Los benalupenses de a pie durante el primer franquismo. La educación en la postguerra. 26

Primer año que llego Don Eugenio a Benalup de Sidonia
Continuamos con la educación en Benalup-Casas Viejas en la postguerra. La situación educativa en España era catastrófica, en Benalup de Sidonia, más si cabe. Lógicamente esta situación la sufrieron más los pobres y las mujeres (el grado máximo era para quien participaba de las dos condiciones), mientras que los hombres y los pudientes podían realizar su formación generalmente en colegios católicos, sobre todo en la enseñanza secundaria y universitaria. Esa diferenciación de clase y de género es una de las características más importantes de la educación del primer franquismo.
Antonio Cazorla dice sobre ello: “La clave para  entender el déficit de inversión en educación pública es que para el primer franquismo la escuela representaba ante todo una herramienta para el mantenimiento de las desigualdades sociales y políticas. Hasta finales de los años sesenta, la educación de calidad fue un privilegio de las familias de clase alta y media-alta, que tenían la posibilidad de enviar a sus hijos a centros privados y confesionales, especialmente para estudiar bachillerato… Ni que decir tiene que los alumnos de educación media y superior eran predominantemente varones”.



Eugenio Espinosa lo expresa de una forma más moderada, de acuerdo a su carácter, pero con el mismo mensaje de fondo: “Entonces en el pueblo solo podían estudiar los más pudientes y en Colegios internos, los que teníamos familiares en la capital o los que ingresaban en el Seminario, aunque muchos no terminaban de ser sacerdotes; la mayoría no terminaba el periodo de enseñanza obligatoria porque se incorporaban muy pronto al mundo del trabajo…”. 


Resumimos la mayoría de los alumnos estaban cortos periodos de tiempo en la escuela, dos o tres años, y faltando en periodos de recolección. La enseñanza secundaria y universitaria era coto de los más pudientes. En Benalup-Casas Viejas los hombres de las familias propietarias estudiaran casi todos. También algunos hijos de comerciantes, industriales y funcionarios. Hay varios apellidos que dominan entre los jóvenes que salen fuera de Benalup a estudiar así los Pérez Blanco (el mayoritario), Fernández, Vela, Espina, Romero, Martínez, Sánchez, Pérez, Cózar, Reyes... Como sigue pasando en la actualidad más que una cuestión económica, se trataba de dar cumplimientos a las expectativas laborales que tenían los padres y los hijos sobre estos últimos. Caso especial es el de las mujeres. La primera benalupense universitaria de la que tenemos constancia es una hija de Juan Pérez Blanco Estudillo, el genuino representa de la escasa clase media del pueblo. En el curso 1938-39 empieza a ejercer como maestra titular de la escuela nacional número 1 de niños de Benalup de Sidonia Mercedes Pérez Blanco Jordán, lo hace gratuitamente sustituyendo al maestro titular Don Manuel Sánchez Sánchez que se encontraba en zona rebelde durante la Guerra Civil. Una hija de este Paz Sánchez Guerra, casada con Antonio Fernández Pérez Blanco, va a ser la segunda incorporándose en septiembre de 1960 al colegio de Benalup de Sidonia, que en el 66 pasaría a llamarse Padre Muriel. La tercera Juana Mari Estudillo Ruiz (que trabajó fuera). La cuarta Marí Jíménez Férnandez, su madre también Pérez Blanco, terminó el bachillerato en 1969 y empezó ejerciendo el magisterio en 1974. Evidentemente estos datos demuestran que las tres pertenecían a familias donde se le otorgaba gran importancia a la educación y que la incorporación de la mujer a la educación universitaria fue más tardía que en el resto de España. 



Un episodio muy característico de la educación en postguerra es la que recibían los niños que vivían en el campo. Hasta los años sesenta una parte importante de la población de Benalup vivía en el campo. Era una vida con muy pocas comodidades y donde las necesidades básicas se autoabastecían. Para la escuela se recurría cuando se podía a algún maestro itinerante de los que había en aquellas épocas. Ya publique algunos datos del Hermano Antonio, del padre Jandilla, de Andrés Candón o de Juan Pérez Montes de Oca. Recientemente me ha llegado el dato de que las orden ministerial por las que se consideran Nacionales a todos sus efectos, las Escuelas que vienen funcionando a cargo del Patronato de Escuelas Rurales Católicas de Jerez de la Frontera tiene fecha de 9 de agosto de 1949, siendo ministro de Educación Ibánez Martín. Las que se refieren a nuestro entorno eran coordinadas por el Padre Jandilla, Francisco González Metola y estaban situadas en El Palmar, Nájera, Cantarrana, Libreros y la Oliva en Vejer y la de los Badalejos en Medina Sidonia. 

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Barberanes en el mundo. 1 Por Carmen Barberán

El habla de Benalup-Casas Viejas. Tareas de la casa y mobilario. 36

El habla de Benalup-Casas Viejas. La vivienda. 37