El habla de Benalup-Casas Viejas. Los usos agrarios. El cortijo. 24

Los hermanos Flor en la sala de máquinas del cortijo Benalup. De los 12 hermanos tres han muerto en accidentes
"Belmonte venía poco por su cortijo, pero cuando lo hacía pasaba revista a todos. Cuando el aperao se enteró de que venía a cazar, reunió a el celaor, el boyero, el porquero, el cocinero, el carpintero de carretas y el resto de los trabajadores del cortijo. Había que darle un encalao al cortijo, arreglar las estancias y poner orden en la sala máquinas". 
Hasta los años sesenta la actividad básica fue la agricultura y la ganadería, por ello el cortijo, el centro de las explotaciones agrarias, tuvo una gran importancia. Los dueños no vivían en los cortijos, lo hacían en las ciudades y puntualmente cursaban visita.
Ya Juan Argales García en 1870 cita ocho grandes cortijos en Casas Viejas: 
"...quedando en el centro ocho cortijo de labor de gran escala, quince o diez y seis rancho también de labor, sobre poco más o menos dos mil fanegas de tierra también de labor repartida entre infinidad de dueños; la Meza Baja de monte pardo que tendrá una legua cuadrada es de diferentes dueños; la Dehesa de Espartina que se encuentra entre dicha Meza y los Molinos de Cucarrete, con Montes de Acebuche, alguna tierra de labor y Laguna, tendrá de quinientos a seiscientos fanegas de tierras. Los cortijos son Malcocinado, Torrecillas, Turrujal,  Rehuelga, Benalup, Alcalá y Levante"

Las hermanas Espina en su cortijo de la Dehesilla


En el cortijo vivían el encargado, el vaquero, el porquero (cuidaba los cochinos), los pastores, los cabreros...  Además de los trabajadores ligados al campo, había otros oficios ligados al cortijo como el carpintero de carreta, el herrero, los cocineros... Los cortijos importantes contaban con una sala de máquinas donde se arreglaban y se depositaban las herramientas. Contaban con tinajones para el ganado, pajares, silos para el grano, dependencias para los aperos y utensilios del laboreo y casas para el casero, guarda y boyero ( Boyero: “El tío de Andrés era boyero en un cortijo y tenía a su cargo más de veinte bueyes”. (Sebastián Montero. El habla de Benalup Casas Viejas) . 


El cortijo es la vivienda típica de la gran propiedad. Se estructura en torno a un patio central, en el que terminan todas las estancias y dependencias como almacenes, casa señorial, caballerizas y casas de guarda. Suelen ser de dos plantas. Otras veces las casas del guarda, del aperador y la gañanía aparecen en estancias aparte. Como gañanía ya lo definimos en la anterior entrada nos queda aperador. 
Aperador: "Encargado de llevar la parte agrícola de un latifundio. Se encarga de contratar las cuadrillas y planificarlas tareas" (Agustín Coca) 
APERAÓ.- "También “jazaó”. Encargado de un cortijo. Para el DRAE “aperador” es el que apera, es decir, el que cuida de la hacienda del campo y de todas las cosas pertenecientes a la labranza. “Su tío era aperaó en un cortido cerca de Los Badalejos” (Sebastián Montero. El habla de Benalup Casas Viejas)



El cortijo era un centro de labranza en un emplazamiento rural. Junto al cortijo existían unos establos llamados estancias donde se guarecían estos animales por la noche, la persona encargada de cuidarlos por la noche se llamaba “celaor”. Estancia: "Lugar en el que se alimentaban las vacas o los rebezos que araban la tierra". (Agustín Coca) 




Marcos Ramos en La comarca de la Janda dice lo siguiente sobre los cortijos: “Del latín cohorticulum: huerto. Se dice de la finca rústica agrícola-ganadera, de gran extensión, y del complejo caserío de la misma, donde ha de haber vivienda del señorito, casa del guarda y/o del entregado, almacén para los aperos y donde el aperador(aperaó) organiza las labores y personal de la labranza, almacenes, establos-cuadras para caballos, estancias para vacuno, pajares, cochineras, etc. Aunque su ubicación puede datar de época romana o árabe, lo edificado es más reciente máxime del XVIII a tenor de la permisión de cercar los campos de Carlos III; pese a todo el dicho “¿quién pone puertas al campo?” indica aún hoy lo fácil y permitido que está el campo a través. La finca rústica de extensión mediana se denomina rancho y, si es una porción de tierra de sembradura, haza; el nombre de terrazgo se aplica al pedazo de tierra para sembrar temporalmente  y pegujal (pegual) a un trozo menor de alquiler anual. La suerte es terreno producto de repartos del XIX o de herencia y la llamadas caballerías o medias caballerías (de 60 y 30 fanegas de tierra respectivamente) fueron suertes para caballeros o escuderos en la repoblación medieval de la zona. Dehesa es tierra acotada para pastos y prado o manchón es reserva temporal para invierno o primavera, mientras que barbecho es dejar descansar el terreno uno o más años".

Cortijo Isla Verde


Debido a la mecanización y a revolución de los medios de transporte los cortijos han dejado de ser el centro de la actividad agropecuaria. Actualmente, como el resto de la sierra, se está adaptando a la actividad cinegética. Instalándole salas de despiece, con sus respectivas cámaras frigoríficas.

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Barberanes en el mundo. 1 Por Carmen Barberán

El habla de Benalup-Casas Viejas. Tareas de la casa y mobilario. 36

El habla de Benalup-Casas Viejas. La vivienda. 37