El nombre de las calles. Las plazas. 10

Si en la anterior entrada nos centramos  en las plazas del ensanche moderno, hoy lo vamos a hacer con las tres del casco antiguo. Son las más importantes tradicionalmente, aunque han perdido parte de su jerarquía, y han tenido muchas vicisitudes y cambio en su nomenclatura.

El parque del Cañuelo se sitúa en el antiguo cementerio. Aquel que fue inaugurado el el 22 de febrero de 1875. Sustituía al que estaba junto a la ermita, en la calle San Elías. Pronto se vio engullido por el crecimiento urbano y en la Segunda República se hizo un proyecto para trasladarlo al actual. Pero la guerra y el franquismo pararon el traslado hasta que con la democracia aquel viejo proyecto de Suárez Orellana se hizo en realidad. Aquel antiguo cementerio que fue regalado, mediante escrito de 30 de Noviembre de 1978, por D. Antonio Dorado Soto, Obispo de Cádiz y Ceuta, a la población de Benalup de Sidionia en régimen de Monda, que quiere decir que no puede utilizarse para otros fines que no sean públicos. Recientemente ha sido modificado, presentando un aspecto remozado y moderno. El nombre le viene por la zona, que a su vez corresponde a una vieja fuente, hoy seca, que había en estos parajes.




 
Es el turno ahora de la popularmente conocida como plaza del Pijo. Esta plaza era en sus orígenes el segundo centro en importancia del pueblo, actuando siempre a rebufo de la Alameda. Constituía el lugar de llegada, razón por la que allí se ubicaban los establecimientos que se dedicaban a la venta de productos, unos con carácter ambulante, otros permanente Allí se instalaría a partir de 1929 oficialmente la plaza de abastos, también la oficina de arbitrios, la casa del médico y la escuela. Estos usos que empezarían a tomar fuerza con la Segunda República se consolidaría con el franquismo.  Será con la transición, al igual que el pueblo en general, cuando empiecen las grandes transformaciones. Progresivamente va perdiendo los usos administrativos y son sustituidos por los propios del ocio. En 1975 se derriba la antigua plaza de abastos. En la plaza se construye una fuente con un niño, del cual sale un chorrito de agua a través de su "penecito". Paco Ríos, en un memorial cuplet le pone nombre al lugar: "La plaza del Pijo". Mas tarde, a finales de los noventa, se hicieron las obras que le dan el aspecto actual, convirtiéndole en un lugar de ocio y expansión de los benalupenses. Oficialmente se llama plaza del Antiguo Ayuntamiento, pero el pueblo hace ya tiempo que sentó sentencia y la sigue denominando como plaza del Pijo. 




Es ahora turno de la plaza más emblemática y tradicional de Benalup-Casas Viejas. El sitio de Casas Viejas era un conjunto de casas con hábitat disperso en torno a una ermita, situada en una explanada y a una venta, al final de la calle San Elías. Así lo atestiguan las fuentes escritas desde 1555.En el siglo XIX la población se hace estable, concentrándose en este rellano la ermita. Es urbanizada a principio del siglo XX, junto con la calle San Juan. Siendo concebida con una triple finalidad; como lugar de paseo público, como antesala de la Iglesia y como lugar de residencia de los propietarios locales Como la mayoría de las plazas centrales de los pueblos se le puso el nombre de plaza de la Constitución, por ser la carta magna de 1875 la vigente. Con la Segunda República, se le cambió al nombre de Plaza de la República y con la llegada del franquismo en acuerdo del pleno el 22-7-1937 se le denomina oficialmente Plaza de Nuestra Señora del Socorro. Significativamente es el único cambio que consta por escrito. En la actualidad la Alameda ha perdido sus preminencia social y urbanística y parece que hay casi un consenso generalizado que no se le respeta y mima como la zona del pueblo con más empaque e historia. Actualmente tiene la misma denominación, pero al igual que pasó con el nombre de Casas Nuevas de José Antonio Primo de Rivera, o la barriada de Primo de Rivera o la plaza del Antiguo Ayuntamiento, una cosa es lo que dice el poder oficial y otra lo que impone el pueblo. Esta plaza se ha conocido siempre y se le sigue conociendo como la Alameda. En honor a  aquellos 8 álamos (ahora quedan siete pues se arrancó uno para construir la escalera del “culo”) que se sembraron en noviembre de 1902. Y es que la historia pesa mucho y donde manda patrón no manda marinero (o al menos no debería hacerlo).

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Las tradiciones se rebelan. Las tunas. 81

Aprovechando que el Celemín pasa por Benalup-Casas Viejas

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. Manuel Sánchez Olivencia "Sardiguera". 29