Los benalupenses de a pie bajo el primer franquismo. La debilidad del "sexo débil". 14

Foto Mintz. Demetrio Mateos y Antonia Montiano en los Arenalejos
Ya he escrito otras veces que tengo claro que la autarquía ha sido una de las peores épocas de la historia de España, llegando la represión política y la miseria económica a cotas desconocidas. En ese contexto todas las personas vivieron en unas pésimas condiciones, pero van a ser las mujeres las que peores lo pasaron, ya que ellas sufrieron una mayores calamidades económicas, políticas, sociales y culturales.
Especial gravedad tenía la situación de las familias donde la mujer era el cabeza de familia; bien porque fuera madre soltera, rol estigmatizado, viuda, o mujer de un preso o huido en la sierra. En el imaginario colectivo actual están presentes casos de cada una de las situaciones anteriores y es general la admiración y el reconocimiento ante el grado de resistencia que demostraron, consiguiendo sacar hacia adelante a su familia en esas dramáticas condiciones. Me gustaría que los lectores de este blog pusieran nombres concretos a estos casos genéricos, que los hay y muchos. Antonio Cazorla lo describe claramente en el libro que estoy tomando como referencia para esta serie: Los españoles de a pie bajo el franquismo: "El hambre no era solo una cuestión  política o social, sino también de género, ya que esta horrorosas condiciones de vida eran más frecuentes en aquellas familias que tenían solo a una madre al frente, pues las mujeres estaban aún peor pagadas que los varones, y a menudo el salario era en especie...En muchos casos se trataba de mujeres cuyos maridos estaban desaparecidos -es decir, enterrados en fosas comunes, sin nombre ni historia- o cumplían condenas en prisión. Por supuesto, no recibían ni siquiera la magra pensión a la que tenían derecho las viudas de los soldados franquistas. Al estar en el bando de los vencidos, el nuevo orden católico de la Paz de Franco decidió que ellas y sus retoños no merecían nada"

Foto Mintz. Manuela Quijada



La situación también era peor que el resto de la sociedad también en el caso de que el cabeza de familia fuera un hombre. Antonio Cazorla lo describe claramente "Las madres jugaban unpapel predomiante en el mantenimiento de la supervivencia familiar. La relación entre estas y las hijas era crucial, pero funcionaba con frecuencia dentro de un amplio marco operativo donde se incluían otros familiares (tías, primas, sobrinas o nietas) y algunas veces también vecinas necesitadas o sin familia propia. A través de las mujeres se distribuían los recursos y, si había necesidad, se gestionaban los conflictos". Las mujeres oficial y oficiosamente ocupaban un papel secundario y menos importante del hombre, al que estaban sometidas. Volvemos de nuevo a Antonio Cazorla: "Así, en la mayoría de las familias reinaba un autoritrismo según el cual el padre estaba a la cabeza y la madre se encargaba de la disciplina diaria y de la mediación con el pater familia, cuya autoridad era temida por el resto, que lo colocaban en un lugar distante. En la mesa era el patriarca era servido primero y a menudo se llevaba el mejor bocado". De hecho todos los que tenemos cierta edad hemos escuchado aquella famosa frase de "cuando seas padre comerás huevos"


Jerome Mintz. Juana Sánchez barre la puerta de su casa en la calle San Elías


Tiene Mintz una conversación grabada entre él y Juan Moreno. Este le dice al americano: "Las mujeres no saben" y ante las protestas del antropólogo, contraataca preguntándole por la situación de la mujer en EEUU, Mintz le dice que allí era mejor que en España.  Esta anécodta expresa de una manera muy gráfica la situación histórica de la mujer hasta tiempos muy recientes, estaba obligada  a ocupar un segundo rol con respecto al hombre en todos los planos de la vida, educativo, político, social, … con una excepción; la casa y los hijos.Así, las mujeres se encargan del sinfín de tareas que se recogen bajo el epígrafe de sus labores o bajo el título de ama de casa, las mujeres también eran responsables de la educación y el cuidado de los hijos, sobre todo de transmitir la cultura femenina a las hijas. Mientras los hombres se dedicaban a trabajar para traer dinero a casa o dejaban pasar su tiempo libre en el bar o en la puerta del mismo.
Foto Mintz

Comentarios

Entradas más vistas

Ha muerto Manolo Lago

Todo el mundo publica libros

Como decíamos ayer

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 1.- La zapatería fue el origen

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 2.- Las ideas, siempre las ideas