headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco. Tres generaciones de emigrantes a Alemania. 24

La emigración a Alemania que se paró en 1973 por la crisis del petróleo ha vuelto a aparecer recientemente debido a la crisis económica. Para los benalupenses Alemania siempre ha sido un caso donde buscar oportunidades de una vida mejor. Como ejemplo valga el caso de la familia Coronil, conocidos en el pueblo con el apodo de “Los Farañacos”.





Francisco Coronil Moreno, el patriarca del mote, emigró por primera vez en 1966. Luego a principio de los setenta dos de sus hijos, uno de ellos Juan,  acompañó a su padre a la emigración a Alemania. Tras un tiempo en el país teutón volvieron a España, cuando la crisis del petróleo hizo que no hicieran falta tantos trabajadores en ese país. A finales de siglo España pasó de ser un país emigrante a inmigrante, pero la crisis a partir de 2008 ha hecho que volvamos a emigrar al extranjero. En este caso, el hijo de Juan y nieto de Francisco, Jorge Coronil Guerrero es el que ha emigrado a Munich, con su compañera. 







Jorge,con 32 años de edad, con la formación de un módulo de automoción, trabajaba en un taller en el pueblo, al quedarse en paro, emigró junto a su pareja Estefania Dávila Barberán con 28 años. Ella estudió la carrera de enfermería, y tuvo que marchar al no encontrar trabajo relacionado con sus estudios. Ella se fue en enero y él la acompañó en julio de 2013. 







Francisco Coronil Corrales y María Moreno Barberán se establecieron en Cucarrete en 1932 en los terrenos del torno de la madera, una cooperativa que él y cuatro colonos con el apoyo de la UGT pretendían montar en tierras pertenecientes a la vía pecuaria. Tras muchos conflictos con las Lomas en torno al agua de los Nacimientos termina vendiendo el huerto. Su hijo Francisco no tiene otra solución que emigrar a Alemania, lo mismo que el hijo de este y su nieto Jorge.


0 comentarios: