headerphoto

Homenaje a Dolores la Turronera




Foto Mintz. La foto la realizó en1971. Hace 36 años, en la puerta del Tato.
Anoche la peña de los veinte duros ofreció un sencillo, pero emotivo homenaje a Dolores la Turronera. Dolores González Romero, rondeña de nacimiento y turronera de profesión lleva sesenta años viniendo por la Janda a vender turrón por fiestas. En 2006 en Alcalá de los Gazules el ayuntamiento le hizo un homenaje, en el 2015 fue el Ayuntamiento de Medina quien la homenajeo. Paco Sánchez Moya pidió a través del facebook Benalup desde las fotos que se lo hiciera en 2014. La peña de los 20 duros decidió en asamblea realizarle un pequeño homenaje con motivo de las fiestas de  Santiago y Santa Ana de 2017.
Madre e hija muestran orgullosas la placa y la fotografía.
La gente recibe con aplausos la llegada de Dolores. La foto de Cepero, se nota.

Dolores agradece la entrega de la placa
Estos dos pequeños regalos no justifican sus 60 años de visitas, pero se le reconoce el cariño que se le tiene. Que como siempre es sentimiento mutuo.

Es una de las pocas decisiones que no ha tenido discusión, en una asociación que nos gusta discutirlo todo, porque sabemos que en ese acto esta la solución. La familia Benítez González han conseguido hacerse un hueco en el corazón de los benalupenses. Como tantos otros de la Serranía de Ronda y el Valle del Genal, pero en este caso vendiendo turrón, no segando trigo, establecieron unas relaciones muy especiales con Casas Viejas. Recorrían la Janda, pero establecían su punto neurálgico, su lugar central en Benalup, hasta el punto que su caseta de turrón se convirtió en una estampa típica del verano benalupense en lo que hoy es el casco antiguo y antes era el único núcleo urbano existente. Y en aquel Benalup de Sidonia se convirtieron ella y su familia en unos benalupenses más. Iban al médico, a la tienda, al bar, a la casa del amigo o conocido, algún hijo se matriculó en el colegio o jugaban al maratón como cualquier otro vecino. 
Dolores, sus hijas y su nieta
Buena perspectiva



Este fue el texto que Leonardo Estudillo Ruiz, tenía preparado:"Dolores González Romero nació el 14 de mayo del 37 , casada con Manuel Benitez Vergara , se casó a los 20 años y desde entonces viene a la feria de benalup , lleva por tanto 60 años viniendo a benalup. Antes venía para la primera fiesta que había en el pueblo San Juan que se celebraba el inicio de la siega del trigo, luego se marchaba para la de Barbate, volviendo de nuevo a la de Benalup. Aunque recorría las ferias de la comarca de la Janda,Medina, Alcalá, Barbate, Vejer,Paterna, Zahara de los Atunes… establecía su puesto de turrón en la Alameda haciendo vida cotidiana en el pueblo. Convirtiéndose ella y su familia en unos benalupenses más. Ella compraba en las tiendas, su marido iba a los bares o su hijo jugaba al maratón.Tenía 6 hijos 4 varones y 2 niñas , un varón murió hace tiempo. Cuando terminaban la campaña de feria , vivían en Ronda su tierra natal y solían vender frutos secos , castañas , nueces piñones etc .En cuanto a cómo han cambiado los tiempos antes venían en una caseta de chapas de hierro y ahí dormían toda la familia, como se ve en la foto de Mintz que tenemos el placer de regalarle. Hoy ya  sus hijos, que son los que siguen la tradición ,aunque ella suele venir con el más chico, viven en caravanas y tienen mejores condiciones por lo menos para vivir el día a día , ya sus hijos no sólo tienen casetas de turrón como sus padres si no atracciones , tren del escobazo , barco pirata , mini coches choques etc ."
Mujeres apoyando a Dolores
 
Carmen y Dolores dos grandes mujeres

Se nos olvidó comprar el ramo de flores, pero a otras no.
En la placa se podía leer: "Para la peña de los 20 duros es un honor concederle esta placa y esta fotografía de Mintz a Dolores González Romero, la más dura de los duros de la feria. No solo por los sesenta años que lleva visitándonos, sino también por convertirse en una benalupense más en esta tierra en la que tantos sabemos de idas y venidas.
Dicen que una imagen vale más que cien palabras. ¡No ni na!
Caseta de los Veinte Duros. Fiestas de Santiago y Santa Ana. Benalup-Casas Viejas a 29 de junio de 2017". Esta placa fue entregada por Paco Ossorio.
Socias de la peña con Dolores
La caseta hasta los topes para homenajear a Dolores


Este pueblo lleva en su ADN la migración, la ida y la vuelta, la población de aluvión, de llegada y de salida... así se formó y se creó. En este contexto es entendible que como todo el que llega aquí se sienta como en casa, porque los migrantes, los turroneros y los arrieros saben que en el camino nos encotraremos, porque los de aquí han aprendido por experiencia propio aquello que decía la canción de José Alfredo Jiménez:

                                                Una piedra en el camino 
                                                           me enseño que mi destino era rodar y rodar 
                                                                   (rodar y rodar, rodar y rodar) 
                                                                        después me dijo un arriero 
                                                                      que no hay que llegar primero 
                                                                        sino hay que saber llegar 



Llegada de Dolores a la peña. Aplausos generalizados, que expresan reconocimiento y cariño.
Dolores al cuadrado, cariño al quintuple. ¡Que bonita!

Dolores la turronera lleva sesenta años viniendo por la feria de Benalup. Como las cigüeñas, como las golondrinas, como las grullas, como todo movimiento migratorio, hermoso y natural, ella y su familia por  San Juan venían  a Benalup y se quedaba unas veces hasta agosto y otras hasta septiembre. Supo llegar, entendió como quedarse, como irse,pero sobre todo como volver, año a año, como el Almendro por Navidad. Y así sin darse cuenta ella y sin percartarse los vecinos, ella y su familia se convirtieron en unos benalupenses más, por ello la peña de los veinte duros ha acertado profundamene en hacer realidad la propuesta de hace tres años de Paco el de la Cueva. 


El acto resulto emotivo y entrañable, por varios motivos. El primero por la satisfacción y el agradecimiento de la homenajeada, que repetía sin cesar, gracias, gracias, gracias, posteriormente las concretó en Paco el de la Cueva como promotor de la idea, la peña como ejecutor y todo el pueblo de Benalup, ¡Su Benalup!. El mismo grado de agradecimiento y satisfacción mostró su familia. Y en tercer lugar, porque acudió al acto mucha gente, más de la prevista, y a mi me emocionó la cantidad de mujeres mayores amigas de Dolores que no suelen ir a la feria y acudieron expresamente al homenaje. Fue en definitiva un acto sencillo, justo y necesario, al mismo tiempo que original y pertinente. Porque como dijo Bertoldt Brecht "Malos tiempos son aquellos en lo que hay luchar por lo evidente"
Dolores y Paco Ossorio
Yo si quiero pertenecer a un club que admita socios como estos



0 comentarios: