Los Indios. La lucha por la segregación. Y 3

Pepe Luna, Eugenio Espinosa, Angelín, los Indios y al fondo la carroza de la reina de las fiesta Isabel Guillén Grimaldi
La gran característica de Angelín como autor de letras es su lucha por la independencia del pueblo. Pero hay que profundizar en sus letras para entender las cargas de profundidad que enviaba. También hay que tener en cuenta que estamos en 1961, en pleno franquismo, no hay libertad de expresión, y los poderes en Medina y en Benalup están claramente establecidos. Parece como si se autoimpusiera una obligación moral por ocupar el puesto que ocupa en la escala social y cultural del pueblo de criticar lo que nadie se atreve. En este primer pasadoble se ve muy claro como su crítica no sólo es a Medina. Así empieza piropeando al pueblo, para pasar a criticar a Medina, pero terminar protestando porque la oligarquía local no se implique todo lo que debiera en la lucha por la independencia

Benalup
Pa (ra) cantarte yo estoy aquí
Siempre fue 
mi ilusión el poderlo hacer
bella tierra en que yo nací.
Que grande es mi felicidad
cuando me pongo a pensar
que acabe la dominación
del pueblo que ya te explotó
con razón a Medina no puedo ver.
Cuando veo el abandono en que estás
Hasta me dan ganas de llorar
Porque te llevo en el corazón.
Es lo menos que se debe sentir
cuando se tiene por un honor
haber nacido dentro de ti.
Por eso estamos dispuesto a luchar
lo que otro no quiso terminar


En este segundo pasodoble retoma el final del primero y vuelve a la carga sobre la crítica a los poderes locales. Aunque no lo nombra con claridad se está refiriendo a un intento de solicitar la segregación con movilización popular incluida, en el que participó el propio Angelín en 1959, un año después de incorporarse como maestro al pueblo. Lo escribía José Romero Bohollo en el periódico la gaceta de Benalup en junio de 1993 refiriéndose a Pepito Fernández: "Todavía recuerdan los mayores, cuando al principio de la década de los años cincuenta, cuando en compañía de Ángel Guillén y de Juan Ricardo Rodríguez, por desgracia también fallecidos, organizó a sus expensas una recogida de firmas, en presencia de un notario, pidiendo al Ayuntamiento de Medina la Independencia de Benalup, previamente anunciada en pasquines repartidos por todo el pueblo. Este acto se celebró en el entonces cine de Verano, y por lo visto, ante denuncia del municipio, tuvieron que comparecer en el Cuartel de la Guardia Civil, y el proyecto se fue al agua, ya que en aquellos tiempos "no estaba el horno para bollos".
Los indios en la plaza de abastos y en la escuela de arriba, lugar donde ensayaban y utilizaban como centro neurálgico de sus actividades



Nunca olvidaré
Aquellos días de la Independencia
en los que se fue
pa nuestro pueblo una gran ilusión.
Eso fue engañar
sin conciencia
a un pueblo sincero
que supo esperar
no en el hombre sino en su dinero.
Aunque costara mucho
aquella gran empresa 
las cosas no se dejan
una vez que se empiezan.
El pueblo no quería
sino que le prestara
y luego pagaría 
con toda seguridad.
Algunos se prestaron
con toa su buena fe
luchando sin descanso
por el nuevo amanecer.
Este ejemplo debemos seguir
hasta su fin.
Estos indios Pieles Rojas
le alaban por su interés
y están dispuestos a seguirles
si comienzan otra vez
recordando aquella fecha
elevamos esta canción
esperando que algún día
recobremos tan gran ilusión



Pero es verdad que las máximas energías y críticas las dedica a Medina, a la que acusa de detener desatendidas las necesidades del pueblo y solo acordarse de él para recaudar impuestos. 
Donde estarán esas bolas
que se iban a poner
en las columnas que hay
donde estaba el canapé.
Como les pase lo mismo
que es escalón de la plaza
vamos a tener que pedirle
a un hortelano unas calabazas
porque de no ser así
no estarán listas
pa el año dos mil.
Por las calles de mi pueblo
no se puede pasar
porque lloviendo un poquito
están hechas un barrisal
y tratando de las fuentes
solo nos queda que ver
que en pueblo de tanta agua
nos quedemos sin beber
no hay que demostrar
que esto es de Medina
solo pa pagar.



Que pena que en este pueblo
no se pueda pasear
porque en el sitio que hay
esta puesto el muladar.
El paseo del Cañuelo
estaría muy bonito
sembrado todos de flores
y en medio unos banquitos
donde poderse sentar
y allí muy tranquilos
la pava pelar.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV