El habla de Benalup-Casas Viejas. Los usos agrarios. Distintos tipos de campesinos. 37

Una de las singularidades del habla de B-CV tiene que ver como dice Sebastián Montero con “la forma de explotación agropecuaria, con una parte importante de la población estrechamente vinculada a tareas del campo”. La entrada de hoy y la siguiente de la serie se van a centrar en concreto en los términos con los que se nombra a los distintos especialistas y trabajadores del campo.
Hay que tener en cuenta que las transformaciones del campo desde los años sesenta han sido tan profundas que no sólo han hecho cambiar radicalmente la forma de explotación agropecuaria, sino también que muchas de las palabras con las que se referían a ella están en trance de desaparecer. Afortunadamente Andrés Candón Quirós realizó un libro sobre los usos agrarios de finales del siglo XIX y principios del XX. Aunque el libro nunca se ha publicado, y es una lástima, Mintz tuvo acceso a él y recogió en los anarquistas de Casas Viejas mucho de lo apartado por su “anónimo”. Luego Sebastián Montero utilizó esta información de Mintz para su libro sobre El habla de Benalup-Casas Viejas.



Ya vimos como los sopacas eran segadores que venían de otros pueblos y tenían muchos problemas con los jornaleros locales a causa de que cobraban los destajos más baratos. Entre las distintas clases de trabajadores también surgen los problemas, ya dijo Julio Cesar aquello de divide y vencerás. En estas dos entradas me voy a centrar en palabras como acomodaos, palomos, pegujaleros, gañanes o peonistas. El hilo conductor es la conflictividad laboral, las malas condiciones laborales y los enfrentamientos entre los distintos tipos de trabajadores del campo



“ACOMODAO.- Pasa a llamarse así el trabajador agrícola que consigue un contrato indefinido, fijo. El término hace referencia a la seguridad y estabilidad laboral. Asalariado. También en Vejer de la Frontera. Curiosamente en Argentina, Bolivia y Uruguay se llama así a la persona que tiene un empleo por enchufe. “Manolo es un acomodao, ya lleva trabajando en Las Lomas más de cuatro años”. (Sebastián Montero. El habla de Benalup-Casas Viejas)
ACOMODO.- "Colocación, “quiero un acomodo”, similar a “necesito un boquete o búscame un boquete” ubicación a medida o comodidad en una reunión, viaje, vida.” (Marcos Ramos. La comarca de la Janda)
En los anarquistas de Casas Viejas de Jerome Mintz (página 75 76) podemos leer: “El fijo era contratado de forma anual. Al final de ese tiempo podía marcharse o ser despedido. Pero durante el año laboral, el fijo había construido una choza, criado gallinas y pavos y, quizás, vendido huevos para ganar dinero extra. Su seguridad dependía de la estabilidad de la vida en el cortijo y de la buena salud y voluntad del patrón y los administradores. El desasosiego de los trabajadores era visto como una amenaza por el fijo, porque le llevaba a acciones que podían comprometer sus lazos con el patrón. No se podía confiar en que los fijos arriesgaran sus puestos voluntariamente; por el contrario, se identificaban frecuentemente con los patrones y el cortijo… Anónimo (Andrés Candón), pese a su despectivo retrato del marqués de Negrón, señaló la lealtad del fijo a su patrón: En años posteriores, en la casa del marqués de Negrón el pan era bueno y completo y, además, le admitían más animales, entre ellos, cerdos que anteriormente en ninguna parte se los dejaban, y de esta manera vían estos campesinos acomodados, sirviendo y adulando a sus señores los amos, incondicionalmente, ganando sueldos sumamente mezquinos, sumidos en la más espantosa miseria, con un estado de conciencia embrutecida, de una mentalidad casi primitiva, fieros y agrestes. Sólo en ocasiones alcanzaban niveles de educación rudimentarios. Respetando estas condiciones, recuerdo especialmente a los campesinos del marqués de Negrón por ser lo más fanáticos y serviles. Algunos de ellos deseaban preferentemente la desgracia de un hijo antes que la de un animal de la manada del patrón. No podían expresarse  sino del modo más primitivo. Otros guardas hacían alarde en sus manifestaciones de que antes de unirse a una huelga bajo la amenaza de alguien, se atrevían a dispararle hasta el último cartucho de sus escopetas”
Los acomodaos o fijos de las familias Vela y Espina durmieron en las cuadras de la casa Espina García, en la calle San Francisco, la noche del 10 de enero de 1933. Como se sabía de la proclamación del comunismo libertario por la madrugada estos se quedaron a dormir ahí para proteger a las familia Vela y Espina (que salvo José Vela Morales y los suyos) se habían quedado a dormir todos juntos en esta casa. 



PALOMO.- Dícese del que comparte la aparcería con el propietario de una finca. En “Los Anarquistas de Casas Viejas”, de Jerome R. Mintz, aparece este término en el siguiente contexto: “El problema aquí no eran los pejualeros, sino los palomos, los que compartían la aparcería con el señorito”. “Los palomos trabajaban la tierra y después entregan parte de la recolección al señorito”. (Sebastián Montero)



En los anarquistas de Casas Viejas Mintz profundiza sobre este tipo de trabajadores del campo. Los describe como aquellos trabajadores fijos o acomodaos, a los que los propietarios se asseguraban su fidelidad dejándoles explotar una determinada cantidad de terreno. Dice así: “La oferta era tentadora para el trabajador cuya familia estaba al borde del hambre. Sin embargo, creaba acusados conflictos entre los campesinos, porque, si habían protestas y huelgas, el fijo no podía participar, bajo el riesgo de perder el trigo que había sembrado y cuidado. A estos fijos también se les obligaba a participar en los ritos y actividades de una hermandad católica. A los campesinos que aceptaban estas condiciones se les llamaba palomos, referencia al fénix escogido por la Unión y el Fénix como símbolo de seguridad y pintado en todos sus vehículos. A los ojos de los otros campesinos, se habían esclavizado a ellos mismos y vendido su primogenitura por la mitad del fruto de una fanega de terreno… Los palomos sufrieron ostracismo por parte de los campesinos del pueblo y fueron satirizados públicamente en las canciones de Carnaval

Comentarios

Entradas más vistas

Betty Kowalski ha muerto

Todo el mundo publica libros

Las tradiciones se rebelan. Cosiendo que es gerundio. 71

Las tradiciones se rebelan. Las parteras. 73

Volver a empezar

Ha muerto Manolo Lago