hagamos un resumen utilizando para ello las distintas partes. La forma narrativa que se utiliza es el dialogo entre el soldado, que luego resulta ser el esposo y la esposa. Con ella, se aligera y se dinamiza la narración Empieza el romance con el encuentro entre los dos personajes, donde ella le pregunta por su marido. En una segunda parte el marido le pide señas de este, una forma de ver que piensa su mujer de ella. Las señas que da la mujer del marido se convierten en el título del romance y en el meollo del romance.  Es alto, rubio, aragones y además le ha bordado un pañuelo francés. Pañuelo que le bordó en el pasado, cuando era una niña, que le borda ahora y le bordará en el futuro. Es la forma simbólica de asegurar la fidelidad en los tres tiempos históricos, aunque que tenga que destejer por la noche como la Penélope de la Odisea. 



Llega el tema central del romance; la fidelidad. Ante la noticia de que está muerto. La esposa no sólo se mantiene fiel, sino que le comunica que ante estas noticias se meterá a monja. En la concluisón, el giro que toma es radical. Al igual que en el romance de la hermana cautiva, el soldado se descubre como el verdadero esposo. Otro final feliz. Apenas se encuentran figuras literarias, lo que significa que el lenguaje es utilizado de manera sencilla. Por la temática, el romance lo podemos considerar novelesco: el tema que se desarrolla es la fidelidad de la esposa al marido ausente. 



Volvemos a estar dentro del universo femenino, pero si en otros romances se ensalza a la mujer transgresora que rompe las normas convencionales impuestas por la sociedad, en este caso es todo lo contrario se alaba la fidelidad al esposo, engarzando toda una tradición que arranca de la épica homérica.   

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Esta lucha titánica.

Un secreto

La finca de Las Lomas. Pasado y presente. 1

Las Lomas pasado y presente. 3

Juan Pérez Blanco Estudillo. 1

Ramón J. Sender y los exilios de Casas Viejas. 7. Por José Luis Gutiérrez Molina Grupo de Estudios Historia Actual