Los Barberanes. 3. Por Carmen Barberán

Pepi_Antonio_Paco y Angeles Barberán Mena




En esa época Ana María Montiano ayudaba a mi madre y hacía de niñera de mis hermanos mayores. Tenía una estrecha relación con la familia, así conoció a mi primo Andrés, se hicieron novios y se casaron. Ambos fueron los padrinos de bautismo de mi hermana Pepi.



Ana María Montiano y Andres Barberan Cozar







Por lo que sé esa fue una buen época pero se truncó rápido ya que en uno de sus viajes mi padre fue detenido y para evitar la cárcel tuvieron que vender todo lo que tenían y poder pagar la fianza. Esto provocó que se quedaran sin dinero y sin medio de vida. Buscando soluciones a esta situación llegó a Las Lomas donde trabajó regentando el Bar del pueblo eso sería en agosto de1956. Era conocido por todos como Antonio el del Bar. 
Bar de Las Lomas






Yo nací en Las Lomas y estuvimos viviendo allí  hasta abril de 1973. La vida en Las Lomas estaba ligada a Casas Viejas pues íbamos a visitar a mi abuela Antonia Jiménez Gil que me solía esperar en su casa e la calle Cervantes con un tazón de leche de cabra ella sabía que la de vaca no me sentaba bien.







Íbamos a la tienda de mi tía Currita, mientras mi padre tomaba un vinito con Chinchorro y mi primo Andrés yo jugaba con su hija Maribel en el huerto de mi abuela o en la calle. La tienda de currita estaba abarrotada de cosas pero lo que más me llamaba la atención era la maquina de los caramelos, aquella con una esfera de cristal que le metías una perra gorda y salía la bola. 




Las compras de ropa y calzado también se hacían en Casas Viejas. Mi madre tomaba las medidas a todos los hijos, para acertar la talla de los zapatos nos medían el pie con una caña o hacían una plantilla de cartón. ¡Qué buen ojo! pues casi siempre acertaban. La ropa la compraban dónde Pepe Rey. Ana María Montiano también había trabajado para los dueños Pepe y Mercedes. Recuerda mi prima Maribel que Pepe saludaba a los niños y niñas tocándoles  la nariz y haciendo un “pitido” con la boca. La tienda de Pepe Rey estaba en la plaza Ntra. Sra. Del Socorro junto a la Alameda, haciendo esquina con la calle San Elias, después hubo un banco, una funeraria y ahora hay la pizzería Vaquerillo. Al parecer en el mismo local y antes de todos estos negocios  mi abuelo tubo “La Buhardilla”.

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Esta lucha titánica.

Un secreto

La finca de Las Lomas. Pasado y presente. 1

Las Lomas pasado y presente. 3

Juan Pérez Blanco Estudillo. 1

Ramón J. Sender y los exilios de Casas Viejas. 7. Por José Luis Gutiérrez Molina Grupo de Estudios Historia Actual