la Bossa Nova, el equilibrio entre el fondo y la forma

Foto Marcos Flor
Le escribo a Antonio "El Rubio" preguntándole algunas dudas y me contesta lo siguiente: "Las mujeres. La que va delante se llama Rosell. Es hija de Tomas, otro buen carnavalero. La niña es hija de otro componente.. De Velazquez.  Este año por motivos familiares no ha podido salir Victor nieto y necesitabamos una voz por arriba para la comparsa.  Ella se ofreció y del tirón la metimos. Era una voz que queriamos y la verdad que es una barbaridad como canta. Estamos muy contenta con ella. Pele no viene con nosotros...jajaja El pasodoble de los okupas es un hecho real! Todos los pasodobles son reales... Menos la introduccion del piropo, pero venia al tipo.Anecdotas.... Año dificil de ensayos con el Kalero en Utrera. Tener que ensayar casi todos los sabados y domingos. Ensayos con videollamadas... Audios de wassas.. Este año no esta pagado. Mucho estres y sufrimiento pero estamos muy satisfechos de ls actuaciones tanto en el teatro como en la calle. Y como ha recibido la afición o torcida a la comparsa. Yo llevo escribiendo desde el 2006... Salvo los años que hemos descansado. Los componentes llevan mas que yo...no sabría decirte".



Foto Juan Antonio Sánchez Alconchel
Estamos ante una agrupación clásica. Quizás la que más ha resistido al tiempo y a la dureza de la convivencia en carnaval. Más que una agrupación es un grupo de amigos, de la más numerosa y de la que se mantiene más miembros de los que llevan saliendo en ella "toda la vida". Que sea la comparsa de los hermanos Romero y de los hermanos Calero como vemos en las fotografías de Cepero explica en parte esta afirmación. También que la dirección y la música sea de Antonio Ruiz, Kalero. La ayuda de Pepe Meina se ha notado este año, al igual que la incorporación de dos mujeres a  las voces de la agrupación. Todo ello junto por la apuesta de este año por el tipo La bossa nova brasileña ha hecho que el apartado musical haya crecido espectacularmente, sobre todo en el popurrit. Si le unimos el gran esfuerzo realizado en la confección del disfraz nos da una forma muy conseguida y cuidada.



Pero a mí lo que me gusta y entiendo un poco es comentar las letras. Estas son de Antonio Jiménez jr o el rubio. Un autor clásico del carnaval benalupense que pasa por ser uno de los mejores escritores de este. Me ha llamado la atención algunos aspectos de las letras. Primero el equilibrio conseguido entre música y letra, en un tipo donde la primera es básica, segundo también el equilibrio conseguido entre letras locales y generales. Las agrupaciones, cada vez más, escriben pensando también en las actuaciones que hacen fuera. El cuplé al asunto catalán relacionándolo con el mundo carnavalero de Cái, Cai es un ejemplo de ello. En tercer lugar, estamos ante un autor que escribe desde la radicalidad y visceralidad que incita un mundo tan efímero como el carnaval que no dura más de unas semanas. Desde este presupuesto se puede estar de acuerdo o en contra de sus posicionamientos ideológicos que representa sobre todo los pasodobles de temática local o general (a los okupas, al trasplante de médula o al Padre de Nadia), lo que está muy claro es que están muy bien escrito y realizados desde la coherencia, la libertad (hecho que hay que subrayar) y el corazón. 



En cuarto lugar, lo que más me gusta, me encantan, las letras relacionadas con los asuntos locales. La presentación parte de Brasil, como le obliga el tipo y se sitúa en el carnaval benalupense y la comparsa de este año la Bossa Nova. Los cuplés están muy logrados, además del mentado del asunto catalán, hay otro al dueño de Play Boy, de temática general. Excelentes los dos sobre asuntos locales. En el de los Rannings aborda la moda por la vida saludable y el dinero que ello implica. Aparece Andrés el Rano y Jaime Melón. Lo remata con un clásico, la velocidad de su amigo Gregorio. Esta vez cambia la rápidez oral por la que derrocha sirviendo bebidas y comida. Inmenso es el cuplé a  los brasileiros. Empieza contando que algunos miembros de la comparsa, utilizando el recurso de darle matiz brasileño a sus nombres, van a montar un equipo para otra de las fiestas señeras del pueblo; el maratón. Lo remata con un chiste que plantea un problema que está en el ADN de este pueblo, la utilización de los lugares públicos y, sobre todo, el del más importante del pueblo; la Alameda. Es la eterna polémica de la apropiación y disfrute de ella, entre el uso residencial y el uso cultural, deportivo y festivo del resto de la población. Al principio del siglo XX se utilizaba por los  propietarios, el cuartel de la Guardia Civil y la Iglesia, a finales el monolito y su desaparición  marcó una polémica que todavía no ha terminado, o la celebración en ella desde 1979 del maratón de fútbol sala ha creado incidentes polémicos, ahora el juego a la pelota de los chavales, las fiestas o la más reciente y rabiante actualidad de la instalación de la carpa. La Alameda es, ha sido y seguirá siendo el lugar con más centralidad de la localidad, por tanto parece lógico que la utilización de su espacio y significación pública acarreé problemas y polémicas. Pero mientras los haya también será señal de que sigue viva, de que continua siendo el espacio público más importante del pueblo.
Foto Juan Antonio Sánchez Alconchel



Los dos pasodobles sobre asuntos locales son magníficos. En el piropo consigue darle un repaso al mundo del carnaval utilizando el recurso de un viaje de ida y vuelta desde Brasil a B-CV. En el trayecto nombra al Chispa, este blog, el Santo, Cati la costurera, su tía Mari, el Colmena y el bar de Cristo. Está claro que la posada de Casas Viejas se ha convertido en un lugar de referencia para los carnavaleros y cuando escriben sus letras le reservan un espacio, como veremos que también hace la agrupación de Paco Puerto. El segundo pasodoble es el más crítico, ácido y visceral. Carnaval puro. Aunque se llama al centro del pueblo versa sobre el abandono y la marginalidad a la que someten al pueblo las administraciones. Al igual  que en el caso del cuplé de la Alameda, la profundidad del tema abordado va más allá de una primera lectura superficial, pues engarza con el papel secundario, el aislamiento y la dependencia que han caracterizado a la historia de este pueblo, desde que se formara como tal a principios del siglo XIX.
Foto Juan Antonio Sánchez Alconchel



Esta profundidad, esta idoneidad de afrontar los temas importantes, 
la libertad que ha conseguido para hacerlo y la valentía, también hay que escribirlo, es lo que hace que me hayan gustado tanto las letras de Antonio el Rubio. Ya estoy esperando las del año que viene. 



Un verso
Para que un día el Santo me dé su bendición
Dos versos
Tan solo engalanado dos diítas en primavera
para que en Las Vaquillas disfruten los de fuera
Tres versos
¡Estrújense el cerebro y déjense la piel!
Que no vuelva a escucharse "quién te ha visto y quién te ve"
Den la vida por lo nuestro de una puñetera vez
Cuatro versos
En el escudo el Cuervo y la Morita
que dan el nombre para una salita
En el tanatorio
donde hace el velatorio al viejo Celemín
Cinco versos
No te cuidan carretera del castaño
donde tantos trabajadores arriesgan su vida
las grietas secan los sudores de cada día
y aún peligrosa nadie la ha arreglado
Pues a Madrid se va por otro lado


Vídeo de Juan Sánchez Alconchel

Comentarios

Maria Jesús ha dicho que…
No entiendo mucho de carnaval, pero sé que las letras de Antonio son buenas porque son reflejo de su personalidad, de su bondad, de su honestidad.No soy imparcial porque nosotros lo queremos muchísimo y mi madre tenia pasión con el, Antoñito, que es como lo llamamos en casa.Y durante años fue el artífice de la sonrisa de mi madre, que digo sonrisa, carcajadas.Por eso sé que sus letras son puro corazón.

Entradas más vistas

Betty Kowalski ha muerto

Ha muerto Manolo Lago

Todo el mundo publica libros

Las tradiciones se rebelan. Cosiendo que es gerundio. 71

Las tradiciones se rebelan. Las parteras. 73

Volver a empezar