headerphoto

Folleto del Monasterio del Cuervo. 1

Hoy se cumplen 301 años de la fundación del Monasterio del Cuervo. Aprovechando que el Celemín pasa por él, voy a publicar un folleto informativo que a finales de los ochenta la concejalía de Cultura y a instancia de Juan Moncayo editó para dar cobertura a las visitas guiadas que se hacían al Monasterio, una vez al mes, cumpliendo la ley vigente sobre monumentos declarados BIC (Bien de interés cultural)



Cerca de veinte años después, vamos como los cangrejos, hacia atrás. El Monasterio está cerrado a cal y canto. 



EL MONASTERIO DEL CUERVO
Situación
El Monasterio del Cuervo se encuentra situado en el extremo suroeste del término municipal de Medina sIdonia, en un pago próximo a Benalup a 72 Km de Cádiz, 32 de Medina Sidonia y 12 de Benalup. El acceso hacia este Monasterio se realiza a través de la carretera local que une Benalup con la comarcal 440, a la altura del Puerto del Moro, del que parte hacia el sur un carril, que tras remontar por su lado derecho el cauce alto del Celemín, penetra en el valle de la denominada Garganta del Cuervo.



Fundación del Monasterio
La elección de este lugar se debió al deseo que la comunidad carmelita tenía de disponer de un lugar idóneo donde llevar a cabo una vida eremítica y conventual. Por estos motivos con anterioridad estuvieron visitando diversos lugares tales como San José del Valle, la ermita de Ntra. Sra. De La Oliva en Vejer o el Pago del Torero en Medina. El 15 de agosto de 1713, obtuvieron licencia del duque de Medina, y el 7 de octubre del mismo año del Obispo de Cádiz, para trasladarse aquí desde San José del Valle.
En principio, y a juicio del Definitorio de la Orden, se establecieron en dicho lugar, cinco miembros que formaban una pequeña comunidad con el objetivo de comprobar la salubridad e idoneidad del emplazamiento. Transcurridos dos años a modo de prueba, y una vez conseguida la cesión en firme de las tierras por parte del Cabildo Asidonense, el 24 de septiembre de 1715 se realiza la fundación del Monasterio. 



La cesión de estos terrenos incluía una clausula, que posteriormente tuvo su efecto, durante las disposiciones desamortizadoras en la que decía que si la fundación no se llevaba a cabo o el desierto fuera abandonado en algún momento por la Orden, el terreno pasaría a los bienes de Propios concejiles.



Sin embargo hasta 1717, no se colocará la primera piedra con un curioso ceremonial y bajo el mandato del quinto presidente, P. F. Roque de Sta Teresa. Sin embargo, durante los cuatro años siguientes no se continúan los trabajos reanudándose con mayor empuje en 1721, siendo maestro de fábrica el hermano Alciscio de San Rafael.


0 comentarios: