Las tradiciones se rebelan. La Navidad

Hoy es el sorteo de la lotería, el pistoletazo de salida para unos días especiales. Una de las fiestas que más adeptos tiene, también hay algunos detractores, son las que se nos avecinan. Las fiestas navideñas. En tres elementos de ellas nos vamos a centrar; en las comidas típicas, en los villancicos y zambombas y en los aguinaldos.


Foto Mintz
De ellos se dice en el libro de Las tradiciones se rebelan de Luis Gómez y Rogelio Ruiz: "Una vez celebradas las fiestas de todos los santos el día de los fieles difuntos, en toda la campiña tarifeña se iniciaban las celebraciones del nacimiento del niño Dios: "la Navidad".Esta actividad festiva de los hombres del campo venía repitiéndose año tras año desde tiempos remotos.Cada día, después de terminar las faena y ya en la prima noche se reunían grupos familiares y vecinales para desplazarse hasta las casas de otros vecinos, despertarlos y cantar dentro en el hogar, donde a su vez eran obsequiados con bebidas y algún dulce típico de esas fechas: tortas fritas de masa, pestiños, rosquitos, borracuhelos y buñuelos. El ingrediente principal para la elaboración de estas exquisiteces era la harina,  materia abundante en todas las casas de campo, gracias a la economía de subsitencia. Los buñuelos los elaboraban añadiéndole a la harina: levadura, matalauva y anís seco; se amasa durante largo rato añadiéndole de vez en cuando algo de agua y sal, hasta conseguir una masa suave y correosa.Allí solían cantar villancicos y romances que recibieron escuchándolos a sus padres y abuelos. Se acompañaban de instrumentos musicales como botellas de anís, sonajas, panderos, panderetas,pero sobre todo, de la tradicional "zambomba", elemento propio de estas fiestas... El nombre genérico proviene de agave "admirable"; en referencia al esplendido aspecto que adquiere cuando florece: dicha floración se lleva a cabo mediante un apéndice llamado, el palo de pita, muy apreciado para la construcción de techumbres. Estos tallos suelen superar los cinco metros de altura, ocasionándose después, la muerte de la planta. Una vez muerta y seca, de su raíz se extrae el pitaco. Este se ahueca y en su abertura mayor se tapona con una piel de chivo y se le amarra en el centro un trozo de madera llamado bitoque que sirve para sostener el carrizo. Después, frotándolo con la mano húmeda, produce un sonido fuerte, ronco y monótono, ideal para el acompañamiento de romances y villancicos.
Estos cantares son de origen desconocido y según algunos entendidos, tienen su principio en la palabra villano. Según otros, provienen de la lírica popular, formados por un estribillo y varias estrofas, con origen en la moaxaja, forma poética inventada por Muqaddam Ibn Muaffa, conocido como el ciego de la cabra".
Al llegar a las casas siempre cantaban la misma canción: "A pedir los aguilandos". Aquilando es una derivación de aguinaldo que era el regalo que en los campos se repartían unos vecinos a otros,pasando unas horas de diversión. Parte de perpetuar un acontecimiento histórico por excelencia, apaciguaba una dura vida de supervivencia".
Las algamitas



Sobre las navidades en el campo de Benalup Vicente Peña escribió: "El campo en los años 50 estaba bastante poblado. La Sierra daba cobijo, alimento y trabajo a cientos de familias y la Navidad era una excusa importante para reunirse, cantar, contar y divertirse. Cuenta mi madre que la Navidad era muy especial en las Algamitas....Celebraban la Navidad, el año nuevo, pero lo de los Reyes Magos ni siquiera era una fiesta...Esos días se aprovechaban para las matanzas familiares y cuando no se hacían en los días de Navidad se aprovechaba  los días de Reyes aunque la tradición de los regalos en ese día no existía en la Sierra...Mi abuelo materno y mi bisabuelo eran unos buenos "juerguistas " y la Navidad los hacía aún más...Mi bisabuelo era el que animaba el cotarro con su guitarra y se reunían y cantaban de casa en casa. No había nada organizado... Empezaban unos cuantos e iban de sitio en sitio con sólo dos instrumentos: una guitarra vieja y una botella de anís... A veces empezaban en una finca y acababan en otra, separadas 10 km y les llegaba el nuevo día de un lado para otro. Mi abuela materna (María Gámez, murió en noviembre de 2010) aprovechaba las navidades para hacer mantecados, borrachones y otros dulces...Mi madre cuenta : "como el piñonate de mi abuela no había ni habrá otro" Doy fé de ello...Tampoco se hacían las cosas por familia...Se juntaban varias familias e iban de un lado a otro y se ayudaban en las tareas".



Por su parte Manuela Lago escribió sobre la Navidad: "Sobre la Navidad en la familia de Antonio Gallardo y María Mateo, me cuenta su hijo Feliciano que todos  hacian un buen fuego en el patio, un gran perol y su madre iba haciendo los buñuelos, los cuales se los iban comiendo mientras estaban cantando alrededor del fuego. La Navidad para ellos empezaba a último de Noviembre y duraba las fiestas hasta déspues de los Reyes. 
Montaje José Luis Prats, sobre foto de Campúa

El día 24 no se dormía, todos tocaban la zambomba, el almirez, la "sonajera", la pandereta, la botella de anis con una cucharilla, la zambomba era una tinaja no muy grande para poderla trasportar a casa de los vecinos, llevaba una tela de morcelina o un pellejo de animal y una caña que se recogían en los cañaverales. Esta caña tenía que tener un poco de raíz para poder confeccionarla, al final de la caña, también se le ponía las latillas de los refrescos o cerveza, se tocaba con las manos mojadas, en el borde de la tinaja atándose la tela o pellejo con una cuerda. La sonajera está compuesta por una madera, a los lados unas latillas de refrescos y un mango mara manejarla. 

Foto Mintz. ¿Alguien saben quien són? Sólo reconozco a Carla

Todos iban de una casa a otra tocando los humildes instrumentos y cantando. A la misa del Gallo iba todo el mundo, me cuenta Feliciano que déspues de la misa cortaban la luz, el encargado de hacerlo era su tio Manuel Benitez, lo hacía con una caña larga para poder llegar a las farolas. Pero la Fiesta continuaba, los más jovenes salían a oscuras y seguían tocando y cantando por las calles y visitando las casas.La familia Garcia Benitez, en este caso me lo cuenta su hijas Maria y Barbara, preparaban la candela en el patio y hacian los buñuelos. La abuela Dolores con su luto permanente no participaba pero les dejaba hacer, la fiesta la animaba Pedro Cózar Garcia (el pescadero), me cuenta su hermana Ana que tocaba estupendamente la pandereta y que era el alma de la fiesta. Los chiquillos alrededor de la candela esperaban "esmayaitos" los buñuelos. Esta misma familia recorria los patios de otras familias, se iban a la casa de Antonia Vazquez Rodriguez, con zambomba y los demás humildes instrumentos musicales y allí estaba Antonia en el fuego haciendo los buñuelos...(Su marido José Rojas hacia cal)


La familia Salcedo Vera, en concreto mi vecina Isabel, me cuenta que su madre Ramona Vera Moya y la abuela Maria Moya llegaba a hacer un saco de harina de buñuelos y que sus hermanos Alfonso y Manuel, se iban con Pedro por las calles, cogian una caña larga y engarzaban los buñuelos e iban repartiendolos al tiempo que tocaban y cantaban...

La familia de José Ortega Herrera y Francisca Gonzalez Perez. Llego a casa de su hija Carmen Ortega Gonzalez, allí estan con ella su hija Maria del Carmen, su hijo Miguel, su nuera Ines y los dos hijos de estos, un niño y una niña, me los encuentro en plena faena preparando zambombas, en el patio han instalado el Belen, recuerda Carmen cuando era pequeña y vivian en el campo, que también se trasladaban a casa de los vecinos, los arroyos llenos de agua y el barro en las botas de goma...



La familia de Manuel Mateos Sanchez coincide con los demás familias, Lourdes y José Montes de Oca Mateo, hablan de lo mismo, los tradicionales buñuelos, las niñas cuando venian al pueblo prticipaba en los cantes... 


Todos coinciden en lo mismo, todos teniamos una cajita de polvorones pequeña, el anis, el coñac, el aguaardiente, lo felices que eran. Todos tenían muy pocas cosas y todos iban a la misa del Gallo...
 La gente del facebook de las fotos antiguas que coordina Luisa dicen.
Isabel Marquez Montiano: "De pequeña recuerdo que siempre se cenaba pavo para Nochebuena y también esa noche se hacía buñuelos. También recuerdo que en mi casa siempre se hacían pestiños en vísperas de Navidad"
Ángeles Zumaquero Cruz:” Yo recuerdo q en casa de mi abuela y en mi casa se hacía piñonate y buñuelos”
Jozito Cruz Guerrero: "Mi padre siempre ha guardado los melones desde el verano hasta navidades debajo de la cama para comerlo el 31 para que no te faltara el dinero".
Maria Oliva García Nuñez: "En mi casa en Navidad si no se hace pestiños no es Navidad"

Yolanda Ordoñez Flor: " En mi casa se reunía Paca mi vecina y mi madre y hacían buñuelos no veas cuanto. Estos momentos eran únicos cuanto se echan de menos ..y en casa de mi vecina Cuchi las navidades eran súper especiales siempre se decoraba el pino las bolas de navidad de todos los colores y las tiras..la candela en la calle y a cantar cuantos recuerdos… bueno sus hijos y nietos han seguido con la tradición"

Mañana escribo el último post del año y os deseo felices fiestas, hoy me conforme con que nos toque la lotería o que sigamos teniendo salud.

villancicos29-12-1965.mp3

villancicosangelicarodriguezvidal1974.mp3

Comentarios

Entradas más vistas

Ha muerto Manolo Lago

Todo el mundo publica libros

Como decíamos ayer

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 1.- La zapatería fue el origen

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 2.- Las ideas, siempre las ideas