Las tradiciones se rebelan. Los piropos. 3

Isabel Mañez. Foto Mintz
Le toca hoy el turno a un tema controvertido el de los piropos. Eran propios de la sociedad tradicional y esta refleja una de sus características principales; el carácter patriarcal, el  machismo inherente a este tipo de organización. En el libro de Rogelio Ruiz y Luis Gómez sobre los usos y costumbres  de Tarifa llamado Las Tradiciones se rebelan hay un apartado sobre los piropos.
Dice: “Un fenómeno peculiar de esta, nuestra tierra, muy elogiado y admirado por muchas generaciones e incluso apreciado por personas que nos visitaban, es el singular y saleroso “Piropo”. Son frases bonitas, expresiones poéticas populares que se caracterizan por su sabor ingenioso, sin caer nunca en la vulgaridad convirtiéndose entonces en ramplonas groseras. Esta costumbre llega a su esplendor cuando un hombre lo lanza a una mujer a la que no conoce y además en público, con la sencilla y sana intención de que ésta se sienta alagada, pues era tradición hermosa para lisonjear a la mujer que nos alegra el alma y a la que queremos adular. Cuando se decían caían rendidas mostrando una leve sonrisa de satisfacción. El gremio por excelencia donde se arraigó este hábito fue el de los albañiles que de esta manera aliviaban la dureza del trabajo. Repartían simpáticos elogios a cuantas chicas pasaban por el lugar. Eran los piropos patrimonio de los hombres pero jamás se consideraron un acto machista porque sólo pretendían agradar y resaltar la belleza femenina”. 

Belen. Foto Mintz


En la actualidad los piropos son controvertidos. Soledad Gustavo dice “Hablemos de la mujer” en La Revista Blanca “El hombre encuentra bien que se propague la libertad de la mujer, pero no tan bien que ella la practique. Al fin y al cabo, deseará a la mujer del prójimo, pero encerrará a la suya». En Europa Press se podía leer con respecto a este tema: “La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejero General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, ha asegurado que el 'piropo' supone una invasión a la intimidad de la mujer, por lo que defendió la importancia de eliminarlo, aunque sea halagador.      "El piropo ha sido siempre permitido y se ha asumido como algo normal, pero lo cierto y verdad es que supone una invasión en la intimidad de la propia mujer porque nadie tiene derecho a hacer un comentario sobre el aspecto físico de la mujer", ha indicado Carmona en una entrevista en RNE recogida por Europa Press. La presidenta del Observatorio ha recordado que en ciudades como El Cairo las mujeres van con auriculares y tapones "para no escuchar los comentarios de este tipo y aunque sean bonitos, buenos y agradables y sean actitudes absolutamente permitidas en nuestra sociedad, deben ser erradicadas y debe haber mucho más respeto por la imagen de la mujer"
Mari Paz.Foto Mintz



Estas declaraciones levantaron una gran polémica en el País el 15-1-2015 el escritor Jorge Skibinsky escribió: “ Ángeles Carmona se ha delatado. El feminismo ideológico radical de género intolerante que parece profesar se ha ensañado con la galantería social que significa el elogio espontáneo de lo femenino por parte de hombres expresivos e ingeniosos. Ha estado tan desacertada como inoportuna. No es digna representante del organismo que preside y que, por otra parte, debería suprimirse por innecesario y costoso”. 


¿Cuál es tu opinión respecto a este tema? ¿conoces algún piropo típico en Benalup-Casas Viejas? ¿Sabes de alguna anécdota con respecto a este tema?
Foto Mintz ¿?

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV