El nombre de las calles. Nombres de Flora, fauna, ciudades y oficios. 8


Evidentemente estamos en el apartado mayoritario. Se trata de los nombres más recientes, donde adrede se huye de cualquier significación política, que como ya dijimos no deja de ser un posicionamiento ideológico. Corresponde mayoritariamente a la zona más moderna y planificada de la población. Se trata de calles donde domina el plano en cuadrícula o en damero, donde primero se planifican las calles y luego se construyen las casas. Responde a un crecimiento rápido de la urbanización, lo contrario que en el casco antiguo. Más de la mitad de las calles, 65, corresponden a esta categoría.
Dentro de este apartado voy a establecer cuatro subapartados. Nos detendremos en primer lugar en la flora. Tenemos en primer lugar nombres de árboles típicos de la zona como Acebuche,  Flamboyan (un árbol parecido a la acacia), Álamos blancos, Almendro, Carrasca, Carretera del Castaño, Encina, Lentisco, Pinos, Madroño…. Luego plantas y flores como Adelfa, Azucena, Clavel (la excepción del casco antiguo), Dalias, Jardinillo, Geranio, Margarita, Girasoles, Rosas, Retama, Buganvilla, La Palma, Jacaranda, Palmar del Emir, Camelia… Son nombres que buscan un alejamiento del posicionamiento político y que normalmente responde a una sugerencia del promotor. En este caso a la familia Cózar y Jesús Barberá. Están situadas en torno a la plaza Gutiérrez Mellado y la urbanización que se hizo entre la Iglesia y el C.P. Tajo de las Figuras. 



Al mismo criterio responde las calles con nombres de animales. Normalmente de aves, tan frecuentes en esta zona dominada por la  laguna de la Janda. Así las calles Águila Real, Garza, Ave Fría, Grulla Negra, Buho, Halcón, Malvasía, La Grulla, Zorzal o la más reciente de las Alondras, muy cercana a la urbanización del campo de golf que lleva el significativo nombre de El Paraiso. Especial referencia me merecen las dos calles con nombre de las grullas, el ave emblemática de la laguna de la Janda y que como tal ha quedado no sólo en el nombre de las dos vías, sino también en otros negocios, como los dos restaurantes con ese nombre. 



Si en el nombre de las calles del ensanche de finales de siglo tuvo importancia la sugerencia de los promotores inmobiliarios, los nombres de las calles con pueblos y ciudades fue una iniciativa del Ayuntamiento. Así las recientes calles urbanizadas en los años noventa en torno al IES Casas Viejas tienen nombre de pueblos de la comarca de la Janda. Aparecen nombres como San José del Valle, Barbate, Conil, Cantarranas, Medina, Paterna o Vejer, a los que hay que unirle el nombre de Alcalá, cerca del Tajo porque muchos de sus vecinos provienen de ese pueblo (Tras el éxodo rural muchos alcalaínos abandonan la sierra y vienen a vivir a Benalup-Casas Viejas buscando trabajo o en las Lomas o en la construcción) o la del casco antiguo Tarifa porque conducía a la pasada del mismo nombre. La urbanización más moderna es la de la Orativa, aquí el Ayuntamiento optó por nombres de las provincias de Andalucía; así Cádiz, Jaén, Málaga, Sevilla, Almería, Granada, Huelva o Córdoba. Evidentemente estamos en un momento político concreto y los nombres que se le dan a las calles responden a esas circunstancias. 




Si los nombres de la calles referidos a flora, fauna y poblaciones tiene una clara intencionalidad de alejarse de la política con letras minúsculas, no pasa igual, con el nombre de las calles y plazas con oficios. Ya comentamos el caso de la plaza de los jornaleros, un guiño a la recuperación de la memoria histórica en el ensanche moderno, el caso de la calle Capataz del casco antiguo o la plaza de los Vaqueros, la calle de los albañiles, carpinteros, Zahorí  o Forjadores.



José Luis Pérez Ruiz hizo el siguiente comentario en facebook: "Yo tengo entendido que ,al menos, las calles Cristóbal Colón, Doctor Fleming y Pablo Picasso fueron "bautizadas" por Fernando, el marido de María Espina y ella misma , que fueron los que vendieron a 25 ptas. el metro los primeros solares sobre un plano diseñado por ellos mismos ( con ayuda, supongo, de algún técnico )" Ya he escrito aquí varias veces que me resultaba muy extraño el nombre de calles religiosas en barrios que se construyeron en época democrática. Vi a Antonio Orellana, alcalde y concejal en los años ochenta, la época de la construcción de estas calles. Me confirmo mi sospecha en el barrio Santo Domingo el nombre de la calle Pablo VI y Santa Cruz se lo puso la promotora de los solares María Espina, que se vendía sobre un plano con las calles hecho manualmente. 





Eso explica que en épocas tan tardías y en este espacio urbano perteneciente al ensanche haya estas dos calles con nombres religiosos. Toda esa parte de la mesa baja, en torno a la loma de la Grulla pertenecía a María Espina y fue vendida por ella en aquel contexto donde los albañiles se hacían sus propias casas, el Contrito estaba muy cerca ayudando y Medina, de la que dependía Benalup muy lejos. Eso explica también, en parte,  la pregunta del sobrino de María Juan Vela Espina sobre por qué había tantos nombres de calles con carácter religioso.


Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Las guarderías. 24

Los últimos 40 años

El pregón de D. José Romero Bohollo. La década de los sesenta. 2

El maratón es un evento maratoniano

Las tradiciones se rebelan. El palmito. 62

El habla de Benalup-Casas Viejas. Formas de ser o estar peyorativas. 33