headerphoto

Lo que el viento se llevó. El reino de los animales. 10

Un elemento propio de la sociedad tradicional son los animales de la raza equina. Tanto los mulos, burros, como caballos forman parte de la tracción animal y eran un elemento indispensable en la mayoría de las familias. En la sociedad tradicional la energía biológica era la más importante y así burros, mulos y caballos tenían una función importantísima. Estos animales no solo servían para el transporte de personas o mercancías; gran importancia tuvo desde tiempo inmemorial la arriería que ha llegado hasta nuestros días en actividades relacionadas con el corcho. También ayudaban en las tareas del campo (labores de tiro, carga o transporte) y aportaban abonos ecológicos  (estiércol).





De los tres fue el burro, por su dureza y por ser polifacético el que más se prodigaba en esta sociedad tradicional. El burro era más popular, lo podía tener cualquiera, no así el caballo, más relacionado con los señoritos. El burro fue agricultor; pescadero; lechero; arenero; leñador; molinero; transportista de todo, cereales, cacharrerías, frutas… o aguador como vemos en esta fotografía, donde Manolo Gómez, más conocido como “el Meina” va por la calle Benalup camino de la barriada el Tajo con su burro cargado de cuatro cántaros de agua en la “aguaera”. En el vídeo Juan Bullas va desde la Alameda a su casa de Paternilla montado en su burro.



Como no había agua potable en las casas había que traerlas de las fuentes públicas. Esa tarea estaba encomendada a las mujeres y los niños, pero si la cantidad que se acarreaba era importante y se utilizaba un animal de carga ya eso era función del hombre. Con la llegada de la modernidad a partir de los sesenta y con ella la maquinaria agrícola, los medios de transporte y la imposición del petróleo como principal fuente energética el protagonismo del mundo equino disminuyó hasta su práctica desaparición actual. 






energíabiológica.mp3

0 comentarios: