headerphoto

La Agricultora y Charco Dulce. Y 2

Pero durante el bienio conservador los proyectos de Reforma Agraria se ralentizaron, hasta que en febrero de 1936 con el triunfo del Frente Popular estos se aceleraron. En los cinco meses que van de febrero a julio del 36 se expropia bastante más que en los cinco años anteriores.
Asi se hacen Comunidades de Campesinos en Badalejos, Rehuelga, Pagana, Canaleja, Valcargado, Huelvacar, El Huerto, Vículo-Zorrera, Machorro, Rendón y este de Charco Dulce. Suárez Orellana lo cuenta así: “Presenta el alcalde de Medina una petición quejándose de que Casas Viejas se habían hecho cuatro colectividades y allí ninguna, voy a verlo y le digo que no se habían hecho, porque nadie las había solicitado, pero si la querían solicitar, presentaran una solicitud pidiéndola, con las fincas susceptibles que eran conveniente y la pasaré al Ingeniero para su estudio y aprobación señalan una finca bastante buena y con una gran extensión, y además era adaptable para ello, se hizo el estudio y se acordó asentar ochenta familias, pero Medina no correspondió a los deseos del Alcalde y sólo pudo reunir cuarenta obreros, los demás estaban retraídos y hubo necesidad para completar el número mandar otros cuarenta de Casas Viejas, y tuvimos que partir la finca en dos, porque la incompatibilidad de unos con toros se hacían imposible por la rivalidad de un pueblo con otro, y esto hacía que no se entendieran y se llevan malísimamente, pero todo quedó zanjado con la división” 



Pero el proyecto duró muy poco, porque cuando llega la Guerra Civil los que habían intentado solucionar el problema agrario con las Comunidades de Campesinos lo van a pagar muy caro. A Francisco Fernández Guerra de la Vega, lugar teniente de Suárez Orellana se lo lleva de su casa de la Yeguada Diego García de Arzugaray, con la promesa de que volvería pues era amigo suyo. y no volvió jamás. Lo mataron. Suárez Orellana intuye el problema y huye a la zona republicana. “Este Dieguito(García de Arzugaray) me buscaba sólo por el hecho de que este tenía una gran finca (Charco Dulce) y la Reforma Agraria se la arrendó y colocó ochenta casas de familias que estas vivían allí muy bien, y él cobraba la misma renta que le daba el colono anterior”



Como cuenta Pinto a Mintz  los trabajadores estaban satisfechos con las comunidades de campesinos pues le aportaba seguridad y continuidad, en contraste con la eventualidad anterior basada en la búsqueda de espárragos o la realización de carbón. Le relata como matan al cabezalero de la mitad de Charco Dulce que explotaban los campesinos de Medina. Pero aunque se vislumbra cierta pena porque la guerra acabara con la experiencia de la comunidad de campesinos de Charco Dulce su gran protesta se centra en que Diego García de Alzugaray recuperó la propiedad, se quedó con las herramientas y el ganado del Instituto de colonización y sobre todo no les pagó los dos meses de trabajo posteriores al inicio de la guerra. Esa es su gran protesta, como miembro de la Comunidad de Campesinos de Charco Dulce. 



La guerra lo trastocó todo. En el imaginario colectivo de Casas Viejas circula una anécdota que además de graciosa es indicativa de todo lo que sucedió en aquella fecha. Cristóbal Martínez el presidente de la Agricultora le había dicho repetidas veces a Antonio del Río, secretario de la misma, que si su padre, que había muerto hace tiempo viera lo alto que habían llegado él y todos sus hermanos se pondría muy contento. Después del golpe de estado, Cristóbal Martínez, Antonio Ríos, Juan Román y otros socialistas se esconden en Valle Hermoso huyendo de las posibles represalias de los falangistas, que estaban haciendo pagar caro a todos los sindicalistas su lucha por el movimiento obrero. Antonio Ríos, del que todo el mundo dice que era muy gracioso y que su hijo Paco salió a él, le dijo al otrora presidente de la Agricultora. “Anda Cristóbal que si tu padre viera lo de arriba que estamos ahora”. Estaban escondidos en la parte más alta de un chaparro. Ya lo dijo Marx, el gracioso. "Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de miseria"

0 comentarios: