25 aniversario del Viaje a Granada del IES Casas Viejas

Si hay personas que no aguanto son aquellas que te harías ricos si al comprarlas por lo que valen, luego las vendes por lo que ellas se creen que cuestan. Por eso me da cierto rubor hablar de mis cosas en este blog, aunque a mi amiga Yoli le encantan estos  tipos de post. Estoy convencido que este le va a gustar porque va sobre los viajes a Granada del IES Casas Viejas, en el que ella estuvo en el año 1995, hace 22 años.



Durante los días 14, 15 y 16 sesenta personas del Casas Viejas hemos vuelto a estar de viaje de estudios por Granada. Este año ha cumplido su 25 aniversario y creo que se merece un post por sus bodas de plata. Este viaje no es de nadie, es del IES Casas Viejas, porque nació y ha evolucionado con él. Una ocasión Tomás Retamosa, el inspector de Educación me preguntó que porque se iba tanto a Granada de excursión en este centro. Intuyó que él sabía la respuesta, pero la que le dí en ese momento consistió en marear la perdiz, espero no hacer lo mismo en esta ocasión.



Estoy convencido de que un evento como este, que se va haciendo a fuego lento y que solo ha faltado con su cita anual un año, el 2013, es una mezcla de lo que planeamos y de lo que realmente se convierte. Ya no hacen cuestionarios los alumnos o nos quedamos la noche del sábado en la discoteca, pero en esencia sigue siendo igual. Torcal, Parque de la Ciencia, Alhambra, Generalife, Catedral, Capilla.... por de día. Marcha por  la noche. No es casualidad, que exceptuando la jornada de convivencia en el campo este viaje junto a la cena de fin de curso (con sus precedentes y consecuentes) son las actividades culturales más antiguas del IES. 24 ediciones cumplirá este curso la celebración de la Semana Cultural y del Show. Y es que en este centro siempre se les ha dado una importancia especial a los alumnos de COU antes y ahora de Bachillerato. Estrategia que responde al objetivo final de conseguir que el máximo número posible de alumnos de 2º Bachillerato continúen el año próximo sus estudios. Como todo en esta vida eso no es fruto de una gran idea sino de responder a una realidad. Estamos en Casas Viejas y esa necesidad existe. 



El Viaje a Granada ha demostrado que sirve para mejorar las relaciones entre el profesorado y el alumnado, los alumnos comprueban que hay tiempo para todo y que no es incompatible conocer la catedral de Diego de Siloé con ligar con una erasmus en la sala Aliatar, aunque la segunda le guste más, obviamente. Pero a mi modo de ver el viaje a Granada tiene dos virtudes especiales. Granada es un sitio especial para que chavales de 17-18 años socialicen durante tres y cuatro días, aprendiendo y divirtiéndose a la vez, en libertad,  fuera los rígidos corsés del aula, convirtiéndose en la última excursión que hacen juntos en la Secundaria. Granada, además, les manda el mensaje subliminal que si quieren hacer y pasárselo durante cuatro o cinco años lo mismo que esos días lo único que tienen que hacer, que no es poco, es superar 2º Bachillerato. Por tanto, el viaje a Granada, es una especie de gasolina previa y necesaria para subir el último tramo del Tourmalet que es este estresante y agobiante segundo de Bachillerato. Creo que puede ser verdad que algunos nos pasemos de mimar a los alumnos y de ser demasiado paternalistas, pero no es menos cierto que trabajamos con jóvenes que no lo tienen todo lo fácil que los adultos a veces nos creemos. 



Y que estamos en Casas Viejas. Y que Casas Viejas, ya me lo dijo hace muchos años una compañera mía, tira y pesa mucho. Ha habido varias anécdotas de esta excursión que acabamos de realizar que son muy significativas. Mi amigo Antonio y yo, que hemos vuelto al ruedo después de cortarnos la coleta, nos sorprendíamos de lo que disfrutaba bailando una alumna nuestra. “Solo por eso merece la pena el viaje”. O cuando el último día a las 5,30 de la mañana en la puerta del Boom boom room una chica que habían conocido nuestras alumnas dijo que ella llegó a Granada en un viaje de estudios se enamoró de ella y sigue después de cuatro años. Por mi cabeza pasaron flash con las caras de Paqui Barberán, de Manolo Gil, Mena, Javi, Pindajo, Pablo, Norberto, Laura, Ana, Pilar, Gema, María Calero, Irene, Pepe, Luna, Carolina, Gómar, Morillo, Romero, Puyi… y muchos más. Por eso me hizo especial ilusión cuando al despedirnos del dueño del hotel este me dijo que los alumnos se habían portado muy bien, como siempre, que nos esperaba el año que viene y me preguntó por aquel maestro de Benalup que fue el primero que descubrió el Atenas. Yo le dije que el Santo estaba bien, jubilado y que él fue el que me recomendó el Atenas hace 25 años. (Pensé que el también era paternalista y mimaba a sus alumnos). El Padre Muriel también ha estado muchísimas veces en Granada y es que hay algo más en la relación entre esta y Casas Viejas que preferencias personales. Sólo del IES han estado en Granada unos 1.250 alumnos cuando cursaban segundo de bachillerato (o COU). Ojo al dato.



Por eso, cuando cerca de B-CV por Paterna hacía el balance del viaje de 2017 y recordábamos la frase Hannibal  del equipo A “Me encanta que los planes salgan bien” el gallinero pidió a corono unas palabras a la profesora Gloria. Esta optó por cantar y anuncio una canción que sabía que me gustaba especialmente. Sobreviviré de Gloria Gaynor. Claro que lloré y aquí no puedo contar porque esa es la canción de toda una generación, pero seguro que algunos lectores la conocen. No obstante, quedémonos con el mensaje que hay que sobrevivir y superar los Tourmalet, como este 2º de Bachillero que nos presenta la vida. Resistir es vencer.




Es verdad que algunos se quedan en el camino. Por ejemplo tu, Yoli, dejastes los estudios al volver del viaje. La presión y el esfuerzo es tan impresionante, ya lo sé, como la vida misma, que algunos se apartan y dicen no puedo más, aquí me quedo. A otros el nivel de corte que se pone es tan elevado que no lo superan, ya sea por cuestiones económicas, motivacionales, aptitudinales o actitudinales. Pero eso no quiere decir que los que pensamos que no pueden triunfar los que “tratan de perpetuar sus privilegios para impedir que todo cambie” (Grande Marlaska) no sigamos intentándolo porque concebimos la educación como el ascensor social más rápido y justo de los existentes y que te permite cotas de libertad e igualdad inimaginables en otros ámbitos de la vida. Por eso Yoli, el año que viene si la salud y la autoridad pertinente no lo impiden volveré a ir a Granada con los alumnos del IES Casas Viejas. Y al siguiente con Sandra, que ya tiene avisada pena de muerte si hace como la madre, porque conociendo la casta sé que ella que se apunta a un bombardeo, a Granada va, fijo. También estoy seguro que en el 2021 mi hijo también ira a Granada, porque, habrá compañeros que lo organicen. Ya se sabe, esto es Casas Viejas y aquí…. en segundo de Bachillerato, entre otras muchas cosas, se va de excursión a Granada. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV