headerphoto

Selectividad 2017 en el Casas Viejas


Ayer día 22 de junio tuvieron lugar en el IES Casas Viejas dos grandes acontecimientos. Uno fue el acto de graduación de los alumnos de 4º ESO, 2 CCFF, 2º FBP y 2º de Bachillerato. Un total de 180 alumnos con sus familias disfrutaron de una noche emotiva, cuyo objetivo principal es darle realce e importancia a la educación secundaria en B-CV. Este acto lleva realizándose desde 2009 desde que es director Agustín Bernal y cada vez se va afinando más. El segundo es que se hicieron públicas las notas de selectividad. Sobre esto quiero reflexionar yo. Uno escribe en esto del blog porque tiene cosas que decir. Soy consciente que el buenismo no está bien visto políticamente y que viste más el malismo e ir por los intereses propios de cada uno. También sé que como decían los ingleses puede resultar de mala educación hablar de lo que uno es experto, y después de 25 años lidiando con selectividad, algo conozco de esto. También reconozco que quedaría mejor una crítica o una queja ante los resultados de selectividad, que decir que pese a lo que ha llovido y criticado en torno a esta selectividad en el IES Casas Viejas los resultados en historia no han sido malos (con todo lo que yo he rajado de su planteamiento) y los de la selectividad en general han sido muy buenos. Pero tengo ganas de escribir sobre los resultados de selectividad del curso 2017 y como este blog es mio y la boca también pues lo voy hacer, quien quiera puede seguir leyéndome, quien no le interese que cambie de blog o de página. 



En este centro se decidió hace treinta años mandar el mayor número posible de alumnos a selectividad, porque el entorno no era propicio a las oportunidades, porque la educación había pasado secularmente muy lejos y porque se entendía que había que abrir ventanas al ascensor social que era la educación,  ascensor que era el único que posibilitaba unas cotas aceptables de igualdad y libertad. Luego se decidió a los tres años siguientes ponerle a este instituto el nombre de Casas Vijeas y 30 años después se sigue mando el mayor número posible de alumnos a la prueba de selectividad. Este año hemos mandado 55 de la promoción 2011-2017 que son muchos y para que se entienda baste el dato que entre el Sidón de Medina, el de Paterna y el de Alcalá han ido 42 en total. Los tres han sacado un 100% de aprobados, nosotros un 95%, pues han aprobado 52, creo que los datos hablan por si solos. Precisamente, el mismo porcentaje que la media provincial, cuando el número de alumnos en tanto por ciento que presentamos en selectividad es de los mayores de toda la provincia, como es tradicional hace 28 años.



Pero no sólo es una cuestión de equidad también de excelencia. Ha habido 18 alumnos (más que los que han aprobado respectivamente en esos tres institutos) que han obtenido una puntuación por encima del 10 (12.95, 12,93, 12,49, 12,30, 11,87, 11,58, 11,12, 11,10, 11,07, 11, 10,97, 10,88, 10,82, 10,51, 10,5, 10,38 y 10,07) es decir que la ecuación necesaria entre la equidad y la excelencia está más que respetada. También ha habido dos alumnos que han sacado sendos dieces, en griego y en historia (este me va a costar un lote, pero no de los de amor, sino de licor) y curiosamente los dos quieren cursar esta carrera que tanto les gusta a los gobiernos manipular. 



Yo siempre digo que la mejor torta es la que no se da y que lo que menos me gustan en esta vida son los vainas que presumen de lo que no son, aquellos de los que ya escribí que te hacías rico vendiéndolos por lo que se creen que vale, si los has comprado por lo que realmente cuestan. Pero creo que es necesario escribir sobre los excelentes resultados de selectividad del IES Casas Viejas por varias razones. La primera porque nos arriasgamos mucho y siempre tenemos la espada de Damocles de que algún año tanto riesgo nos lleve a unos resultados desastrosos. Bueno, este año tampoco y hay que proclamarlo a los cuatro vientos. Segundo porque nos tiramos todo el año vendiéndole a los alumnos de segundo bachillerato que resistir es vencer y que todo esfuerzo tiene su recompensa. Ya sabemos que las palabras conmueven y los ejemplos arrastran. Pero sobre todo, porque como le decía a Ivan Vela por el facebook esto arranca en el  pasado y tiene su proyección en el futuro. La promoción del curso pasado, que no salió tan bien parada como esta, con su aguante y sacrificio le enseñó a la de este año cual era el camino. Y los de este año harán igual con los del año próximo y hay que decirlo. 



Los que vivimos el proceso por dentro sabemos que no es fácil, que en la primera y segunda evaluación hay muchos suspensos, que a lo largo de todo el curso hay mucha desesperación y conatos de abandonarlo todo, muchas veces los he visto llorar de rabia e impotencia, que a veces no se le ve salida al túnel, que no es fácil de creer eso de que el carbón a grandes presiones se convierte en diamante o que no todo el mundo piensa que la educación es un derecho que tiene todas las personas y que si no se tiene educación para eso se va al IES, sino es como contaba Gila: "¿Por qué lo has matado? Es que me ha llamado asesino". (¿Os suena patitos feos?). Y no podemos olvidar estas tremendas dificultades para valorar en su justa medida lo conseguido por esta generación, que se refleja en los datos de selectividad que estamos comentando. 



Tres días después de los sucesos del 33 Luis Tapia en el periódico La Libertad escribía: 
"¡Casas Viejas somos
  y hay que hacerlas nuevas,

pero, sobre todo,

hay que hacer escuelas!


¡Esas son las casas 
que el buen pueblo anhela
para que sus hijos
dejen de ser fieras!...

¡De Zeus con rayos,
de Marte con fuerza, 
del fiero Saturno
Dios que en la leyenda
devoró a sus hijos, 
adivinemos Minerva!

84 años después seguimos estando en Casas Viejas y seguimos necesitando hacer escuelas para que sus hijos dejen de ser fieras. Los últimos versos me recuerdan a mi maestro en muchas cosas de Casas Viejas, el Santos, cuando nombra a los dioses Zeus, Marte o Saturno, pero sobre todo a Minerva, la diosa de la sabiduría, de las artes y de las técnicas de la guerra. Así que nos peleamos todas las veces que queráis, pero siempre que sea por las distintas concepciones de la enseñanza y con diccionarios,  como decía el mentado Santos. 



Voy a terminar este post con tres frases de Silvio Rodríguez ;Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida
” Hay locuras que son poesía, hay locuras de un raro lugar. Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar" "Soy feliz, Soy un hombre feliz, Y quiero que me perdonen Por este día Los muertos de mi felicidad". No sé si este post es políticamente correcto u oportuno, lo que sí sé es que necesitaba escribirlo. Gracias a los alumnos, los culpables de todo, esos patitos feos que confirman  que con autoestima y aguante se convierten en cisnes.

0 comentarios: