Discurso en el homenaje a Don José Martínez Becerra por D. José Romero Bohollo

José Manuel Martínez Becerra
El 1 de noviembre de 1981 se le ofreció un homenaje al médico de Benalup de 1939 a 1978 D. Francisco Martínez Becerra, con motivo de su jubilación. Sobre este médico y ese homenaje ya hemos hablado en este blog. Ahora me ha llegado el discurso que ofreció en ese acto el veterinario y exalcalde pedáneo en ese momento José Romero Bohollo.
Me ha parecido interesante publicarlo: “Querido Pepe, queridos amigos todos. Después de las brillantes y sentidas palabras de nuestro buen amigo Don Ángel, poco me queda que decir, pero como el Titular Sanitario en activo más antiguo de Benalup, y por la amistad que me une con Don José Becerra, como todos lo hemos llamado siempre, saltándonos su primer apellido, quiero con brevedad decir unas palabras, primero a nuestros convecinos, que con este acto demuestran que una labor de tantos años no ha quedado olvidada, cumpliendo con el dicho de que “quien no es agradecido no es bien nacido”, y la gente de este pueblo es agradecida y acogedora, tanto, que nos ha hecho a los que no hemos nacido aquí, sentirnos Benalupenses y querer al pueblo como hijos suyos. 
La labor de un sanitario en un pueblo, y sobre todo del médico en los años que han pasado, ha sido muy dura, y sin querer ha tenido que haber discrepancias, ya olvidadas, pues en entre los matrimonio entre sí y con los hijos, las hay, sin que se pierda por ello el cariño o el afecto. El ejercicio profesional del sanitario, en algunas de sus facetaqs, sobre todo en las de carácter oficial, es desagradable incluso para el que lo ejerce, pero por encima de todo está la labor humana, y Don José Becerra es un hombre que se ha sacrificado mucho por el pueblo, incluso a costa de su salud, cosa reconocida por todos. El, es otro Benalupense como lo somos todos, tanque que al jubilarse, teniendo otros sitios donde ir a vivir, ha preferido quedar en este pueblo, al que tanto quiere y por el que ha luchado en el campo de la Sanidad.
Don José Becerra ha sido una institución en el pueblo, y su inteligencia y su bien hacer en el campo clínico de la medicina, han salvado muchas vidas en los tiempos heróicos del ejercicio médico en los pueblos donde tenía que hacer de todo, partes, pequeñas intervenciones quirúrgicas, reducción de fracturas, en fin de todo, incluso en muchos casos hacer de consejero familiar.
Ya ha quedado atrás todo, y él se merece descansar después de tanta lucha, tocándole ahora a los profesionales jóvenes seguirla, aunque Gracias a Dios, y es bien de todos, además de su preparación científica, contando con otros medios que antes.
Aun recuerdo que fuiste de los primeros amigos que tuve al llegar al  pueblo, e incluso la anécdota de que fuimos a Barbate en mi motocicleta y como la carretera estaba tan mala, en un bache se enredó la gabardina en la rueda y se rompió.
En fin Pepe, no quiero cansarte más, ni a los amigos, y solo quiero desearte que seas feliz en estos años de descanso, junto a tu esposa y tus hijos, por los que tanto luchaste y te sacrificaste. 
Permíteme que te abrace. 
José Romero Bohollo".
José Manuel Martínez con su esposa Manola Guerra en el homenaje popular el 1 de noviembre de 1981



Como es natural agradece la labor prestada al médico José Martínez Becerra en sus cuarenta años de profesión en el pueblo, en unas difíciles condiciones. Pero lo que más me ha llamado la atención del discurso, es que hace referencia dos veces a que se trata de otro personaje que se enreda en las redes que teje Casas Viejas a los que venimos a trabajar a ella. También, su  referencia final al sacrificio y la lucha en torno a sus hijos. Todas las personas  que me hablan de “Becerra” hace hincapié en ese aspecto.

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Nuestros revolucionarios. Medina Sidonia. Por Eduardo Ángel Ruiz Butrón

Las tradiciones se rebelan. Las tunas. 81

Betty Kowalski ha muerto

Aprovechando que el Celemín pasa por Benalup-Casas Viejas