headerphoto

Los Indios. 2

Los indios, en el patio de la escuela de arriba
Los pieles rojas, más conocidos como los Indios salieron en 1961. El año anterior habían sido Los piratas. La letra y la música era de Ángel Guillén Benítez, más bien la letra porque la música era copiada de Cádiz. Su comparsa estaba formada por Ángel Espinosa, el director, los hermanos Paco y Antonio Ríos, José Bancalero, Manuel Benítez, Francisco Cózar, Andrés Barberán, Gaspar Zumaquero, Francisco Gonzàlez “Paquichi Carretero”, Manolo Guillén, el de la calera, y Manolo Díaz, "Patarra”.




Iban de pieles rojas y dos de ellos de exploradores como se observa perfectamente en la foto. Estamos ante una comparsa que va a tener un gran éxito en el carnaval benalupense. Al contrario que las murgas, imita al carnaval de Cádiz y va a contribuir a que este modelo se imponga en nuestro carnaval. Después de los indios saldrán como los Bandoleros o los turistas del Tajo de las Figuras, en 1966. Luego en 1978 con el carnaval recuperado Angelín va a jugar un papel muy importante en el mundo carnavalesco con agrupaciones tan importantes como Ecos del Pueblo, Los Juglares, los Cosacos o Primavera. 



Como autor la gran característica de Angelín es la utilización del carnaval para reivindicar la independencia de Benalup, como veremos en la próxima entrada de la serie. Además hay que destacar su cariño y amor por todo lo relacionado con el pueblo, su fino, sarcástico y picante humor, su gusto por la crítica política y su concepción del carnaval como un periódico del año. 



El primer pasodoble que voy a comentar es un homenaje a Don Ramón Mora Figueroa. Si un principio puede parecer una letra fácil y laudatorio, si nos adentramos en el contexto de la época resulta todo lo contrario. La desecación de la Janda y la creación de lo que sería la Finca de las Lomas iba a significar un cambio de modelo económico, político y social, donde las elites locales iban a salir perdiendo y a la postre serían sustituidas por otras nuevas. La opción por el cambio de modelo económico está clara en Angelín. Fijénse cuando dice: “Pues si se dedicara/a la ganadería /solo comían unos/donde mil comen hoy día".

Siempre alabaré
a don José de Mora Figueroa pues su vida es
la iluminaria para el porvenir.
Sabe trabajar
sin descanso con todo desvelo
llegando a emplear 
en su finca a miles de obreros.
Un pueblo como este
sin don José Ramón 
no tiene otro remedio
que el de la emigración.
Pues si se dedicara
a la ganadería 
solo comían unos
donde mil comen hoy día.
luchando contra todo 
ha logrado conseguir
el Plan de la Laguna
que es un nuevo resurgir
su nombre debemos bendecir
hasta morir.
Todos los pueblos vecinos
a Mora alabarán
pues de esos beneficios
también participarán
Como gentes agradecidas
le pedimos al Señor
que alargue mucho la vida
del ilustre don José Ramón.

El segundo pasadoble también es laudatorio, pero sin perder el tono reivindicativo. Piden un homenaje a Andrés Martínez, el practicante. Dicho homenaje sería organizado dos años más tarde por la Cruz Roja.

A Don Andrés
ofrecemos con gran placer
esta canción
que nos sale del corazón
pues bien se lo merece él.
Por su afán y puntualidad
en cumplir su digna misión
le debe toa la vecindad
respeto y consideración.
Por eso
nosotros pedimos aquí
que rinda el pueblo de Benalup
un homenaje de gratitud
que el guarde siempre en el corazón.
Es lo menos que podemos ofrecer
A quien to lo sacrificó 
En cumplimiento de su deber.
Para todos sería una tranquilidad 

El tercer pasodoble que traigo también tiene más profundidad de la que en un principio puede parecer. Habla sobre la rivalidad entre los dos tipos de carnaval que había en ese momento en el pueblo; el murgero y el suyo, el que imitaba a Cádiz. Termina muy diplomática y reivindicativamente solicitando que los propietarios del Cine Román amplíen los premios.

Somos unos indios salvajes
que hemos llegado hasta aquí
tan solo para divertirnos
y no para competir.
Nuestros amigos los Piratas
nos lo han aconsejado
y así no habrá injusticias 
como el año pasado.
De lo que ocurrió en el cine
a todos hay que culpar
pues para otorgar un premio
antes hay que comparar.
Aunque somos unos salvajes
todos hemos comprendido
que el premio de los enanos
lo tenían merecido.
Sin embargo esta empresa
más premios debió de dar
pues a costa de las murgas
se hartaron de ganar.

Esta copla se llama los lugares más hermosos. Para hombres como ellos, donde la socialización se produce en los bares no puede haber mejor título. Por otra parte constituye un documento histórico para conocer los establecimiento de bebidas de 1961, como los más importantes estaban en el casco histórico del pueblo
Los lugares más hermosos
que tiene “to” este rincón
son la casa Montiano
el bar de Paco el del Horno
la Peña y el Resbalón
no me “olvio” de lo Juan Román
ni tampoco del Bar de Florito
y la célebre tienda de Ricardo 
y del nuevo local de Alfonsito.
Luego pasamos a lo de Palomino
donde Jerez podemos catar
y de allí a lo de Manolo Gómez
donde también se puede brindar
con una copa de Blázquez
o de fino Barberá

Y para finalizar el post de hoy, los cuplets y el estribillo, donde aparece el fino humor y la ironía que caracterizaba a Ángel Guillén como letrista
El otro día pasamos
un susto fenomenal
cuando sin nadie esperarlo
la tierra se echó a temblar.
Toda la gente alarmada
a la calle se tiró
temiendo que ocurriera
lo que en Agadir pasó.
Un dependiente creyendo
que el mostrador se le iba
para poder sujetarlo
se tiró a él de barriga.

Chi, chi cuidad con esas flechas
Chi, chi que tienen en la punta iman
Por algo las solicita más de cuarenta mocitas
Y ellas que digan porque será

0 comentarios: