El habla de Benalup-Casas Viejas. Geografía e Historia. Topografía. El agua 4

Si hay un elemento básico para la vida ese es el agua. En todos los lugares esta tiene un rol importante, en nuestra zona más si cabe, porque es la base para los aprovechamientos agrícolas, ganadero y de consumo humano y porque su presencia en el acuífero o en forma de caudales tiene mucho impacto sobre el territorio. Además al encontrarnos en el sur del sur, en la zona de transición de las latitudes húmedas y secas el tiempo es muy variable, alternándose grandes inundaciones con estiaje.
Vamos a estudiar los topónimos y los términos relacionados con el agua, desde dos puntos de vista, primero desde el físico y después desde el humano; los aprovechamientos que de ella ha hecho el hombre.
Los nacimientos en Cucarrete, que dan lugar al torno de la madera



En el libro El habla de Benalup-Casas Viejas de Sebastián Montero, aparecen algunos términos relacionados con los factores físicos del agua. 
Lameura: “Barro blando, suelto y muy pegajoso que se extiende por las riberas de los arroyos y bordes de las lagunas cuando hay grandes crecidas”
Ranero: “Trozo de terreno tan encharcado, que no admite ni una gota más de agua, quedándose ésta estancada en la superficie. El DRAE define este término como terreno húmedo en el que se crían muchas ranas”.
JANDA.- “Aunque actualmente sólo topónimo, este vocablo aparece en “El Habla de los Pueblos de Cádiz”, de Paz Martín Ferrero, definido de la siguiente manera: “Depresión de origen tectónico situado entre Vejer, Facinas y Benalup que albergó un gran complejo lagunar hasta mediados del siglo pasado, cuando fue desecado”. “La janda daba cobijo cada año a un gran número de aves migratorias”.
Laguna de la Janda



Marcos Ramos en relación a esta categoría escribe en su libro la Comarca de la Janda  lo siguiente: “Vegas (zonas con pequeñas corriente de aguas superficiales e inundables de las Albinas, de los Reyes) Lagunas (Espartina, por esparto, Rehuelga, por agua estancada, Lagunetas, por multiplicación de lagunillas provenientes de Momia y Sierra Blanquilla), Charcones, Las Ollas u hoyas y hoyuelos por pozas más pequeñas que charchos, Gargantillas, por pequeñas corrientes de agua formando gargantas” 
El charco Lázaro



Son tres los ríos que forman las vegas aluviales. Los tres se corresponden a los cursos medio-bajo de los ríos, donde el perfil del valle se abre facilitando la colmatación y la formación de llanuras aluviales. Por tanto son materiales blando cuaternarios depositados por ellos mismos, salvo el río Celemín que atraviesa la Sierra Momia formando valles más encajados dado la dureza de estos materiales. 

El charco Curra


Elemento muy interesante son los charcos. El curso alto del río Celemín es muy pendiente y erosivo. Cuando llega al curso medio el río hace unas pozas profundas ya que se acaban las pendientes y llega el terreno llano. Estas pozas tanto al final de la primavera como durante el verano y principio del otoño tienen agua mientras que el resto del río no lo tiene porque se ha producido el estiaje típico de los ríos mediterráneos. Así, mientras el Celemín permanecía una parte del año seco, en esta zona había unas pozas que no perdían, ni pierden el agua durante todo el año, porque tienen manantial propio. Estas pozas, charcos o lagunetas le han dado el nombre a esta zona y tradicionalmente han tenido muchos usos. La gente del lugar y de otros de la provincia venían a bañarse, pescar o utilizan sus aguas para regar los huertos próximos. Conocidos son los charcos de la tía Curra, de Lázaro, Redondo, el de la Madera, el de la Gradera  o los dos de los Arrieros. Lázaro y Arrieros han sido inundados por el pantano. El Charco de los caballos aunque participa de las mismas características que estos no están en el Celemín, sino en el arroyo los charcones, en el Cinchao. 
La pasá los chinos



Otro término característico es los tornos. Tenemos el de la madera en Cucarrete, en la colada de Espartina y el Torno de Tapino en el Celemín. Los tornos son lugares donde los ríos forman un amplio recodo el cauce del río y a partir del cual adquiere mucha fuerza la corriente. El catastro de 1865 de los bienes municipales del Ayuntamiento de Medina dice: “Un aguadero en la colada de Espartina Torno de la Madera con catorce fanegas de tierra de rodeo de cuatrocientas ochenta estadales equivalentes a siete hectáreas cincuenta y ocho áreas y veinte centiáreas. 



Por último en este primer apartado relacionado con los aspectos físicos del agua tenemos las Pasas o lugares por donde se vadean los distintos ríos que hay en la comarca. 
Sebastián Montero dice de ellas: PASÁ.- Pasada. Camino o carril que cruza un río o arroyo. Facilita el paso por este punto determinado la gran cantidad de cantos rodados que allí se han acumulado. Topónimo cercano a Benalup: “La Pasá de los Chinos”. Así en el río Celemín nos encontramos  la pasada de Partida, de los arrieros, de los Chinos, de Enmedio, de la Motilla y del Puerto del Moro y en el río Barbate Pasa de la Ceniza, de Palmitas, de los Terrys y de Tarifa. 
Maria Oliva Macias Reina: "Yo tengo una palabra,que nosotros la utilizamos mucho, es la de (regajo)suele ser un riachuelo que en verano está totalmente seco, donde en invierno corre agua en los días muy lluviosos luego se mantiene el agua parada hasta que seca,y ya hasta el próximo invierno"

Comentarios

Entradas más vistas

Ha muerto Manolo Lago

Todo el mundo publica libros

Como decíamos ayer

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 1.- La zapatería fue el origen

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 2.- Las ideas, siempre las ideas