headerphoto

Los albañiles de Benalup-Casas Viejas. De profesión buscavidas. 5

Foto Mintz
En la entrada anterior de esta serie sobre los albañiles me centraba en como su monopolización del sector productivo benalupense había provocado la construcción de un nuevo pueblo, erradicándose definitivamente las chozas y como ello estaba relacionada con el ADN de este pueblo. La segunda gran característica también está relacionada con su esencia histórica, con su carácter migrante y buscavidas que le da el hecho de ser un pueblo joven y de aluvión. Si en toda la provincia gaditana y la región andaluza desde el 75 hasta el 2007 la construcción ha copado el primer rol del sector productivo, en Benalup-Casas Viejas lo ha hecho con unos datos más amplios. 

En Benalup-Casas Viejas no ha habido emigraciones temporales del tipo de la vendimia a Francia o los hoteles a la Costa Brava o del Sol, como ha sido tradicional y típico en otros lugares de Andalucía. Pero eso no quiere decir que no haya habido emigraciones temporales. Si han existido pero de carácter pendular. 



Cuando el carbón dejó de ser la actividad económica principal de la zona, apareció la construcción, que va tomando fuerza a medida que pierde vigor la agricultura y la ganadería como actividades demandantes de mano de obra. La construcción va a ir extendiéndose progresivamente hasta convertirse en la actividad principal y sustentadora de la economía benalupense. La gran característica, desde siempre hasta ahora, de los albañiles benalupenses es que han buscado el trabajo donde hiciese falta y donde hubiera mejores condiciones laborales. 



Durante mucho tiempo los albañiles se quedaban en Marbella, o en Estepona o en Puertobanus, Manilva… meses enteros trabajando sin venir a casa, progresivamente fue disminuyendo a semanas y hasta que al final del proceso eran mayoría los que iban y venían en el día a trabajar. Esta emigración pendular motivada por la construcción está en la base de que durante algún tiempo Benalup-Casas Viejas tuvieran el parque automovilístico de más alta cilindrada de España. Además el sector de la construcción benalupense se especializó en la albañilería, teniendo buena fama en todo el sector. Según un estudio que hicieron Vero y Santos en el 2005 la carretera del Castaño a la que en el pueblo se le denomina de los albañiles tenía una densidad de tráfico por las mañanas  y por las tardes 4 veces superior que en las horas centrales del día y diez veces superior que los fines de semana.  



Se dice en el trabajo de Norberto y otros ya citado: "La gente de Benalup es muy aventurera y fueron de los primeros de la comarca que fueron a trabajar fuera porque además había más trabajo, ahora siguen su rutina y también hay que contar que siguen cobrando más. Otra diferencia es que antes eran mucho más albañiles, sabían hacer de todo y su trabajo era más artesanal, ahora están mucho más especializados. El auge de Benalup como pueblo no es el campo de golf; es el dinero que traen los trabajadores de la construcción. Estos trabajadores, refiriéndonos al dinero que ganan, lo ganan parte en dinero “blanco” y parte en dinero “negro” que ellos mismos lo piden. Se gana mucho dinero, desde 1800 € (300.000 pts.) para arriba... También hay que destacar que la construcción es muy inestable y se puede demostrar con las crisis sufridas a lo largo del tiempo". Mintz lo cuenta así en Coplas de Carnaval: "Mientras la industria turística se desarrollaba, muchos hombres de la localidad empezaron a trabajar  como peones eventuales  de la construcción en busca de empresas florecientes a lo largo de la costa mediterránea. Como los lugares de trabajo estaban demasiado lejos de Benalup para ir y venir cada día, durante la semana, los trabajadores o pagaban por una habitación para dormir en algún lugar cercano, o improvisaban literas en el sótano del edificio en construcción. Allí instalaban cocinas portátiles  para preparar su café matutino y la mayoría de sus comidas diarias. Cada sábado por la tarde, los trabajadores volvían a Benalup. Pasaban el domingo en casa y, antes del amanecer del lunes, tomaban el autobús o marchaban con alguien en coche a sus lugares de trabajo "
Para este post no tenía fotos suficientes disponibles. Me encantaría que me mandárais algunas relacionadas con lo que aquí se cuenta o que lo pongáis en el facebook de Luisa.

0 comentarios: