El nombre de las calles de B-CV. Los nombres religiosos. 5

Calle San Elías. Foto Mintz
La mayoría de los nombres de las calles con nombre de santos (as) o relacionado con la religión nos los encontramos en el casco antiguo. Sobre estas podemos hacer varias divisiones.

En primer lugar aparecen las que tiene más empaque y están más cerca de la Iglesia como San Juan, San Elías, San Francisco y San Pedro. Ya hemos visto otras veces que San Juan era la primera calle comercial del pueblo y que posiblemente su nombre como la Alameda sería a imitación de Medina. Pues en todos los pueblos pertenecientes al ámbito del duque de Medina Sidonia la calle principal, que une el extrarradio con la plaza central o Alameda se denomina San Juan en honor al patrón del duque. 



El solar meridional a la plaza central o Alameda fue adquirido por el patriarca de la familia Vela Francisco Vela López, el primero que se viene de Medina a Casas Viejas y hace una gran fortuna. De este gran solar aparece dos calles ocupados por inmuebles de sus sucesores. La calle San Francisco, en advocación al santo del patriarca, y la calle San Elías donde cuenta la tradición que después de la desamortización vino la escultura de San Elías a la capilla de Nuestra Señora del Socorro. En las dos calles, dominaron y dominan, los inmuebles de la familia Vela, a lo que luego se le sumo la familia Espina. La calle que une San Francisco con la de clavel en el franquismo se le puso el nombre de San Pedro. 



Al igual ocurre con otras calles periféricas al centro histórico pero dentro de él, como fue el caso San Valentín, Santa Lucía o San Esteban. Otro bloque estaría formado por la calle San Andrés, San Rafael y San Blas entre la calle Medina y Nueva y las calle San Pablo y San Antonio. Más que de calles son callejones, a veces sin salida, formados que eran un conjunto de hijuelas de chozas, tradicionalmente ilegales,  en torno a carriles. Luego cuando van tomando forma de calle en el franquismo en alguna de las rotulaciones mencionadas (bien por el médico Francisco Mohedano o el cura Jesús Barberá) al carecer de nombre se les pone el de estos santos. 



Igual ocurre en el barrio San Agustín, el verdadero ensanche del franquismo que se realizó mayoritariamente con colonos de las Torrecillas que abandonaron esa agraria y se vinieron al pueblo. El crecimiento se hace en torno al nuevo cuartel de la Guardia Civil que se construyó después del ataque al de la Alameda en los sucesos. Ahí  aparecen San Miguel, San Bernardo y el mismo San Agustín. En definitiva, estamos ante calles del casco antiguo, cuyo nombre se pone en la Restauración, en el franquismo (la Segunda República intento ponerle calle con nombres más politizados hacia la izquierda pero el intento fracasó, como hemos visto). Es curioso, o no, como estos nombres persisten, lo mismo que le ocurrió a la plaza de Nuestra Señora del Socorro (se llamó Plaza de la Constitución y después de la República, antes de que el franquismo le pusiera ese nombre en honor a la iglesia del mismo nombre y a la ermita que llevaba ese nombre desde 1555, aunque en el pueblo domine la denominación popular de Alameda) hayan persistido. Sin embargo, otros intentos del franquismo de denominar con nombres de políticos afines, como Generalísimo Franco a la calle Medina o José Antonio Primo de Rivera no resistieron el peso del tiempo, ni de la tradición popular.



Lo de José Antonio Primo de Rivera y Benalup-Casas Viejas es curioso. Intentaron ponérselo a la calle principal, la calle San Juan pero no cuajó. Luego intentaron cambiarle el nombre al pueblo de Benalup de Sidonia por Casas Nuevas de José Antonio Primo de Rivera. El intento del gobernador Varcalcel también fue fallido. Y por último a la barriada que se construyó a principios de los cincuenta también se le denominó Barriada de José Antonio Primo de Rivera, pero el pueblo dicto sentencia. A los pisos se les llamó Corea, por las peleas entre las vecinas y a las viviendas unifamiliares las casas baratas, se pueden imaginar la causa. 



Pero como todas las normas tienen una excepción los nombres religiosos de las calles de Benalup-Casas Viejas tiene el suyo. En plena democracia, en el ensanche, en el barrio Santo Domingo (denominación jocosa que hace alusión a que las casas las hicieron los propios albañiles los domingos) bajo la legislatura de los tres alcaldes socialistas (Santo, Benito y Orellana) aparece una calle con nombre religioso. Santa Cruz, quien sepa la causa se merece un premio.


Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Nuestros revolucionarios. Medina Sidonia. Por Eduardo Ángel Ruiz Butrón

Las tradiciones se rebelan. Las tunas. 81

Betty Kowalski ha muerto

Aprovechando que el Celemín pasa por Benalup-Casas Viejas