El vídeo sobre la colocación de la lápida de las vĺictimas de los sucesos




Rosa Rojas Pozo me ha pasado este video de 17 de enero de 1993. Lo grabó su madre Concha Pozo hace 24 años. Constatar una evidencia en primer lugar que todos eran conscientes de la importancia histórica del momento. Próculo, el sacerdote, Francisco González Cabaña, alcalde, Juan Pérez Silva el hijo de María Silva y familiar de siete de los que están ahí encerrados, el público asistente y la misma Concha Pozo que grabó el acto.

La segunda evidencia es que se confirma que no sólo están enterrados abajo en este nicho las víctimas de los sucesos de Casas Viejas, sino también otros que se enterraron en la zona profana como los alcalainos asesinados en la Guerra Civil en el Punto, en el cruce con la carretera de Alcalá o el maquis Garnacha, muerto por la Guardia Civil el 13 de diciembre de 1949. Es decir, son los perdedores en la lucha cruenta que se ha vivido en esta tierra por solucionar el problema agrario con el que nació el pueblo.





En tercer lugar hay que reseñar los precedentes de este acto. El día 13 de enero se enterraron en zona profana 16 de las víctimas de los sucesos (12 de la razia, más Manuela Lago y Francisco García Franco muertos al intentar escapar del casarón de Seisdedos y Rafael Mateos y Antonio Barberán), al día siguiente fueron inscritos en el registros de muertos de la parroquia los seis restantes, calcinados en el casarón. Allí permanecieron en la zona profana, uniéndosele en la guerra civil los alcalainos asesinados en el Punto y el maquis Garnacha. En la República se aprobó un proyecto para trasladar el cementerio, que ya estaba dentro del casco urbano, al sitio actual, pero la llegada de la guerra y el franquismo lo frustró. 




Habría que esperar a la llegada de la democracia, para que en 1978 tras el acuerdo entre el obispado que cedió el antiguo cementerio en régimen de monda para parque público, se trasladará a las actuales instalaciones, siguiendo el régimen de cementerio católico, modalidad que solo quedan en la provincia el de Barbate y Benalup. Estábamos en una época histórica distinta, el franquismo había pasado, el miedo y el tabú a hablar de todo lo relacionado con los sucesos y las incipientes ejecutivas de UCD (Emilio Mate y Leonardo Estudillo) y la del PSOE (Benito Enrique) se pusieron de aucerdo para sufragar los gastos que suponía trasladar estos restos al nuevo cementerio. Así se hizo, pero se depositaron en una anónima sepultura. De 1978 a 1933 pasaron quince años y también había ocurrido otro gran acontecimiento político. El 20 de marzo de 1991 se había conseguido la segregación de Medina Sidonia y desde 1992 se tenía ayuntamiento propio, donde había 11 concejales del PSOE y dos del PA. El líder de esta última formación Eduardo Pérez destapó la injusticia que suponía que estas víctimas no contaran con sepultura propia. Después de la consiguiente polémica y obligado por ella, como ha sido habitual en el tema de los sucesos, el Ayuntamiento se vio obligado a ponerle una lápida propia y a encabezar el acto. Es lo que grabó Concha Pozo y que ahora me ha pasado su hija.



Pero en torno a las víctimas no se acaban las polémica y el tratamiento injusto que denota el ninguneo al que han sido sometidas tradicionalmente. Algunas voces han solicitado públicamente que se ponga una placa con su nombre y  que se investigue el nombre de los alcalainos y maquis cuyos restos descansan con ellos. En vista a los acontecimientos, habrá que esperar a otra etapa histórica, como paso en 1978 y 1993, para que ello ocurra. También quiero constatar que algunas familias de las víctimas en privado protestan porque sus restos descansen en un cementerio católico y bajo la cruz cristiana. Cuando en un principio la iglesia optó por enterrarlo en zona profana.



En fin un precioso y valioso documento este vídeo que aporta la familia Pozo y que nos permite reflexionar  sobre unos casaviejeños que fueron derrotados en la lucha por la dignidad, la libertad y la justicia.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV