headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco. El boom demográfico. 27


En 1970 había censados  2921  en 2011 eran 7221 los habitantes que había en Benalup-Casas Viejas. En cuarenta años aumentó la población un 113%, 4300 habitantes, más que en el resto de su historia. Como vemos en los gráficos ese crecimiento demográfico tanto a nivel real, como vegetativo, como de saldo migratorio no tiene parangón a nivel relativo en la comarca de la Janda. Los números absolutos solo son mejores en los dos pueblos costeros; Barbate y Conil.




Este boom demográfico hay que entenderlo gracias a la ruptura de la sociedad tradicional que supuso la crisis de los sesenta. El gran aumento de la población se explica por la rejuvenecida estructura de la población que genera un amplio crecimiento vegetativo, pero sobre todo por el saldo migratorio positivo que posibilita la inmigración. Obviamente, la segunda retroalimenta a la primera. 



La inmigración en un principio tiene carácter nacional. Las Lomas, la construcción, las infraestructuras y los nuevos equipamientos, por este orden, demandan una gran cantidad de mano de obra que al principio va a  ser cubierta por población de los pueblos cercanos y del resto de Andalucía. Al finalizar el siglo y comenzar el XXI van a tener también protagonismo los inmigrantes extranjeros coincidiendo con el fin del ciclo expansivo, etapa en la que el campo de golf va a ser el punto de referencia que alimenta todo el fenómeno especulativo. 



Pero el carácter emigrante del pueblo no se pierde, esta inmigración coexiste con una emigración de carácter pendular hacia el campo de Gibraltar y la Costa del Sol  basada en la construcción que posibilita todo el crecimiento y que explica que el gigante que se estaba armando tenía los pies de barro. 

0 comentarios: