Las tradiciones se rebelan. Los mataderos.33

Plaza de abastos y matadero en la actual plaza el Pijo
Otros de los equipamientos típicos de la sociedad tradicional que ahora han desaparecido son los mataderos municipales. Lugar donde se mataban los animales, cuya carne abastecía el mercado local.
Sobre ellos escriben Luis Gómez y Rogelio Ruiz: "Estos estaban conectados mediante servidumbres a las vías pecuarias, cañadas reales,colás, higüelas, caminos públicos, veredas, cuya utilidad era la del traslado de animales. Para ello utilizaban el método tradicional: "llevarlos por delante" para cuya labor, se ayudaban de los toros castrados llamados: cabestros, animales domesticados, capaces de arrastrar a sus semejantes hasta cualquier lugar deseado, incluido el matadero... Los corrales, patio donde se encerraban a los animales desde su llegada hasta el momento del sacrificio. Cuando las reses eran bravas, acudían algunos aficionados de la fiesta del toreo (de noche a escondidas, o la luz del día si eran conocidos, amigos o familiares del matarife) para  dar unos lances a los becerros o vaquillas, como si de verdaderos tentaderos se tratara. Esta costumbre cogió tanto arraigo que los corrales de los mataderos locales llegaron a ser verdaderos semilleros de futuros matadores, algunos de los cuales formaron parte de los mejores carteles nacionales. Fue el caso de Francisco Rivera "Paquirri" que dio sus primeros pases taurinos en el matadero municipal de Barbate donde trabajaba su padre...
Los matarifes eran diestros en el manejo de los diferentes cuchillos, y rápidos como el rayo en el trajín de separar la piel del cuerpo del animal aún caliente y humeante.... Los matarifes se distraían a la vez que obtenían un dinerillo, extrayendo la verga de los toros para después trenzarla, estirarla colgándole algo de peso y dejarla unos días a secar. De esta manera se conseguían los famosos: "vergajo de toro", listo ya para ser utilizados como un arma contundente..." 



Debido a la dependencia económica y política de Casas Viejas el matadero municipal aparece muy tarde. En la carta que escribió Suárez Orellana al diario Pueblo se quejaba de que no existía: "Se carece de plazas de abastos, basurero y matadero; y la matanza se realiza en medio de la calle, en igual forma que en cualquier tribu marroquí, a pesar de que se sacrifican más de cien cerdos diariamente cifra muy exagerada" .  Por un acta capitular de 22-8-1941 conocemos que:”La Corporación conoció el proyecto del gestor Don Manuel Sánchez y Sánchez de construir un Matadero y Plaza de Abastos en la Aldea de Benalup de Sidonia”. Este proyecto se hizo realidad en 1943. La antigua oficina de arbitrio y la plaza de abastos se transformaron en oficina municipal y mercado municipal, a lo que se le añadió la casa del médico. Un acta capitular de 26 de junio 1943 dice que: “fueron solemnemente bendecidos los nuevos locales habilitados en Benalup de Sidonia para Casa Municipal, Matadero y Mercado con asistencia de las Autoridades provinciales y locales”.Veinte años más tarde en 1963 siendo alcalde pedáneo Nicolás Vela se realizan las últimas grandes obras en la Plaza de Abastos, con cuyo aspecto va a llegar hasta 1975 en que asistimos a su desaparición como tal. Ese año la plaza de abastos se traslada a las dependencias actuales en la carretera del castaño y el matadero se construye en la barriada de la Diputación, que va a ser el gran ensanche urbano de esa época. En los años ochenta cerró definitivamente. En el facebook de las fotos antiguas que coordina Luisa Sánchez dice Teresa Grimaldi Paredes (Acho): " LOS MATADEROS: El primer matadero que conocí estaba en lo que hoy es la plaza " el pijo", junto a la plaza de abastos. Había 3 carnicerías : Concepción Gómez, Manolo Marente y Antonio Flor. La Sra. Gómez sólo vendía carne de cabra. El Sr. Flor carne de pollos y el sr. Marente vendía carne variadas. Los terneros que traía Marente venían andando, una cuerda para el  de delante y otra para el de detrás. Así no podía el animal coger a ninguno de los dos".

El matadero en la barriada de su mismo nombre


 En la actualidad los mataderos municipales han desaparecido. De esta forma, un tanto nostálgica y negativa, lo cuentan en el libro las tradiciones se rebelan. "El oficio se pierde cuando eliminan los mataderos municipales para crear grandes mataderos comarcales dependiendo de las mancomunidades. Estos nunca funcionaron bien, dejando vía libre a los grandes mataderos privados. Por último los macro-mataderos continentales como Skare de Dinamarca, que abastece a media Europa debido al estilo y exigencias nuevas de los consumidores. Pero, cuanto más grande y perfeccionado es el sistema de sacrificios, menos calidad tiene el producto final, pues pierde su porción artesanal, y lo más importante de todo, el amor puesto en el desempeño del oficio".

Comentarios

Entradas más vistas

El miedo insuperable

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El cambio de nombre. 6

Las tradiciones se rebelan. Los pastores. 42

El habla de Benalup-Casas Viejas. Los usos agrarios. El cortijo. 24

85 aniversario de los sucesos de Casas Viejas.

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. La represión política. 8

Las tradiciones se rebelan. Los pastores. 41

El habla de Benalup-Casas Viejas. Los usos agrarios. Distintos tipos de campesinos.23

Maratón de lectura. Los sucesos de Casas Viejas: Crónica de una derrrota

Vida de Luis Vega. Memoria de Paterna