headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco. Emigraciones en los sesenta. 19


En 1950 había 2782 personas censadas en Benalup de Sidonia. En 1960 eran 2814, en 1970 2921 y en 1981 4708. Se calcula que emigraron más del mil personas.  La emigación en los años sesenta, o mejor dicho, la expulsión brutal de más de un tercio de la población benalupense, es el resultado de unas transformaciones macroeconómicas que hizo prácticamente imposible que los hombres y las mujeres nacidos en estas tierras pudieran encontrar los recursos con los que vivir dignamente.




Paralelamente bastantes familias que vivían en los campos se trasladaron a vivir al pueblo, completando el fenómeno del éxodo rural. Terminaba una forma de vida y empezaba otra. Estamos asistiendo a la segunda revolución, después de la Neolítica, más importante ocurrida en esta tierra. El jornalero agrícola pasa mayoritariamente a proletizarse como peón de la construcción, siendo este sector el más importante. La crisis actual ha consolidado  el papel secundario del sector primario y la terciarización de la economía. 



Una vez que se produce  este enorme éxodo rural, la modernización posterior provoca la época de mayor crecimiento económico y demográfico en la historia del pueblo. Las Lomas y la construcción posibilitaron las condiciones que lo hicieron posible. La desecación de la Janda, de gran impacto medioambiental, permitió el desarrollo de una agricultura intensiva y la edificación de dos poblados (que actuarían de catapulta para el desarrollo posterior del sector de la construcción) convirtiéndose  en un punto de inflexión en la historia de la comarca. 



En el panel fotografías de la antigua laguna y de la familia Barberán Quirós viviendo en las Lomas en chozas en la temporada del algodón.


0 comentarios: