Antonio Añoveros. El obispo que optó por los desfavorecidos

Añoveros. Diario de Cádiz
El 1 de mayo es el día de los trabajadores. En esta tierra siempre han sido muy importantes, tanto por su número como por su malas condiciones de vida, ya que el pueblo surgió al hilo del problema agrario. El 1 de mayo siempre ha tenido un carácter reivindicativo, en esta zona cada vez más pasa casi desapercibido.
Siempre me ha llamado la atención la figura del obispo Añoveros, sobre todo desde que al final del franquismo tuvo aquel enfrentamiento por posicionarse a favor de los derechos del pueblo vasco, recién asesinado por ETA Carrero Blanco. El País publicaba en 1987:” Fallece Añoveros, el obispo que provocó la mayor crisis entre la Iglesia y el franquismo” . A raíz de aquel incidente Franco estuvo a punto de ser excomulgado, según publicaba el Diario Público. 
Añoveros y el Padre Muriel. ¿Alguien conoce a más gente?



Estando viviendo en Benalup-Casas Viejas me enteró de que Añoveros fue obispo de Cádiz de 1964 a 1971. Me contaban que venía mucho por esta zona e incluso cuando tenía problemas y debía quitarse de la circulación lo hacía escondiéndose en la casa del Padre Muriel, lo mismo que luego hizo Ruiz Mateos pero en el molino de los Luna en 1982. Se ve que esto siempre ha sido una zona marginal y periférica, ideal para esconderse. Luego por Diario de Cádiz, a través de un reportaje de Tano Ramos me enteré de la sensibilidad social del obispo. Mi amigo Santo me indicó la posibilidad de indagar sobre el tema. Me puse en contacto con Juan Cejudo y he publicado recientemente dos post de este sobre la situación del campo de la Janda a mediados de los sesenta. Se trata de un informe que luego se lo entregó al obispo Añoveros. 
Del blog de la compañía 19



Dice Francisco Javier Torres Barranco en su tesis De los curas obreros a los obreros curas dirigida por Julio Pérez Serrano: “Para el obispo, el mayor de los problemas rurales se daba en los jornaleros de temporada que se desplazaban con sus familias a las grandes fincas durante las épocas de laboreo, y no solo porque se les ofrece alojamientos y condiciones de vida muy poco humanas, sino sobre todo porque, en primer lugar, éstos solo percibían jornal cuando trabajaban en una realidad que mostraba la existencia de paros estacionales de más de tres meses al año. En segundo lugar, porque a pesar de que muchos de estos obreros eventuales del campo, al llevar muchos años trabajando en las mismas fincas y para los mismos propietarios, “continúan en su inestable categoría de eventuales por no atreverse a reclamar ante el temor de ser despedidos”.  
b) Instrucción Pastoral “El campo ofrece un panorama socialmente sombrío” de 1 agosto de 1967. Este documento tiene una interesante intrahistoria detrás poco cocida: es el resultado directo de un informe previo de seis folios de extensión que le realizó el pionero de los curas obreros Juan Cejudo Caldelas, entonces diácono…Este informe fue ampliado por el obispo Añoveros añadiendo doctrina social de la Iglesia preceptiva con la temática, una generosísima pléyade de Encíclicas y contenidos del propio Concilio Vaticano II. También le suministró una serie de  indicaciones ideológicas basadas en la ausencia de conciencia social del trabajador agrario, terminología económica, de geografía humana, etc., que le otorgaron al documento un calado intelectual de primer orden. El resultado fue que, como se ha señalado antes, este documento daría muchísimo que hablar en la prensa nacional donde fue noticia de portada varias semanas. Pero las repercusiones también significaron que parte del señoritismo gaditano le diera la espalda al propio obispo, precio que debía pagar Añoveros y que no era tan importante para él, ya que lo significativo para su magisterio era el apoyo a las clases más débiles. Un cura obrero de entonces, Alfonso Castro, resumió perfectamente estas sensaciones con las palabras que le dijo personalmente el obispo: 
“Él llego a decirme: “ahora tus paisanos” [Castro es jerezano], refiriéndose a los caciques de la zona de Jerez: “ya ni me saludan si quiera”. Esta pastoral le sirvió para darse cuenta de lo difícil que era trabajar con esta gente del campo, me refiero a los ricos, por parte de los labradores a él no le era complicado”. (Alfonso Castro, entrevista personal)".  

¿Alguien sabe datos de esta foto?


Me llaman la atención las palabras sobre los señoritos jerezanos de Añoveros. Me dice Santo que él se acuerda muy poco del obispo, pero “recuerdo su cara y su tipo y, especialmente su voz profunda con acento vasco…Creo que gracias a Añoveros se revolucionaron algunos cimientos en la provincia…” Y es que el trabajo de denuncia y reivindicación sobre la mala situación de los más desfavorecidos los centró Añoveros en el mundo industrial naval gaditano, en el del campo de Gibraltar y en la de la comarca de la Janda. En la misma tesis se dice: “ Por entonces, el campo andaluz y gaditano era un auténtico olvidado y su calamitosa situación recordaba a las mismas situaciones de décadas anteriores, y en algunos casos, hasta de siglos anteriores: altas tasas de natalidad, mortalidad y mortalidad infantil, deficiente nutrición, higiene y sanidad rudimentarias, hacinamiento en la vivienda, analfabetismo, educación rudimentaria, trabajos pesados realizados por los niños, clases media inexistente o inferioridad de la mujer y tradicionalismo en las costumbres… la comarca de la Janda, territorio eminentemente agrario en el que en sus extensos latifundios subsistían aún estructuras de tipo cuasi caciquil…Añoveros, muestra las múltiples visitas que hizo a las fincas del campo gaditano: Jandilla, propiedad de Juan Pedro Domecq y El Torero, propiedad de Salvador Domecq, ambas en Vejer de la Frontera, Los Alburejos, propiedad de Álvaro Domecq, Las Lomas, propiedad de José Ramón Mora Figueroa, entre Vejer y Benalup, El Pedroso, propiedad de la viuda de Domecq, Zambrano, en Jimena de la Frontera, La Alcaría, propiedad de Alfonso de Zulueta, La Almoraima, (el latifundio más grande de Europa), la finca del Marqués de Domecq, dedicada a ganadería brava, las fincas de Núñez y Villanueva en Tarifa con la misma finalidad y la ganadería de Barroso por los campos de San José del Valle”
Del blog de la compañía 19



En el blog de la Compañía 19 hay varios artículos sobre Añoveros muy interesantes. Por ejemplo este de Bausset o este de Tano Ramos o este de Juan Cejudo o más...  He encontrado un texto de  José Antonio Hidalgo que contextualiza muy bien al personaje:”Antonio Añoveros gobernó la diócesis de Cádiz entre 1964 y 1971. Lo hizo con mano firme y volcado en los más necesitados. Su etapa coincidió con la profunda renovación de la Iglesia gracias al Concilio Vaticano II y con el preámbulo de lo que fueron los años más duros en la relación entre el catolicismo y el régimen franquista. Su estancia en Cádiz se había iniciado unos años antes, cuando el 17 de febrero de 1954 llegó a la ciudad, con el cargo de obispo coadjutor con derecho a sucesión. Este menosprecio lo invirtió en recorrer constantemente la Diócesis y dejar patente su “otra” forma de actuar. Ya como obispo, y tras participar en Roma en los debates del Concilio Vaticano II, promueve las “misiones populares” a la vez que mantuvo una estrecha relación con los obreros del Movimiento de Acción Católica”.  Esta referencia de José Antonio Hidalgo hacia la promoción de las misiones populares me recuerda las que hubo en Benalup de Sidonia en 1965, fomentada seguramente por Antonio Añoveros, en un lugar muy necesitadas de ellas, según el criterio del obispo.
Del blog de la compañía 19



Por tanto tenemos que situar a Antonio Añoveros dentro de la década de los sesenta, donde en España la oposición al régimen se mutó de los partidos políticos y el exilio a los movimientos sociales, siendo el obrero, los estudiantes y los católicos los grupos sociales más activos. Dentro de estos destacaron los llamados curas rojos, de los que Torres Barranco dice en su tesis: “Pero llegado este momento, no podemos olvidar que cuando hablamos del grupo de curas obreros gaditanos, ya fuera en su primera hornada ordenada por Tomás Gutiérrez como Castro, por Añoveros como Avelino o Cejudo, o por Dorado como Delgado o Fajardo, hablamos de un grupo de personas de marcado carácter reivindicativo… Los curas obreros de la diócesis de Cádiz contribuyeron a empoderar a la clase obrera gaditana, favoreciendo así a la reconstrucción del movimiento obrero en el territorio en unos momentos en que, fundamentalmente por dos razones: el paternalismo de las grandes empresas instaladas en los principales focos de empleo de la provincia de Cádiz y el miedo a caer en el paro, se asistía al predominio de una clase obrera deficitaria tanto de conciencia política como de conciencia de clase. Y es que por entonces la estrategia de las grandes empresas para justificar los bajos salarios era ofrecer otra serie de incentivos al trabajador: una escuela de formación profesional donde los niños de los productores podían estudiar, un dispensario, un economato donde se adquirían las cosas más baratas que en cualquier supermercado y hasta, en el caso de la empresa pública de Astilleros de Cádiz, en la feria no faltaba su caseta montada por los propios trabajadores. La empresa así quería aparecer más que como una empresa, como parte de la familia. ¿Quién desea pelearse con la familia? Nadie. Además, quien gozaba de estos estímulos empresariales eran los trabajadores de plantilla, así que la amplísima bolsa de eventuales que aspiraban a pertenecer a ella hacía lo posible para agradar al empresariado para poder conseguir su estatus de fijo.”



Luisa Pérez Blanco se quejaba de las mala situación actual de los jornaleros a raíz de mi comentario en un post sobre el sueldo de una cuadrilla de trabajadores en Libreros y yo respondía diciendo que me habían dicho que cobraban 36,70 Euros pero que no sabía si el dato era cierto. Esta mañana, 1 de mayo, me he planteado si esta desidia, desgana y apatía que hay sobre el movimiento obrero es porque el paternalismo, la desmovilización política y el miedo que guarda la viña han dado sus frutos o porque los problemas del campo andaluz y jandeño se han solucionado. Escribo este artículo para terminarlo con esta pregunta, pero sobre todo para aprender y entender más sobre la figura de Antonio Añoveros, por ello solicitó información de todo el que la tenga en relación con sus contactos con la zona. Gracias.

Comentarios

Juan Cejudo ha dicho que…
Cierto que Añveros goberno la diócesis de Cádiz-Ceuta como obispo titular desde el año 1964 a 1971 en que fue trasladado a Bilbao.

Pero hay que señalar que él llegó a Cádiz como obispo coadjutor del titular D. Tomás Gutiérrez Díez, desde el año 1954 a 1.964 en que ya fue nombrado obispo titular por fallecimiento de D. Tomás.

Entradas más vistas

Betty Kowalski ha muerto

Todo el mundo publica libros

Las tradiciones se rebelan. Cosiendo que es gerundio. 71

Las tradiciones se rebelan. Las parteras. 73

Volver a empezar

Ha muerto Manolo Lago