La pervivencia de la literatura oral. Un beso de amor. 5

La copla que traigo hoy no tiene origen medieval, no es un romance propiamente dicho. No obstante, mantiene la tradición oral como base de su tradición. Habla sobre la porfía de una pareja de novios en torno a la petición del hombre a la mujer de que le dé un beso en la boca. La informante que les cantó al grupo de trabajo coordinado por Manolo Viciana y Alejandro Pérez fue Ana Montes de Oca Bancalero.

Dame un beso de amor.

               -Cuando vengas a verme              1
No vengas tarde, 
Que me estoy desnudando
Para acostarme.
                 -Si te estás desnudando              5
Te vuelves a vestir,
Bastantes malos ratos 
Paso yo por ti.
-Si pasas malos ratos
                    Me los perdonas                      10
Para eso que eres dueña 
De tu persona.
                - Dame un beso en los labios         15
Blanca paloma,
-Y un beso no te doy
Porque no conviene.
Y el día que sea tuya
                      Aquí me tienes                       20
Y el día que sea tuya
Juntitos los dos
En vez de darte uno
 te daré un millón.
                  -Dame un beso de amor             25
-No te lo quiero dar
Que no acostumbro yo
A los hombres besar.
-Dame un beso de amor
                     No te lo quiero dar                30
Tu serias el primero
Que me lo iba a criticar.
-¿Quién te lo iba a criticar?
Si aquí nadie nos vé.
                 -Dame un beso de amor             35
Y no te olvidaré.
-No me olvides por Dios, 
Por fin te lo daré
Y aunque es una mañana fea
                Pero aquí nadie los ve.                 40

Utiliza la técnica del diálogo entre dos novios para contar una historia. Podemos dividir la narración en los clásicos introducción, nudo y desenlace. La introducción la ocupan los primeros catorce versos, empiezan los primeros escarceos dialécticos que auguran que va a haber una polémica entre la pareja. Del verso 15 al 36 se presenta el nudo o el desarrollo del relato. El novio le pide un beso en la boca y la novia se lo niega por miedo a que los vean y lo emplaza a después del matrimonio. Del 37 al 40 tiene lugar la conclusión o el desarrollo final,como él le promete fidelidad ella accede a besarlo en la boca porque "aquí nadie los ve". La canción se extendería durante el franquismo donde la moral dominante impedía cualquier tipo de relación sexual antes del matrimonio. El sexo estaba reservado para la procreación y ese debería realizarse después del santo matrimonio. Las mujeres tenían la obligación de social de controlar a los novios más fogosos e impulsivos. 



Dice Mintz:”Durante la investigación de campo que realicé en Andalucía en los años 60, 70 y 80,  llegué independientemente a la conclusión de que "El control social en la Andalucía rural no se operaba por medio de regulaciones gubernamentales y supervisión policial, sino por medio de sanciones sociales a rumores y otras formas de crítica y censura públicas. Por Carnaval, las conductas dudosas se pregonaban en público en forma de canciones." Los anarquistas de Casas Viejas, p. 100”. En la canción le dice taxativamente "No te lo quiero dar, tu serías el primero que me lo iba a criticar". Cuando el novio le promete eternidad en su relación ella accede. Esta moral católica se transmitió a través de los consejeros sentimentales que pululaban por la radio. En España, destacó Elena Francis, que durante 36 años y desde la radio recomendó a las mujeres abnegación, aguante, mirar para otro lado, hacer la vista gorda, tener paciencia, esperar a que las cosas cambiasen o sacrificarse por los hijos y la familia. El programa no fue sino la doctrina del régimen franquista disfrazada de consultorio sentimental. La canción no sólo refleja el predominio de esa rancia moral, sino también el machismo imperante. Como escribio Adelfa soto: "El beso, el beso, el beso en España/se da si se quiere, con el no se engaña/me puede usted besar en la mano/me puede dar un beso de hermano,/y así me besará cuando quiera,/pero un beso de amor/no se lo doy a cualquiera". Es lo que luego Sabina ironizaría en ese maravillo verso que dice: "El sexo con amor de los casados". Es curioso, como cambia la sociedad y con ella la moral imperante. En el 2006 la MTV hizo una campaña publicitaria de una gran repercusión que criticaba precisamente los valores que imperaban unos años antes. La canción amo a Laura consiguió sus objetivos y la MTV ridicularizando el culto a la virginidad consiguió un gran éxito mediático.




No obstante, aunque esta canción refleja la moral católica y machista de la época, como las pastelerías y las buenas canciones tienen un final feliz. Los dos novios que empezaron discutiendo terminan besándose, aunque sea  porque "aquí nadie los ve"

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Esta lucha titánica.

Un secreto

La finca de Las Lomas. Pasado y presente. 1

Las Lomas pasado y presente. 3

Juan Pérez Blanco Estudillo. 1

Ramón J. Sender y los exilios de Casas Viejas. 7. Por José Luis Gutiérrez Molina Grupo de Estudios Historia Actual