Los benalupenses de a pie bajo el primer franquismo. La presión a las familias y el silencio. 18

Mariana Lago Estudillo, flanqueada en la Alameda por Daniel y Teresa Moya Lago, sus hijos
La anterior entrada versaba sobre como se extiendo la desmovilización y el conformismo político y social durante el franquismo. Apuntábamos a un tercer elemento que puede explicar el triunfo ellos. Como vimos cuando estudiamos el fenómeno del maquis no se trataba exclusivamente de capturar o eliminar al guerrillero, sino que para conseguirlo el franquismo optó por trasladar toda la presión inicial sobre la familia, a sabiendas que “derrotado el llano, pronto caería la sierra” (Almudena Grandes). Lo mismo ocurrió a nivel general, a los pocos que no optaron por conformarse y replegarse a las condiciones de la derrota se les sometió a una presión familiar insoportable.
Lo cuenta Antonio Cazorla también: “Bajo la dictadura, el coste potencial-la durísima represión- podía afectar de manera casi automática y de forma crucial no solo a los individuos sino también a sus familias, la institución en la que las clases trabajadoras se apoyaban en el duro día a día. Por ello mismo, la preservación de la familia restringía el ámbito y la intensidad de sus respuestas. Esta necesidad determinó las posturas tomadas por la mayoría de las personas y la manera en que los pobres encajaron la opresión material y social causada por el experimento autárquico y las leyes contra los trabajadores del franquismo”. 



Son muchos los ejemplos de esto que tenemos en Benalup de Sidonia. Carmen Bancalero Ortiz rompe con su familia al casarse y continuar con Francisco Vargas Casas, antifranquista declarado. Antonio Durán Fernández abandona su familia en Benalup de Sidonia ante el rol que le han colocado los vencedores y decide marcharse a Daya Vieja donde había pasado la guerra y también había formado otra familia. Un familiar resume perfectamente lo que la mayoría del pueblo pensaban (y muchos siguen pensando) sobre la opción de intentar hacer política antes de que te la hagan. “Tuvo muchos problemas con la política, porque por ejemplo, yo puedo ser de un partido o de otro pero no meterme en nada y así me libro de problemas”. El caso de Curroestaca también es significativo, tras la guerra se traslada a Cantarranas, trabaja en las Lomas, pero no aguanta la presión, rompe la familia y emigra a Navarra. Caso parecido es el de Sebastián Pavón que es detenido y acusado de horribles delitos, huyendo en 1943 sin que se haya sabido nada sobre él desde entonces. 



O el caso de Moya Paredes. Decide convertirse en maquis y se refugia en la sierra durante un tiempoPedro Moya Paredes estando en la cárcel le escribí una carta a Franco donde le cuenta, desde su punto de vista, lo injusto de su persecución y encarcelamiento. Según él todo se debe a una celada del comandante de puesto de la Guardia Civil de Casas Viejas en connivencia con los grandes propietarios y algunos comerciantes a los que había denunciado de que a través del estraperlo se beneficiaban ellos mismo y perjudicaban a la gran mayoría con la escasez y la carestía de los productos. Es acusado de denuncia falsa, estando a punto de ser ajusticiado en la Alameda, pero se salva. 



Este es el relato de lo que pasa después donde aparece bien claro el papel de la familia: “Fui puesto en libertad y llamado a Cádiz para comparecer ante el Teniente Coronel Jefe de la G.C. quien al hacer la comparecencia me propuso que me pusiese a su servicio para traicionar a estos que como el dicente se hallaban huidos. Con me escrúpulos de conciencia, me negué rotundamente y comprendiendo que esta negativa por mi parte significaba una nueva persecución a me persona, desde aquel instante todos mis pasos se encaminaron a huir de España donde comprendía que la vida me sería imposible; pero una nueva desgracia se sebó en mi.- Mi primogénito cayó enfermo gravemente. Teniendo que ser operado en el Hospital Provincia.- Esto descompuso todos mis planes pues V.E. ya conoce lo que es ser padre.
Complicaciones en la enfermedad exigen que el niño abandone la sala donde había sido operado. Este servidor de S.S. previendo que si su hijo salía del hospital era tanto como condenarle a una muerte segura, trance tan doloroso para un padre, que sin detenerme en escrúpulos de ninguna clase fui a ofrecer al Teniente Coronel de la G.C lo que más tarde mi conciencia me prohibiría hacer. Solo pensé en salvar a mi hijo de la muerte y ofrecí mis servicios al Teniente Coronel Jefe de la G. C en Cádiz a cambio de que el niño fuera curado. Mis convicciones políticas me llevaron a ir prolongando el cumplimiento de lo convenido y un día fui amenazado con la cárcel, como que decidí volver a huir de la Justicia internándome en los montes. A partir de aquella fecha y dado el feroz odio que le propesaba el Agente Comandante de Puesto de la G.C en Casas Viejas el dicente perseguido a muerte y con el de cazarle muerto o vivo por una banda de cicarios con instrucciones concretas de asesinar al dicente. Si dicho objetivo no fue conseguido fue porque la Providencia no lo permitió”... Pero la presión a la que era sometida la familia  lo convence de que tiene que huir y se va a Tanger, donde va a ser detenido, de ahí a Novelda, permaneciendo en la cárcel hasta 1963, su mujer como puede y a duras penas consigue sacar hacia adelante a la familia, formada por ella misma y dos hijos Teresa y Daniel.


Estas penurias económicas, la represión y propaganda política y  la presión sobre las familias de los "que se destacaban" hacen que la desmovilización y el conformismo se entiendan sobre la sociedad española y benalupense. Ello se materializó a través de ese miedo que según el refrán guarda la viña. Y además trajo aparejado otro sustantivo; EL SILENCIO. Silencio sobre lo que había pasado y sobre lo que estaba ocurriendo. Silencio que no hemos conseguido romper del todo. Dice  Fco. José Nieto Reyes : "He aprendido muchas cosas: la manipulación política que se hace en función del bando que se trata, la condena al olvido que hace el vencedor sobre el vencido, pero sobre todo he descubierto algo que me ha llamado la atención: LOS SILENCIOS. Los silencios de la historia, los silencios de las instituciones que miran para otro lado y los silencios de la propia familia. Esto último puede llegar incluso a violentas conversaciones en donde, al parecer, el único homenaje posible es eso, el silencio"

Comentarios

Entradas más vistas

Betty Kowalski ha muerto

Ha muerto Manolo Lago

Todo el mundo publica libros

Las tradiciones se rebelan. Cosiendo que es gerundio. 71

Las tradiciones se rebelan. Las parteras. 73

Volver a empezar